Critical Fumble Deck

Dado ensangrentado
¡Ah, las pifias! Cuánto momento de tensión morbosa y surrealista, cuántas anécdotas y tardes de risa han dado, en los momentos en los que uno de tus compañeros de mesa veía como sus flamantes ‘dados de la suerte’, que sólo él podía tocar, se plantaban en 1, o en 01 si la tirada era de 1d100.

Para animar las partidas, Paizo lanza ‘Critical Fumble Deck’, una nueva entrega de sus ‘Ayudas al DM’. En este caso se trata de una baraja con 52 cartas en las que se describen situaciones críticas interesantes (en el sentido de ‘dios mio dios mio, mi PJ va a morir’) causadas por momentos de falta de concentración, espadas que se doblan justo cuando te topas con Verminaard al doblar una esquina, o a hechizos que lanzas usando belladona adulterada. Si algún PJ pifia, sólo tiene que robar una carta, y esperar a que el DM decore la situación que le toque. Bueno, eso y el cachondeo general.

Cada una de las cartas recoge cuatro pifias distintas de otros tantos tipos de situaciones en las que has sacado un crítico de los chungos: cuerpo a cuerpo, proyectiles, ataques naturales y magia. Aunque está diseñada para juegos fantásticos de ambientación medieval, no es complicado adaptarlos a otros juegos, para ver si se te encasquilla la pistola si en lugar de Verminaard, con quien te cruzas es con Yog Sothoth. Puedes ver algunas cartas tras el salto.

En la serie de ayudas al DM, Paizo disponía ya de ‘Critical Hit Deck’, similar pero destinada a cuando son críticos ‘de los buenos’. Normalmente aquí también se suelen alegrar los compañeros, pero hay más palmadas y menos risas, eso seguro. Aún recuerdo cuando mi medio-elfo Palandil sacó una tirada abierta de 265 y le endosó 20 puntos de daño a un tal Annatar, Señor de los Dones, sin saber que tras ese nombre se escondía un tipo conocido más tarde como Sauron. Se molestó un poco…

Galería de fotos

(Haz click en una imagen para ampliarla)

PZO3004_500.jpeg
PZO3004-36_500.jpeg
PZO3004-48_500.jpeg
PZO3004-Card37_500.jpeg
PZO3004-Card4_500.jpeg
PZO3004-Rules1_500.jpeg

Vía | Aventuras en La Marca del Este
Sitio oficial | Paizo Publishing

Etiquetas

Alkar @bidorto

Vivo en las afueras de Málaga. El tiempo que me deja libre mi trabajo como analista acústico me gusta dedicarlo a la subcultura. No recuerdo cuando empecé a leer cómics pero por casa, en Jerez, siempre hubo tomos de Asterix y grapas de Mortadelo. Lo que realmente me abrió a la cultura alternativa fue una partida de Star Wars d6. Al poco estaba en la reunión inaugural del Club Dragom, en Jerez. Gracias a este grupo montamos varias jornadas y pude probar de todo: MERP, Rolemaster, Ragnarok, Runequest, AD&D, La Llamada de Cthulhu, Cyberpunk, Vampiro, Lobo, Mago, Fanhunter, Shadowrun, Mutantes en la sombra, Magic, Battletech, Mechwarrior, Warhammer… hasta ¡Niños!, El Juego de Rol de los Niños de Goma. En esa época me volví irremediablemente Tolkiendili, y adicto a la literatura épica y fantástica. Poco antes de mudarme a Málaga me presentaron a Pratchett, y comenzó la caza de ejemplares descatalogados en ferias de ocasión. Increíblemente, encontré a una malagueña que, sin ser rolera, comparte muchos de mis gustos y hace chistes sobre la Patrulla X. Aceptó casarse conmigo, aunque no me dejó cortar la tarta con Nársil. “Mola, pero es un muy grande. Quizás un sable de luz…”

Compartir este Artículo en