‘Sueño del Fevre’: George R.R. Martin navega por un Mississippi sangriento

Sueño del Fevre, George R.R. Martin, editorial Gigamesh Muchos años antes de que se embarcara en ‘Canción de Hielo y Fuego’, la imaginación de George R.R Martin surcó el Mississippi a bordo de ‘Sueño del Fevre’, novela que acaba de reeditar en castellano la editorial Gigamesh.

‘Sueño del Fevre’ es una pequeña novela, sencilla, sin excesivas pretensiones, pero muy adictiva. Ambientada en el Mississippi de los grandes barcos fluviales de mediados del siglo XIX, narra cómo cambia la vida de Abner Marsh, capitán, cuando su camino se cruza con Joshua York, un dandy del Viejo Continente decidido a crear el mayor barco que jamás haya surcado el río.

Pero bajo su apariencia se oculta una trama que es la razón por la que la comentemos en ZonaFandom. Porque ‘Sueño del Fevre’ es una novela de aventuras, de intriga, de alabanza a la fidelidad y a la amistad por encima de todo… y de vampiros.

Martin consigue que una novela de aventuras con vampiros se convierta en una historia sobre lo fuerte que puede llegar a ser la amistad entre dos personas, la confianza y la fidelidad, algo nada habitual en este género. Pese al trasfondo vampírico, que no deja de ser rico, en el fondo habla de dos socios unidos por el sueño de conquistar el río Mississippi en uno de los momentos más convulsos de la historia de los Estados Unidos.

El capitán Abner Marsh tenía una pequeña compañía de barcos fluviales, que realizaban varias rutas por diversos afluentes del Mississippi. Un desastre le dejó casi en la ruina, con sólo uno de sus vapores a flote y con fama de gafe. La llegada de Joshua York, un inversor extranjero de intrigantes costumbres, le hará recuperar la ilusión al ofrecerle un sueño: la posibilidad de construir el mayor vapor de la historia, el más rápido y el más lujoso.

Pero esas extrañas costumbres de York, sus acompañantes y una serie de crueles asesinatos en las riberas del río, pronto darán que pensar a Marsh, que se ve obligado a desconfiar de las verdaderas intenciones de su socio.

La novela es ágil, engancha desde el primer capítulo, y su ambientación es riquísima. Los que sigáis ‘Canción de Hielo y Fuego’, no esperéis la aparición de un casi infinito elenco de personajes, con subtramas y subtramas que se entrecruzan sin cesar. ‘Sueño del Fevre’ es más lineal, pero constantemente te hace recordar que Martin es aficionado a ventilarse a personajes protagonistas de buenas a primeras.

La novela cuenta además con un prólogo de lujo, a cargo de Ignacio Escolar, conocido periodista, columnista y bloguero.

Me ha encantado, y os la recomiendo sinceramente, seáis o no fans de Martin, de los vampiros, o de las turbias aguas del Mississippi. Os enganchará como a mi, seguro. Se lleva una buena cantidad de estrellitas post-apocalípticas.

FICHA TÉCNICA

Review de Sueño del Fevre: tres estrellitas post-apocalípticas y media
* Título: Sueño del Fevre
* Autor: George R.R. Martin
* Editorial: Gigamesh
* Formato: Rústica con solapas // 368 páginas
* Precio: 17.95 euros

Etiquetas

Alkar @bidorto

Vivo en las afueras de Málaga. El tiempo que me deja libre mi trabajo como analista acústico me gusta dedicarlo a la subcultura. No recuerdo cuando empecé a leer cómics pero por casa, en Jerez, siempre hubo tomos de Asterix y grapas de Mortadelo. Lo que realmente me abrió a la cultura alternativa fue una partida de Star Wars d6. Al poco estaba en la reunión inaugural del Club Dragom, en Jerez. Gracias a este grupo montamos varias jornadas y pude probar de todo: MERP, Rolemaster, Ragnarok, Runequest, AD&D, La Llamada de Cthulhu, Cyberpunk, Vampiro, Lobo, Mago, Fanhunter, Shadowrun, Mutantes en la sombra, Magic, Battletech, Mechwarrior, Warhammer… hasta ¡Niños!, El Juego de Rol de los Niños de Goma. En esa época me volví irremediablemente Tolkiendili, y adicto a la literatura épica y fantástica. Poco antes de mudarme a Málaga me presentaron a Pratchett, y comenzó la caza de ejemplares descatalogados en ferias de ocasión. Increíblemente, encontré a una malagueña que, sin ser rolera, comparte muchos de mis gustos y hace chistes sobre la Patrulla X. Aceptó casarse conmigo, aunque no me dejó cortar la tarta con Nársil. “Mola, pero es un muy grande. Quizás un sable de luz…”

Compartir este Artículo en