Epifanía: Aventura autojugable con zombies y solidaria

Portada de Epifania Los de NoSoloRol han decidido empezar el año de forma solidaria, y han puesto a la venta en pdf una aventura autoconcluyente y autojugable llamada ‘Epifanía‘. En ella, tres supervivientes de un apocalipsis zombie, de esos que tanto nos gustan por aquí, tratan de salvar a una mujer que está punto de dar a luz en Nochebuena. Como escenario, un centro comercial sitiado por hordas de devoradores de cerebros.

Y lo de solidaria viene porque todos los beneficios de la venta del pdf van directos a la asociación Ayudar Jugando. Para los que no os suene, esta asociación organiza eventos lúdicos en los que recauda fondos para niños desfavorecidos, les dan asistencia, juguetes, y demás alegrías a las que normalmente no tendrían acceso.

El módulo, el primero compatible con NSd20, ha sido creado por Pedro J. Ramos y Manuel J. Sueiro. Sus 22 paginitas salen por un donativo de 5 euros, íntegro para Ayudar Jugando. La portada es soberbia, por cierto.

Sitio oficial | NoSoloRol y Veinticinco Horas al Día
Más información | Ayudar Jugando
En ZonaFandom | Entrevista a Manuel J. Sueiro sobre NSd20

Etiquetas

Alkar @bidorto

Vivo en las afueras de Málaga. El tiempo que me deja libre mi trabajo como analista acústico me gusta dedicarlo a la subcultura. No recuerdo cuando empecé a leer cómics pero por casa, en Jerez, siempre hubo tomos de Asterix y grapas de Mortadelo. Lo que realmente me abrió a la cultura alternativa fue una partida de Star Wars d6. Al poco estaba en la reunión inaugural del Club Dragom, en Jerez. Gracias a este grupo montamos varias jornadas y pude probar de todo: MERP, Rolemaster, Ragnarok, Runequest, AD&D, La Llamada de Cthulhu, Cyberpunk, Vampiro, Lobo, Mago, Fanhunter, Shadowrun, Mutantes en la sombra, Magic, Battletech, Mechwarrior, Warhammer… hasta ¡Niños!, El Juego de Rol de los Niños de Goma. En esa época me volví irremediablemente Tolkiendili, y adicto a la literatura épica y fantástica. Poco antes de mudarme a Málaga me presentaron a Pratchett, y comenzó la caza de ejemplares descatalogados en ferias de ocasión. Increíblemente, encontré a una malagueña que, sin ser rolera, comparte muchos de mis gustos y hace chistes sobre la Patrulla X. Aceptó casarse conmigo, aunque no me dejó cortar la tarta con Nársil. “Mola, pero es un muy grande. Quizás un sable de luz…”

Compartir este Artículo en