Bad Dragon, juguetes eróticos draconiles [Frikada de la Semana]

Antrodragona (versión censurada)

¿Tienes fantasías eróticas con dragones o con cocatrices? No es una pregunta que hubiera pensado que llegara a plantear cuando nació ZonaFandom (ni lo de censurar la imagen de una dragona tampoco). Pero resulta que hemos dado con Bad Dragon, una tienda que ofrece todo tipo de juguetes eróticos inspirados en criaturas fantásticas, y quién sabe, quizás haya entre el público alguien interesado.

En Bad Dragon ofrecen consoladores artesanales (y algunas vaginas de silicona), junto a ilustraciones de las criaturas en las que se basan, con nombres tan “sugerentes” como la Antrodragona o Vergil el Dragón Goteante. Como son artesanales, ofrecen la posibilidad de adquirirlos en una gran gama de colores, degradados, tamaños y firmezas, así como con múltiples accesorios.

Sirven pedidos a prácticamente todo el mundo, así que si a alguien le da por comprar alguno y quiere comentarnos qué tal funcionan… le agradeceríamos que se lo guardara para sí y no nos contara los detalles. Gracias a Susana Font por toparse con esta frikada y pensar al momento en el equipo de ZonaFandom.

Sitio oficial | Bad Dragon
En ZonaFandom | La Frikada de la Semana

Etiquetas

Alkar @bidorto

Vivo en las afueras de Málaga. El tiempo que me deja libre mi trabajo como analista acústico me gusta dedicarlo a la subcultura. No recuerdo cuando empecé a leer cómics pero por casa, en Jerez, siempre hubo tomos de Asterix y grapas de Mortadelo. Lo que realmente me abrió a la cultura alternativa fue una partida de Star Wars d6. Al poco estaba en la reunión inaugural del Club Dragom, en Jerez. Gracias a este grupo montamos varias jornadas y pude probar de todo: MERP, Rolemaster, Ragnarok, Runequest, AD&D, La Llamada de Cthulhu, Cyberpunk, Vampiro, Lobo, Mago, Fanhunter, Shadowrun, Mutantes en la sombra, Magic, Battletech, Mechwarrior, Warhammer… hasta ¡Niños!, El Juego de Rol de los Niños de Goma. En esa época me volví irremediablemente Tolkiendili, y adicto a la literatura épica y fantástica. Poco antes de mudarme a Málaga me presentaron a Pratchett, y comenzó la caza de ejemplares descatalogados en ferias de ocasión. Increíblemente, encontré a una malagueña que, sin ser rolera, comparte muchos de mis gustos y hace chistes sobre la Patrulla X. Aceptó casarse conmigo, aunque no me dejó cortar la tarta con Nársil. “Mola, pero es un muy grande. Quizás un sable de luz…”

Compartir este Artículo en