Análisis de la Game System License, ya disponible

Logotipo de la GSL, indicando que los manuales oficiales son obligatorios
Wizards of the Coast ha publicado ya el texto completo de la Game System License (GSL), el sistema de licencia asociado a la 4ª Edición de Dungeons&Dragons, y que pretende sustituir a la antigua Open Gaming License (OGL). Y digo pretende, porque en realidad van a coexistir.

Es interesante revisar las novedades que se conocen ahora que se ofrece el texto completo, sobre todo para las muchas editoriales que estaban con la duda de hasta qué punto les iba a afectar el nuevo sistema de licencia.

* Cuando comentamos el caos en el panorama rolero durante este 2008, adelantamos que la nueva GSL iba a forzar a las editoriales que la adoptaran en alguna de sus líneas, a dejar de editar material de la OGL de dicha línea. Y que al cambiar el logotipo de d20, el material en stock iba a ir a reciclaje. Afortunadamente, Wizards no ha sido tan rastrera, y la GSL permite que se venda el stock en papel, aunque sí obliga a modificar de inmediato las versiones en PDF.

Nuevo logotipo de d20

* Hay una nueva cláusula para desalentar a los que sólo quieran hacer la prueba a ver qué tal les funciona la cosa: si se pasa una línea a la nueva licencia, y la editorial vuelve a editar en la antigua, Wizards les recova la licencia. Así que cuando te cambies a GSL, no hay marcha atrás.

* El material publicado bajo la GSL no puede reproducir partes del System Reference Document (SRD), que son los elementos básicos del sistema. La principal consecuencia es que se requieren siempre los manuales oficiales de D&D para jugar a cualquier variación que se lance bajo la GSL, por fuerza, tal y como se indica en el mismísimo logo de la GSL (imagen de cabecera de este post).

* También dejan fuera de la GSL a los sitios web, y a todo software que haga referencia al SRD, así que no se permitirán, por ejemplo, generadores de personajes que no sean los que venda Wizards.

* Y escarmentada de sus intentos de echar abajo su propia OGL, en la nueva GSL han incluido una cláusula de las llamadas ‘salvaculos’: los de Wizards unilateralmente pueden revocar cualquier licencia. Así, sin más. La llamada de la ‘muette’.

Creo que a las grandes les va a resultar poco interesante el salto a la GSL. Quizás alguna editorial independiente, y poco más. Necromancer Games, una de las primeras editoriales que ya había anunciado a bombo y platillo que se pasaba a GSL sin ni siquiera leer la licencia, se habría retractado ya de esa decisión, ampliando su acuerdo con Paizo Publishing para adaptar sus líneas a Pathfinder RPG. O al menos eso indica Turbiales, de Frikiverso, aunque no he podido contrastar estas afirmaciones (Necromancer Games aún mantiene el salto a 4ª Edición en su página oficial).

De nuevo, creo Wizards está sobreestimando sus bazas, para regocijo de Paizo. El champán debe estar corriendo por las oficinas de esta compañía, pensando en la cantidad de editoriales que empezarán a llamar a su puerta, evitando publicar fuera de la draconiana GSL.

Sitio oficial | Wizards of the Coast
Vía | Frikiverso

Etiquetas

Alkar @bidorto

Vivo en las afueras de Málaga. El tiempo que me deja libre mi trabajo como analista acústico me gusta dedicarlo a la subcultura. No recuerdo cuando empecé a leer cómics pero por casa, en Jerez, siempre hubo tomos de Asterix y grapas de Mortadelo. Lo que realmente me abrió a la cultura alternativa fue una partida de Star Wars d6. Al poco estaba en la reunión inaugural del Club Dragom, en Jerez. Gracias a este grupo montamos varias jornadas y pude probar de todo: MERP, Rolemaster, Ragnarok, Runequest, AD&D, La Llamada de Cthulhu, Cyberpunk, Vampiro, Lobo, Mago, Fanhunter, Shadowrun, Mutantes en la sombra, Magic, Battletech, Mechwarrior, Warhammer… hasta ¡Niños!, El Juego de Rol de los Niños de Goma. En esa época me volví irremediablemente Tolkiendili, y adicto a la literatura épica y fantástica. Poco antes de mudarme a Málaga me presentaron a Pratchett, y comenzó la caza de ejemplares descatalogados en ferias de ocasión. Increíblemente, encontré a una malagueña que, sin ser rolera, comparte muchos de mis gustos y hace chistes sobre la Patrulla X. Aceptó casarse conmigo, aunque no me dejó cortar la tarta con Nársil. “Mola, pero es un muy grande. Quizás un sable de luz…”

Compartir este Artículo en