‘Carrera de Tortugas’, Homolúdicus trae otro de Knizia [TdN09]

Tablero de Carrera de Tortugas

Homolúdicus distribuirá ‘Carrera de Tortugas’, una creación de Reiner Knizia. Se trata de un juego infantil que, muy al estilo característico del doctor, combina cartas con tablero. En este caso, cada uno de los hasta cinco jugadores dispone de una tortuguita, asignada al azar y de forma secreta, que deberá llevar a la meta.

Las cartas permitirán avanzar o retroceder a las tortugas… pero la mayoría de ellas están asignadas al movimiento de una tortuga concreta, por lo que no siempre dispondremos de avances para nuestra tortuga. También hay otras que avanzan a una tortuga de tu elección, o a la más retrasada.

Cuando una tortuga cae en una casilla donde ya hay otra no se la come y cuenta veinte… en lugar de eso, se van apilando encima unas de otras. Y aquí es donde viene el giro interesante.

Si se mueve una tortuga, se van con ella todas las que tiene encima. Si una tortuga tiene otras encima y debajo, al moverse se divide la pila. Por lo tanto, si no tenemos cartas para avanzar nuestra tortuga roja, sólo hay que esperar a que alguien la suba a la amarilla, y hacer avanzar a esta última, por ejemplo. Con este detalle, el juego crea una mecánica sencilla pero interesante. Al final, gana la tortuga que llega a la meta primero, aunque tenga otras tortugas encima.

Cartas de Carrera de Tortugas

Sin embargo, en Homolúdicus le han dado un par de vueltas a esta mecánica y propondrán un par de reglas alternativas, convirtiendo el juego infantil en uno más enfocado a adultos, pues la estrategia se vuelve más rica y compleja. Probé esta versión en las jornadas Tierra de Nadie, y gana bastante.

En lugar de partidas rápidas de cinco minutos, se pasa a tres rondas. Se puntúa de cinco a uno según el orden de las tortugas cuando una alcanza la meta, y gana la tortuga que vaya encima de una pila, no la de debajo. Con estos sencillos cambios, te puede resultar interesante permitir que otra tortuga venza para que otra no gane, aunque no sea la tuya, y esperar a la siguiente ronda.

Como además la tortuga de cada jugador es secreta, debes tratar de averiguar cuál es la que no puede ganar en la siguiente ronda, a través de los movimientos del resto de jugadores. Recordad que normalmente no mueves tu tortuga, porque tus cartas te van a obligar a tener que trabajar con otras… Y debes tratar de quitarte de encima a las tortugas que suban a la tuya.

Review de Carrera de Tortugas: tres estrellitas post-apocalípticas y media No sé si estoy siendo suficientemente claro. Es el típico juego que al probarlo lo entiendes al instante, pero que es difícil de explicar. Es un juego infantil, con colores llamativos, y mecánica sencilla, pero con los cambios del equipo de Pol Cors, también los adultos podrán disfrutar al máximo en agrasivas rondas, manteniendo unas reglas igual de simples. Hala, tres estrellitas apocalípticas y media que se lleva.

Saldrá a la venta el 1 de septiembre por 18 euros, pues acaba de llegar a los almacenes de la editorial recién traducido.

En ZonaFandom | Homolúdicus y Tierra de Nadie

Galería de fotos

(Haz click en una imagen para ampliarla)

DSC01435.JPG
DSC01436.JPG
DSC01437.JPG
DSC01443.JPG
DSC01444.JPG
DSC01445.JPG
DSC01446.JPG
DSC01447.JPG
DSC01448.JPG

Etiquetas

Alkar @bidorto

Vivo en las afueras de Málaga. El tiempo que me deja libre mi trabajo como analista acústico me gusta dedicarlo a la subcultura. No recuerdo cuando empecé a leer cómics pero por casa, en Jerez, siempre hubo tomos de Asterix y grapas de Mortadelo. Lo que realmente me abrió a la cultura alternativa fue una partida de Star Wars d6. Al poco estaba en la reunión inaugural del Club Dragom, en Jerez. Gracias a este grupo montamos varias jornadas y pude probar de todo: MERP, Rolemaster, Ragnarok, Runequest, AD&D, La Llamada de Cthulhu, Cyberpunk, Vampiro, Lobo, Mago, Fanhunter, Shadowrun, Mutantes en la sombra, Magic, Battletech, Mechwarrior, Warhammer… hasta ¡Niños!, El Juego de Rol de los Niños de Goma. En esa época me volví irremediablemente Tolkiendili, y adicto a la literatura épica y fantástica. Poco antes de mudarme a Málaga me presentaron a Pratchett, y comenzó la caza de ejemplares descatalogados en ferias de ocasión. Increíblemente, encontré a una malagueña que, sin ser rolera, comparte muchos de mis gustos y hace chistes sobre la Patrulla X. Aceptó casarse conmigo, aunque no me dejó cortar la tarta con Nársil. “Mola, pero es un muy grande. Quizás un sable de luz…”

Compartir este Artículo en