‘51.2: The Manchurian Incident’, ¿el último clavo del ataúd de OkGames?

51-2: The Manchurian Incident Que la situación de la editorial OkGames es crítica, no es casi ni noticia. Tras más de un año esperando, un sólo lanzamiento menor y la gran apuesta de la editorial, ‘CthulhuTech’, sigue en el limbo, a pesar de los muchos prepedidos del manual. La situación pasó de incómoda a tensa cuando colaboradores de la editorial, como la impresionante ilustradora Tania ‘Heteferes’ Castrillón, denunciaron en los foros que tenían pagos pendientes, siendo imposible contactar con el máximo responsable de OkGames, Rafael Casuso.

Desde ZonaFandom también hemos tratado de contactar con él sin éxito, en varias ocasiones. Los fans que ya habían pagado por adelantado comenzaron a organizarse en el propio foro oficial para reclamar su dinero. Aunque no ha habido un mensaje oficial, al parecer este tema se ha ido resolviendo, pues Rafael ha contactado directamente con algunos de los afectados y han comenzado las devoluciones.

El pasado viernes, Rubén Rivera contactaba con nosotros y otros blogs amigos para comentarnos una novedad importante en este culebrón. Rubén ha estado trabajando en ‘51.2: The Manchurian Incident’, una magnífica aventura para CthulhuTech que OkGames iba a utilizar como compensación por los retrasos en el lanzamiento. Pero cansado del desastre organizativo, ha decido cortar toda relación comercial con la editorial y liberarla. Es decir, se publica de forma libre la primera aventura para un juego que sigue inédito en castellano.

’51.2: The Manchurian Incident’ es una aventura ambientada en Pekin, centrada principalmente en la investigación, plagada de preciosas ilustraciones, y con una ingente cantidad de recursos para que la primera partida de CthulhuTech sea una experiencia perfecta. Nada menos que 80 páginas de cuidado material, un gran trabajo por parte de Rubén.

Junto a un resumen de historia de la ciudad, encontramos introducciones para el narrador y para los jugadores, la aventura en sí estructurada en ocho capítulos, un nuevo arquetipo (irónicamente el primer que conocemos) y las hojas de dos personajes. Es triste que esta sea la primera toma de contacto con este juego, sobre todo porque reafirma las buenas sensaciones que personalmente tenía sobre CthulhuTech.

En los foros de OkGames, los comentarios de alabanza por el trabajo de Rubén siguen y siguen. Mientras, lo único que se sabe de la editorial es que los pocos que han recibido respuesta explican que Rafael Casuso ha alegado problemas personales. Todos le desean lo mejor, pero coinciden en que desaparecer y dejar en la estacada a todo el mundo, a autores con pagos pendientes, y a compradores con los pedidos ya abonados… no es serio.

En apenas un mes, el 29 de Mayo, el dominio OkGames.es caduca, como comentan en el foro oficial. ¿Será renovado? ¿Desaparecerá la web de OkGames, y con ella la editorial? ¿Nos quedaremos con las ganas de ver CthulhuTech y disfrutar plenamente de ‘The Manchurian Incident’?

Enlace de descarga | 51.2: The Manchurian Incident
Más información | Foros de OkGames
En ZonaFandom | Mercenarios de Punjar: Rol clásico para Cuarta Edición

Etiquetas

Alkar @bidorto

Vivo en las afueras de Málaga. El tiempo que me deja libre mi trabajo como analista acústico me gusta dedicarlo a la subcultura. No recuerdo cuando empecé a leer cómics pero por casa, en Jerez, siempre hubo tomos de Asterix y grapas de Mortadelo. Lo que realmente me abrió a la cultura alternativa fue una partida de Star Wars d6. Al poco estaba en la reunión inaugural del Club Dragom, en Jerez. Gracias a este grupo montamos varias jornadas y pude probar de todo: MERP, Rolemaster, Ragnarok, Runequest, AD&D, La Llamada de Cthulhu, Cyberpunk, Vampiro, Lobo, Mago, Fanhunter, Shadowrun, Mutantes en la sombra, Magic, Battletech, Mechwarrior, Warhammer… hasta ¡Niños!, El Juego de Rol de los Niños de Goma. En esa época me volví irremediablemente Tolkiendili, y adicto a la literatura épica y fantástica. Poco antes de mudarme a Málaga me presentaron a Pratchett, y comenzó la caza de ejemplares descatalogados en ferias de ocasión. Increíblemente, encontré a una malagueña que, sin ser rolera, comparte muchos de mis gustos y hace chistes sobre la Patrulla X. Aceptó casarse conmigo, aunque no me dejó cortar la tarta con Nársil. “Mola, pero es un muy grande. Quizás un sable de luz…”

Compartir este Artículo en