Bang!, jugando al antiguo oeste a través de las cartas

Bang!

Ya hemos hablado en el blog de otros juegos de cartas, yo en esta ocasión quiero hablaros de Bang! el juego de cartas no coleccionables con el que me inicié y al cual guardo un gran cariño. Mi grupo de amigos somos aficionados a los juegos de mesa, antes éramos bastante clásicos y no solíamos salir del clásico trivial o pictionary, y fue gracias a la gente de El Laberinto que nos aficionamos a este tipo de juegos.

El juego en sí esta ambientado en el oeste, cada uno encarnamos a un rudo vaquero o vaquera con habilidades especiales que van desde poder disparar más rápido a tener facilidad para esquivar las balas. La mecánica del juego es bastante sencilla, pero es necesario jugar una o dos rondas para hacerse a ella. Además de encarnar cada uno un personaje, tendremos también cada uno un rol, el cual nos dividirá en dos bandos, aquellos que están en el lado de la ley y los bandidos. El objetivo esta claro los defensores de la ley, con el Sheriff a la cabeza tendrán que intentar detener a los bandidos y los bandidos acabar con el Sheriff. Para darle más interés al juego los roles de cada uno son secretos y tan solo se sabe desde un primer momento quien es el Sheriff, aunque por los movimientos de cada uno en un par de rondas debería estar claro de que lado esta cada uno. Además existe un rol especial que es el renegado, este es el papel más difícil de jugar pero a la vez tiene su gracia, su objetivo es cargarse a todo ser viviente y ser el único que quede en juego, como comprenderéis es muy difícil que gane este personaje.

Y con esta historia se desarrolla todo el juego gracias a la mecánica estudiada de este. Básicamente tenemos una serie de cartas en la mano las cuales podemos jugar, el número máximo de cartas viene determinado por el número de vidas que nos quedan. Y estas cartas puede ser o bien de acciones como por ejemplo disparar a alguien o esquivar el disparo de alguien; armas que nos permiten atacar a personajes que están a mayor distancia. U objetos con los que interactuar en el juego como un barril para escondernos detrás o una cerveza con la que recobraremos un punto de vida.

En un principio por la variedad de cartas nos puede parecer complejo, pero tras un par de partidas conoceremos a la perfección cada una de las cartas, lo cual hará que el juego sea mucho más rápido y ameno.

Otro punto fuerte que tiene este juego es que podéis comprarlo por tan solo 11 euros y llenará tardes enteras de diversión.

Etiquetas

Rodrigo Fernández @zordor

Fandomero trotamundos, persiguiendo la felicidad me he ido desplazando en los últimos años por Europa, pero mi lado friki parece que no quedo satisfecho hasta que llegué a la cuna del frikismo, a Tokio. Desde Tokio es desde donde escribo estas líneas y desde las que trataré de daros información de primera mano de las noticias que se cuezan por aqui.En mi tiempo libre me gusta leer algo de comic aunque de forma casual, jugar a videojuegos, principalmente PS3 y PS Vita y la fotografía. Llevo en el mundo de los blogs desde tiempos inmemoriales y si os interesa conocer una faceta mas personal mia os invito a seguirme en mi twitter o leer mi blog personal.twitter www.twitter.com blog www.frikis.net

Compartir este Artículo en