18 del 2018 (y V): en la mesa de juego

Dos opciones se abrían justo antes de seleccionar los 18 títulos que debían conformar la selección de lo mejor que los juegos de mesa han dejado en los doce meses que mañana finalizan: sólo incluir aquellos que fueran novedad estricta de 2018 y no contemplar las ediciones en castellano que a lo largo de los últimos 365 días han aparecido en nuestro país o, por el contrario, dar la oportunidad a uno y otro extremo de hacerse un hueco en este último resumen que os ofrecemos antes de que las doce campanadas den paso al 2019.

Como quiera que la primera opción nos parecía algo injusta, hemos optado por abrir miras y dejar paso a que cualquier título publicado durante este año, sea o no novedad “estricta”, tenga cabida en aquello que más ha llamado nuestra atención de todo lo que hemos logrado sacar a mesa. Un número que este 2018 ha alcanzado las 132 propuestas diferentes cuando escribo estas líneas, igualando así lo que pudimos probar a lo largo de 2017.

Curiosamente, aunque han sido el mismo número de juegos, este año ha visto reducido ostensiblemente el número de partidas jugadas y de 310 hemos pasado a 256. Una reducción que también ha llegado a esos proyectos de Kickstarter que tantas alegrías —y alguna decepción— nos siguen dando: de 60 en 2017 hemos pasado a 25 en 2018, un hecho que ha redundado en el bolsillo y ha abierto opciones a hacer mucho más caso a las ediciones retailer, esas que llegan a tiendas directamente.

Con todas esas cifras presentes, damos paso sin más a los que consideramos son los títulos más sólidos que han visto mesa en un año realmente fructífero y variado para esta pasión que con cartas, meeples, dados, contadores, tableros y demás, nos vuelve locos a tantos amigos y lectores.

18. Spirits of the Forest

Thundergryph Games ha hecho de los juegos abstractos y producidos con una calidad INMENSA su marca de fábrica. A principios de año probábamos el ‘Tao Long’ y por aquí os dejábamos nuestras impresiones sobre el mismo. Y hace pocas semanas teníamos la oportunidad de hacer lo propio con el ‘Spirits of the Forest’, un título que, con unos componentes bellísimos, utiliza la mecánica del set collection aderezándola con un par de detalles que hacen de él una propuesta muy sencilla de explicar y empezar a jugar pero con las suficientes vías estratégicas para hacer de ella un juego en el que invertir muchas horas.

17. The Grimm Forest

Si bien hay cosas de él que no terminan de convencer, el que éstas se limiten casi de forma exclusiva a su excesiva sobre-producción y a lo innecesario de esas maravillosas miniaturas, hace que ‘The Grimm Forest’ se gane un merecido puesto en esta selección por mor de las risas que provoca y de esa cualidad de que, cuánto más fastidies a tus oponentes, mejor es el rato que pasas con ellos. Y para el próximo año esperamos con ansia los dos siguientes juegos que Druid City Games —ahora aliada con Skybound, el estudio de Robert Kirkman— hará llegar a sus mecenas. Huelga decir que por aquí aparecerán.

16. Petrichor

De magnífico diseño, ‘Petrichor’ nos servía para reflexionar brevemente sobre el vasto panorama temático que hoy por hoy cubren los juegos de mesa: gestionando las nubes y la forma en la que el agua de éstas sirven para fertilizar los campos, la inusitada precisión con que la temática está metida en esta propuesta de Mighty Boards hace de él una gozada cada vez que lo sacamos a mesa.

15. Tiny Epic Zombies

Sexto título de la línea ‘Tiny Epic…’ inaugurada y perpetuada por Scott Almes desde que en 2014 lanzara en Kickstarter ‘Tiny Epic Kingdoms’, ‘Tiny Epic Zombies’ y sus muchos modos de juego diferente, que van de cooperativo a competitivo pasando por todo un pequeño rosario de combinaciones, hacen de esta pequeña caja la que quizás servidor señalaría como la mejor de cuántas nos ha hecho llegar el diseñador hasta la fecha. Habrá que ver si ‘Tiny Epic Mechs’, la siguiente entrega de la franquicia que nos llegará el próximo verano, consigue superar la brillantez que tanto esta como todas las demás propuestas de Almes han conseguido destilar.

14. Now Boarding

Con dos juegos esperando a que crucemos la frontera que nos separa del 2019 para empezar la cuenta atrás hasta que los recibamos, Tim Fowers volvía a ganarse nuestro más sincero aprecio, como ya lo hiciera de mano de ‘Burgle Bros’, con ‘Now Boarding’, una adrenalínica carrera contra el reloj en la que, de forma cooperativa, tenemos que gestionar a los muchos pasajeros que necesitan que nuestros aviones los lleven de una a otra punta de Estados Unidos.

13. Fog of Love

Deseando volver a retomarlo para seguir abundando en todo lo que ofrece, el puñado de partidas que le echamos a comienzos de año a ‘Fog of Love’ fueron más que suficientes para poder aprehendernos de la grandeza de este juego de rol de tablero en el que tenemos que interpretar a un miembro de una pareja y, de forma colaborativa con nuestra media naranja, intentar sacar adelante una relación ante la que se interponen las complejidades propias de la vida.

12. Tsukuyumi: Full moon down

No escribí sobre él porque consideré que una sola partida era insuficiente, no para valorar su grandeza, sino para poder ofrecer una visión lo suficientemente asentada acerca de aquello que maneja el ‘Tsukuyumi’, un juego de estrategias bélicas completamente asimétrico en el que cada jugador se hace cargo de una de las facciones que pugnan por hacerse con el control de una Tierra asolada después de que una porción de la Luna se estrellara contra ella siglos atrás.

Pendiente aún de retomar lo mucho que, intuimos, será capaz de ofrecernos un juego muy temático y diseñado con sumo mimo —uno de los dos manuales que trae la caja se destina a describir con todo lujo de detalles cada una de las facciones y, en formato cómic, narrar su historia hasta los instantes previos a la partida—, incluimos en nuestra selección a este título desarrollado por Felix Merkitat y os prometemos volver a hablar de él a lo largo de los doce meses que, a partir de pasado mañana, nos separarán de 2020.

11. Arquitectos del reino oeste


Como quiera que apareció por nuestra página hace dos semanas, os dejo aquí en enlace de la reseña que le dedicamos a ‘Arquitectos del reino oeste’ y os instamos a una doble propuesta: que, obviamente, os la leáis y, aún más, que os hagáis con este espléndido eurogame de gestión de trabajadores.

10. Rise to Nobility

Y de un euro ilustrado por The Mico, pasamos a otro en el que el talento del artista macedonio sirve como telón de fondo a unas mecánicas en las que intervienen dados sin que el azar tenga casi ninguna relevancia. Pero ‘Rise to Nobility’ no se queda en el mero limitado aprovechamiento de lo innovador de su uso de los hexaedros, y añade a los mismos tal variedad de apuntes estratégicos que, como ya decíamos allá por verano, lo que nos encontramos es un juego sobresaliente.

9. Feudum

Como muy bien exponía mi compañero Miguel en su reseña sobre él, ‘Feudum’ es uno de los dos juegos más complejos a los que nos hemos enfrentado este año. Sin que termine de funcionar a la perfección —hay un par de detalles que podrían haberse eliminado para mejorarlo— y con una explicación de reglas que supera sin dificultad la hora y media, lo que Mark K. Swanson cuaja aquí ha convencido muchísimo a alguno de mis amigos jugones hasta el punto de tacharlo como lo mejor a lo que han jugado este año. Yo no diría tanto por lo farragoso que resulta hacerse con él, pero es incuestionable que, aún con sus inconvenientes, estamos hablando de algo muy grande…y no sólo en tamaño.

8. Monster Lands

‘Monster Lands’ es otra de esas apariciones recientes en estos lares sobre el que os hago la misma proposición que os he hecho extensible acerca del ‘Arquitectos…’: que os leáis la reseña que ofrecimos a principios de mes y tratéis de conseguir uno de los juegos más variados y bonitos que han sido publicados este año.

7. Coimbra

Otro juego con dados en el que el azar interviene más bien poco, ‘Coimbra’ es una de las propuestas más frescas que, en cuanto a euros se refiere, nos ha llegado este año: no contando con el inconveniente de una explicación de reglas interminable —porque, seamos francos, es un inconveniente— la multitud de estrategias que se dan cita en la creación de Flaminia Brasini y, Virginio Gigli  hacen de él un título de obligado peregrinaje para los amantes de lo bueno.

6. Everdell

En dura pugna con otros dos o tres de los juegos que hemos incluido en esta selección por hacerse con el título de “el más bonito de 2018”, ‘Everdell’ nos convenció sin reservas casi desde el primer turno que jugamos en la primera partida. Una impresión que, lejos de mantenerse impertérrita, fue aumentando en calado en sucesivas aproximaciones y que justifica, obviamente, la alta posición en la que se coloca en esta clasificación de lo mejor del año.

5. Kanban. Driver’s Edition

Si ‘Feudum’ era el primero, esta nueva edición de ‘Kanban’ se alza indiscutible como el otro juego más complejo que hemos probado este 2018: con una explicación de reglas tanto o más larga que la de la creación de Mark K. Swanson, esta propuesta de gestión de una fábrica de automóviles salido de la fértil imaginación del portugués Vital Lacerda es, como decíamos en la entrada correspondiente, epítome de eurogames y, por tanto, se coloca muy arriba, no ya en esta selección, sino en mi personal ranking de los mejores juegos de todos los tiempos.

4. Gaia Project

Decía ayer en la selección de las mejores películas del año que, llegados a la posición ocho o nueve, lo que diferenciaba a una de otra era tan sutil, que la posición que ocupaban una u otra era algo meramente testimonial. Similar disquisición podría hacerse con respecto a los cinco juegos que ocupan los escalones más altos de esta clasificación por cuanto resulta misión imposible determinar cuál de ellos es mejor que los demás.

Dificultades de posicionamiento a un lado, que ‘Gaia Project’ es uno de los mejores juegos que tenemos en nuestra ludoteca es una obviedad del mismo calibre que la que podríamos afirmar tanto sobre el ‘Kanban’ como acerca de los dos títulos que siguen a continuación; así que, si no os importa, obviaré toda alusión a dicha reflexión en los párrafos que quedan.

3. Le Havre


Uwe Rosenberg es un GRANDE en esto de los juegos de mesa. Y ‘Le Havre’ es, sin duda alguna, una de las creaciones que mejor demuestran la variedad con la que el alemán corrobora tal afirmación. Encima, estamos hablando de uno de sus clásicos, y colocarlo aquí, sea novedad o no, es tan obligado como si, de repente, a alguien se le ocurriera reeditar el ‘Agrícola’. Es lo que tienen los clásicos, que nunca pasan de moda.

2. Gùgōng

Financiado por Kickstarter y dejado de lado en favor de otras opciones, mucho es lo que he llegado a arrepentirme de no haber entrado en el grupo de mecenas que hace poco menos de un mes recibía este espectacular título que ha venido, rozando el final del año, a colocarse en tan elevada posición. Euro de “pura cepa”, lo espectacular de su huella sobre el tablero y lo magnífico del nivel de producción que ostenta la versión Deluxe se unen a un juego de mecánicas muy pulidas que tiene en la forma de jugar las cartas su más preciado tesoro.

¿¿1??

Etiquetas

Sergio Benítez @fancueva

Lector voraz. Cinéfilo empedernido. “Seriófilo” de pro. Jugador (que no ludópata, cuidado) impenitente. Melómano desde la cuna. Arquitecto de carrera. Profesor por vocación. Gaditano de nacimiento. Sevillano de corazón. Cuarentón recalcitrante y compulsivo "opinador" acerca de todo aquello que es pasión personal.

Compartir este Artículo en

Deja un Comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.