El año caótico del rol (y III): 4ª Edición ¿Una nueva crisis?

D&D 4ª EdiciónHabíamos hecho una pausa con el anuncio por parte de Wizards of the Coast del nuevo sistema de licencias de 4ª Edición de D&D, que se produjo a mediados de Abril. WotC presentó la denominada D&D 4E GSL, la nueva licencia que viene a sustituir a la d20STL. Esta licencia permitirá a otras editoriales la publicación de material compatible con D&D4E, con la posibilidad de incluir el logotipo de ‘Compatible con D&D’. La versión definitiva de la licencia se lanzará junto con D&D4E a principios de Junio, y la fecha para poder publicar material basado en D&D4E STL será el 1 de Octubre de 2008.

Pero en la misma nota, WotC ya hizo una de las suyas: La licencia d20 GSL, sustituta de la d20 OGL, sólo podrá ser utilizada para la publicación de material que no sea de fantasía (medieval, se entiende). Y cuando se empezaron a conocer más detalles, la cosa fue a peor. Empezaron a surgir rumores… cuando algunos de los peores se confirmaron, muchos pensaron que por fin la estrategia rastrera de WotC quedaba al descubierto.

Dungeon Master's Guide 4ELa GSL va a ser incompatible con la antigua OGL. Esto quiere decir que si una editorial estaba publicando Funcionarius d20, el juego de rol épico-burocrático basado en la licencia 3.5, y quiere actualizarlo al nuevo sistema de reglas, deberá abandonar la producción y venta del material con licencia antigua. Y por supuesto deberá abandonar o rehacer por completo Opositioner Pro, la ampliación que estaba ya en fase de testing. Para las editoriales que venden PDFs puede no suponer mucho, pero de nuevo nos encontramos con pilas de libros recién salidos de imprenta que son candidatos al contenedor de reciclaje.

Algunas semanas más tarde, y ante el desconcierto general, WotC publicó una serie de preguntas frecuentes, en las que se aclaraban algunos aspectos del nuevo sistema de licencias. Para alivio de más de uno, dejaban claro que el sistema de licencias se aplicaba a la línea y no a toda la editorial. De esta forma, la editorial del ejemplo puede mantener la línea de Funcionarius en 3.5E, mientras que publica en 4E la nueva línea Caracol Farmer Deluxe.

Nuevo logotipo de d20Y una puñalada más. El sistema d20 cambia de logotipo, y la licencia obliga a actualizar el logo en todas las publicaciones. De nuevo, las editoriales que venden PDFs no tienen problema alguno, pero los libros de 3.5E en estanterías de tiendas tienen fecha de caducidad, impuesta por WotC. Habrá saldos, eso parece claro. ¿Hacía falta cambiar de logotipo, por uno que personalmente me parece más anticuado? Esto desde luego no tiene justificación alguna: es hacer daño por hacer daño y punto.

Así que las editoriales tienen unos pocos meses para decidir su estrategia. Puedes optar por mantener todas o algunas de tus líneas en 3.5E, con la incertidumbre de cómo reaccionarán los jugadores, si se pasarán de forma masiva a 4E o no. Puedes pasar tus líneas a 4E, teniendo que descartar el stock e invertir en el desarrollo de los nuevos manuales, y correr el riesgo de que los jugadores rechacen la nueva edición y prefieran mantenerse en 3.5E. O puedes tirar por la calle de enmedio, y mandar a tomar viento las licencias de WotC, que es mi recomendación personal.

Portada de PathfinderPaizo ha sido de las primeras editoriales en mojarse, y ya ha anunciado que Pathfinder se mantendrá en 3.5, o más bien en una 3.5 mejorada. De hecho, si la jugada le sale bien puede verse muy reforzada, y aglutinar a los desertores de 4E. Pero no son pocas las que están optando por no pasar a 4E, o por mudarse a otras licencias como True20. Y las que ya están preparando la mudanza a 4E. En resumen, que vamos a tener movida de aquí a Octubre, y habrá que estar atentos a las maniobras de cada editorial. Y alguna caerá, como ya sucedió…

Más en ‘El año caótico del rol’: I – El nacimiento del sistema d20, II – La revolución d20
Sitio oficial | Nota de prensa de WotC, FAQ D&D 4E
Más información | FrankenRol, Frikiverso, Aventuras en la Marca del Este

Etiquetas

Alkar @bidorto

Vivo en las afueras de Málaga. El tiempo que me deja libre mi trabajo como analista acústico me gusta dedicarlo a la subcultura. No recuerdo cuando empecé a leer cómics pero por casa, en Jerez, siempre hubo tomos de Asterix y grapas de Mortadelo. Lo que realmente me abrió a la cultura alternativa fue una partida de Star Wars d6. Al poco estaba en la reunión inaugural del Club Dragom, en Jerez. Gracias a este grupo montamos varias jornadas y pude probar de todo: MERP, Rolemaster, Ragnarok, Runequest, AD&D, La Llamada de Cthulhu, Cyberpunk, Vampiro, Lobo, Mago, Fanhunter, Shadowrun, Mutantes en la sombra, Magic, Battletech, Mechwarrior, Warhammer… hasta ¡Niños!, El Juego de Rol de los Niños de Goma. En esa época me volví irremediablemente Tolkiendili, y adicto a la literatura épica y fantástica. Poco antes de mudarme a Málaga me presentaron a Pratchett, y comenzó la caza de ejemplares descatalogados en ferias de ocasión. Increíblemente, encontré a una malagueña que, sin ser rolera, comparte muchos de mis gustos y hace chistes sobre la Patrulla X. Aceptó casarse conmigo, aunque no me dejó cortar la tarta con Nársil. “Mola, pero es un muy grande. Quizás un sable de luz…”

Compartir este Artículo en