Terry Pratchett es nombrado Caballero

Sir Terry Pratchett

Una gran noticia para los que le tenemos aprecio al genial Terry Pratchett. En la lista de Honores del Nuevo Año de S.M. la Reina de Inglaterra aparece su nombre. O lo que es lo mismo, ha sido nombrado Caballero de la Orden del Imperio Británico por sus servicios a la literatura, por lo que a partir de ahora es Sir Terry Pratchett.

Esto significa que aquellos fans que no me llamen Sir, deben abstenerse de tirarme cosas. Desafortunadamente, no se incluye una espada en el paquete 🙂

Los 55 millones de novelas vendidas en todo el mundo son una de las claves que le han llevado a recibir este honor, aunque también se ha valorado sus esfuerzos en la lucha contra el Alzheimer, en la que se embarcó después de que se le diagnosticara una de las variantes de esta enfermedad. Pratchet afirma que en momentos como este, la frase “‘absoluta, total, mandibulogolpeante y desquiciantemente sorprendido’ no es suficiente para describirlo“. Desde luego, es una forma estupenda de celebrar la entrada del Año de la Liebre Pensativa.

Sitio oficial | Discworld News en la web de Paul Kidby
En ZonaFandom | Terry Pratchett y Especial Terry Pratchett

Etiquetas

Alkar @bidorto

Vivo en las afueras de Málaga. El tiempo que me deja libre mi trabajo como analista acústico me gusta dedicarlo a la subcultura. No recuerdo cuando empecé a leer cómics pero por casa, en Jerez, siempre hubo tomos de Asterix y grapas de Mortadelo. Lo que realmente me abrió a la cultura alternativa fue una partida de Star Wars d6. Al poco estaba en la reunión inaugural del Club Dragom, en Jerez. Gracias a este grupo montamos varias jornadas y pude probar de todo: MERP, Rolemaster, Ragnarok, Runequest, AD&D, La Llamada de Cthulhu, Cyberpunk, Vampiro, Lobo, Mago, Fanhunter, Shadowrun, Mutantes en la sombra, Magic, Battletech, Mechwarrior, Warhammer… hasta ¡Niños!, El Juego de Rol de los Niños de Goma. En esa época me volví irremediablemente Tolkiendili, y adicto a la literatura épica y fantástica. Poco antes de mudarme a Málaga me presentaron a Pratchett, y comenzó la caza de ejemplares descatalogados en ferias de ocasión. Increíblemente, encontré a una malagueña que, sin ser rolera, comparte muchos de mis gustos y hace chistes sobre la Patrulla X. Aceptó casarse conmigo, aunque no me dejó cortar la tarta con Nársil. “Mola, pero es un muy grande. Quizás un sable de luz…”

Compartir este Artículo en