¿’Angry Birds’ como juego de mesa? Pues sí

Angry Birds: Knock on Wood

‘Angry Birds: Knock on Wood’. Lo veo y no lo creo. Ese agujero negro de la productividad que creó Rovio para iPhone, que dio el salto a Android, y al que ya puede jugarse en casi cualquier plataforma, pretende conquistar un nuevo frente: los juegos de mesa.

Si te cansas de dar dedazos a pantallas táctiles, este año tendrás la opción de lanzar tres pajaritos de plástico contra cuatro cerditos verdes y catorce bloques de distintas formas. Un jugador debe montar una estructura según se indica en las cartas de misión (hay 56 diferentes), y el otro debe tratar de tumbarla.

Según lo que logres tirar recibes más o menos puntos, como en el videojuego. Aquel que tenga mayor puntería con el tirachinas pajaril, alcanzando antes los 1000 puntos, gana la partida.

El juego saldrá a la venta por 14.95 dólares. Eso quiere decir que en España no bajará de los 30 euros, si sigue la tendencia habitual. Pero incluso al precio original, no le veo mucho sentido. En Android lo tengo gratis, y con muchos más niveles. ¿Qué pensáis? Aquí tenéis más imágenes para que veáis cómo quedará el juego.

Galería de fotos

(Haz click en una imagen para ampliarla)

angry-birds-knock-on-wood-2-noscale.jpg
angry-birds-knock-on-wood-4-noscale.jpg
angry-birds-knock-on-wood-5-noscale.jpg
angry-birds-knock-on-wood-6-noscale.jpg
angry-birds-knock-on-wood-7-noscale.jpg

Vía | Nerd Bastards, visto en el Twitter de Juan Diego Polo
En Applesfera | Angry Birds: en la sencillez radica el secreto

Etiquetas

Alkar @bidorto

Vivo en las afueras de Málaga. El tiempo que me deja libre mi trabajo como analista acústico me gusta dedicarlo a la subcultura. No recuerdo cuando empecé a leer cómics pero por casa, en Jerez, siempre hubo tomos de Asterix y grapas de Mortadelo. Lo que realmente me abrió a la cultura alternativa fue una partida de Star Wars d6. Al poco estaba en la reunión inaugural del Club Dragom, en Jerez. Gracias a este grupo montamos varias jornadas y pude probar de todo: MERP, Rolemaster, Ragnarok, Runequest, AD&D, La Llamada de Cthulhu, Cyberpunk, Vampiro, Lobo, Mago, Fanhunter, Shadowrun, Mutantes en la sombra, Magic, Battletech, Mechwarrior, Warhammer… hasta ¡Niños!, El Juego de Rol de los Niños de Goma. En esa época me volví irremediablemente Tolkiendili, y adicto a la literatura épica y fantástica. Poco antes de mudarme a Málaga me presentaron a Pratchett, y comenzó la caza de ejemplares descatalogados en ferias de ocasión. Increíblemente, encontré a una malagueña que, sin ser rolera, comparte muchos de mis gustos y hace chistes sobre la Patrulla X. Aceptó casarse conmigo, aunque no me dejó cortar la tarta con Nársil. “Mola, pero es un muy grande. Quizás un sable de luz…”

Compartir este Artículo en