¿Quieres probar Minas de Moria?

El Señor de los Anillos: Minas de Moria

En su día, los compañeros de VidaExtra sacaron su lado más tolkiendili para presentarnos ‘Minas de Moria‘, una expansión para El Señor de los Anillos Online. Y me quito el yelmo ante la elección que hicieron para presentarlo: las palabras rescatadas del diario de Balin en la Cámara de Mazarbul

Han tomado el puente y la segunda sala. Hemos atrancado las puertas, pero no podremos detenerlos por mucho tiempo. ¡El suelo tiembla! Tambores… Tambores en lo profundo. No podemos salir. Una sombra se mueve en la oscuridad. No podemos salir. Ya vienen…

Pues la expansión ha entrado en su última fase de pruebas, y en Turbine Inc. han abierto un formulario para todos los interesados en participar y probar la beta del juego. Si tenéis las agallas de entrar en las ruinas de Khazad-Dûm, enfrentaros a orcos y trolls, y morir a manos del Daño de Durin, podéis solicitar invitaciones en la web oficial… y esperar a que haya suerte. Os dejo unas imágenes para abrir boca.

Sitio Oficial | Unlock The Mines Of Moria
Vía | The One Ring

Galería de fotos

(Haz click en una imagen para ampliarla)

MinasMoria1.jpg
MinasMoria3.jpg
MinasMoria4.jpg
MinasMoria5.jpg

Etiquetas

Alkar @bidorto

Vivo en las afueras de Málaga. El tiempo que me deja libre mi trabajo como analista acústico me gusta dedicarlo a la subcultura. No recuerdo cuando empecé a leer cómics pero por casa, en Jerez, siempre hubo tomos de Asterix y grapas de Mortadelo. Lo que realmente me abrió a la cultura alternativa fue una partida de Star Wars d6. Al poco estaba en la reunión inaugural del Club Dragom, en Jerez. Gracias a este grupo montamos varias jornadas y pude probar de todo: MERP, Rolemaster, Ragnarok, Runequest, AD&D, La Llamada de Cthulhu, Cyberpunk, Vampiro, Lobo, Mago, Fanhunter, Shadowrun, Mutantes en la sombra, Magic, Battletech, Mechwarrior, Warhammer… hasta ¡Niños!, El Juego de Rol de los Niños de Goma. En esa época me volví irremediablemente Tolkiendili, y adicto a la literatura épica y fantástica. Poco antes de mudarme a Málaga me presentaron a Pratchett, y comenzó la caza de ejemplares descatalogados en ferias de ocasión. Increíblemente, encontré a una malagueña que, sin ser rolera, comparte muchos de mis gustos y hace chistes sobre la Patrulla X. Aceptó casarse conmigo, aunque no me dejó cortar la tarta con Nársil. “Mola, pero es un muy grande. Quizás un sable de luz…”

Compartir este Artículo en