Análisis: Pathfinder RPG Beta (I)

Pathfinder RPG Beta

Como comentamos en su día, desde mediados de Agosto tenemos acceso a la beta definitiva de Pathfinder RPG, el sistema con el que Paizo Publishing pretende recoger a todos los jugadores de Dungeons&Dragons que reniegan de la 4ª Edición. Prometí hacer un análisis cuando lo hubiera revisado entero… y he tardado más de lo previsto.

Si como yo revisasteis la última alpha, habréis notado que el contenido de ésta ha pasado prácticamente intacto a la beta, y que Jason Bulmahn se ha limitado a ampliarla con las secciones que ha ido redactando entre una y otra. Por tanto, las novedades son estas nuevas secciones, destacando las secciones de combate, magia, equipamiento, generación de personajes y glosario. Y el sabor que me han dejado es agridulce.

Para empezar, me ha chocado que ahora sólo se ofrezca la versión ilustrada del manual. En revisiones anteriores, podías descargar una sin fondos perfecta para imprimir, pero ahora sólo está la completa. Parece una chorrada, pero esto es más bien un documento de trabajo, por lo que lo cuento como minipunto negativo.

Otro feo detalle es que de la alpha a la beta ni siquiera se han molestado en corregir muchas erratas. Casi todas son menores, pero… ¿no se supone que la función de una alpha es ir puliendo los fallos? Hay párrafos que tienen un estilo de texto diferente al del anterior, en todos los hechizos de la escuela «Abjuration» pone «Aburation»…

Pathfinder RPG Beta

Vamos a temas más importantes. Hay un aspecto del enfoque de Paizo que me ha decepcionado. Vale que la meta prioritaria de Pathfinder RPG es la de captar a los jugadores que desean seguir utilizando su material de 3.x Edición, pero ¿no sería interesante ganar también a nuevos jugadores? Si leemos el manual como si no supiéramos nada de 3.0 ó 3.5, nos damos cuenta de que nadie parece haber pensado en los nuevos jugadores. Las pruebas son demasiado claras.

Un ejemplo es que no se indica que el sistema de combate necesita miniaturas. Vale, sí, quizás sea una obviedad para casi todos, pero si llegara de nuevas a una tienda, comprara este manual «por haber escuchado hablar bien de él», y de repente en capítulo 9, combate, sobre la página 130, en un parrafito empiecen a hablar de miniaturas, me preguntaría que por qué nadie me ha avisado. Otro tema, la generación de un personaje no queda del todo clara para un neófito, puesto que la definición y cálculo de las bonificaciones están repartidos por medio manual, y algunos detalles (como «Resistencia a Hechizos») no están ni siquiera definidos en ningún sitio.

Algunos de estos fallos se arreglarían con un capítulo de introducción que hablara del juego, en lugar de lo bonito que es el proyecto colaborativo de Paizo para crear un manual escuchando a los jugadores. También reorganizando un poco las secciones, para que rellenar la hoja no nos obligue a leer el manual entero. ¿Tan difícil era resumir en una página cómo calcular el CMB, las tiradas de salvación, etc, y después ampliar en detalle en la sección correspondiente?

Pero no quiero quedarme sólo en lo negativo. Mañana comentaremos acerca de las novedades y mejoras que incluye esta beta, y la valoraremos en conjunto.

Etiquetas

Alkar @bidorto

Vivo en las afueras de Málaga. El tiempo que me deja libre mi trabajo como analista acústico me gusta dedicarlo a la subcultura. No recuerdo cuando empecé a leer cómics pero por casa, en Jerez, siempre hubo tomos de Asterix y grapas de Mortadelo. Lo que realmente me abrió a la cultura alternativa fue una partida de Star Wars d6. Al poco estaba en la reunión inaugural del Club Dragom, en Jerez. Gracias a este grupo montamos varias jornadas y pude probar de todo: MERP, Rolemaster, Ragnarok, Runequest, AD&D, La Llamada de Cthulhu, Cyberpunk, Vampiro, Lobo, Mago, Fanhunter, Shadowrun, Mutantes en la sombra, Magic, Battletech, Mechwarrior, Warhammer… hasta ¡Niños!, El Juego de Rol de los Niños de Goma. En esa época me volví irremediablemente Tolkiendili, y adicto a la literatura épica y fantástica. Poco antes de mudarme a Málaga me presentaron a Pratchett, y comenzó la caza de ejemplares descatalogados en ferias de ocasión. Increíblemente, encontré a una malagueña que, sin ser rolera, comparte muchos de mis gustos y hace chistes sobre la Patrulla X. Aceptó casarse conmigo, aunque no me dejó cortar la tarta con Nársil. “Mola, pero es un muy grande. Quizás un sable de luz…”

Compartir este Artículo en