Crystal Caste: Dados extravagantes para roleros ricachones

Dados de plata de Crystal Case
Todos sabemos que el rolero medio suele disponer de una cuenta corriente saneada, envidiable, que le permite soltar con total tranquilidad varios cientos de euros en manuales cada semana. Por desgracia, se veía obligado a lanzar, incluso tocar, unos simples dados de plástico que, con suerte, simulaban ser baratijas de colores. Eso se acabó, gracias a los extravagantes dados de Crystal Castle.

Esta empresa está especializada en fabricar dados de materiales fuera de lo común, y no me refiero a gemas preciosas, o al menos no sólo a gemas. Es una vacilada curiosa hacer una tirada con dados de amatista tallada, pero el rolero adinerado apreciará la delicia de sacar un crítico con un dado fabricado a partir de un meteorito, o de un fósil de megalodón.

Hay dados fabricados con lapislazuli, amatista, plata, bronce, chapados en oro… Los más económicos pueden salir por cinco dólares la unidad, pero los fabricados con materiales más raros pueden subir hasta los 300 dólares. Os dejo unas cuantas imágenes, por desgracia de baja resolución.

Galería de fotos

(Haz click en una imagen para ampliarla)

02009F.gif
02015F.gif
02018F.gif
02019F.gif
02101F.gif
02102F.gif
02105F.gif
02514F.gif

Sitio oficial | Crystal Caste

Etiquetas

Alkar @bidorto

Vivo en las afueras de Málaga. El tiempo que me deja libre mi trabajo como analista acústico me gusta dedicarlo a la subcultura. No recuerdo cuando empecé a leer cómics pero por casa, en Jerez, siempre hubo tomos de Asterix y grapas de Mortadelo. Lo que realmente me abrió a la cultura alternativa fue una partida de Star Wars d6. Al poco estaba en la reunión inaugural del Club Dragom, en Jerez. Gracias a este grupo montamos varias jornadas y pude probar de todo: MERP, Rolemaster, Ragnarok, Runequest, AD&D, La Llamada de Cthulhu, Cyberpunk, Vampiro, Lobo, Mago, Fanhunter, Shadowrun, Mutantes en la sombra, Magic, Battletech, Mechwarrior, Warhammer… hasta ¡Niños!, El Juego de Rol de los Niños de Goma. En esa época me volví irremediablemente Tolkiendili, y adicto a la literatura épica y fantástica. Poco antes de mudarme a Málaga me presentaron a Pratchett, y comenzó la caza de ejemplares descatalogados en ferias de ocasión. Increíblemente, encontré a una malagueña que, sin ser rolera, comparte muchos de mis gustos y hace chistes sobre la Patrulla X. Aceptó casarse conmigo, aunque no me dejó cortar la tarta con Nársil. “Mola, pero es un muy grande. Quizás un sable de luz…”

Compartir este Artículo en