Orson Scott Card: ‘La hipocresía de Rowling es tan espesa que me cuesta respirar’

Orson Scott Card y J.K. RowlingEl escritor Orson Scott Card, autor de obras maestras como ‘El Juego de Ender‘, se ha despachado a gusto en su columna semanal sobre la actitud de la compañera de profesión J. K. Rowling. La autora de la saga de Potter ha logrado detener este año la publicación de ‘Lexicon‘, una enciclopedia creada por un fan sobre los nombres, hechizos y personajes de este mundo mágico.

A pesar de que Steve Vander Ark, el autor de la enciclopedia, afirmó que la había creado por el amor que siente por la obra, Rowling justificó la demanda alegando que ‘sentía que sus palabras habían sido robadas’. Para Scott Card esto ha sido la gota que faltaba, porque ‘diablos, creo que el argumento de El Juego de Ender fue robado por J.K. Rowling’ (cuidado, spoilers sobre El Juego de Ender):

Un joven niño creciendo en una familia opresiva descubre de repente que es uno de una clase especial de niños con habilidades especiales, que son educados en una instalación de entrenamiento lejana donde la vida de estudiante está dominada por un intenso juego por equipos que vuelan, en el cual el niño resulta ser un líder de talento excepcional. Se entrena con otros niños en sesiones extraordinarias no autorizadas, lo que enrabia a sus enemigos, que le atacan con la intención de matarlo; pero está protegido por sus brillantes y leales amigos y gana fuerza del amor de algunos familiares. Recibe una orientación especial de un anciano de logros legendarios que anteriormente mantuvo al enemigo a raya. Se convierte en una figura crucial en la lucha contra un enemigo invisible que amenaza a todo el mundo.

Scott Card le reprocha no el hecho de que la obra de Potter pueda tener alguna inspiración en la suya, sino que Rowling proteste y patalee por algo que es inherente a la literatura: las influencias de otros autores. No es malo, si no se niega. Y deja otra puntilla, la demanda que tiene abierta por parte de Nancy K. Stouffer, autora del libro ‘La Leyenda de Rah y los Muggles‘, protagonizada por un tal ‘Larry Potter‘.

Vander Ark siempre afirmó que ‘Lexicon’ era una obra de referencia, no una creación suya, y aquí es cuando le dedica la frase del título, debido a que antes de la publicación de las novelas surgieron compendios similares que fueron aceptados de buen grado por la escritora inglesa, pues servían para publicitar los libros.

Y cierra con la guinda. La misma Rowling ha afirmado en muchas ocasiones que mientras escribía, solía acceder a webs de fans para resolver algunas dudas sobre los propios nombres que ha usado en la saga. El ‘Lexicon’ ha estado online durante varios años antes de pasar a papel. Vamos, que la autora se ha beneficiado del esfuerzo de éste y otros fans… ¿no debería haberles demandado entonces?

Desde que escuché acerca de la demanda me pareció que esta mujer había sido pésimamente aconsejada por sus abogados. Orson ha sabido expresarlo a la perfección, y suscribo palabra por palabra lo que dice.

Más información | Columna de Orson Scott Card
Vía | Frikiverso
En Papel en Blanco | Información sobre el juicio contra el ‘Lexicon’

Etiquetas

Alkar @bidorto

Vivo en las afueras de Málaga. El tiempo que me deja libre mi trabajo como analista acústico me gusta dedicarlo a la subcultura. No recuerdo cuando empecé a leer cómics pero por casa, en Jerez, siempre hubo tomos de Asterix y grapas de Mortadelo. Lo que realmente me abrió a la cultura alternativa fue una partida de Star Wars d6. Al poco estaba en la reunión inaugural del Club Dragom, en Jerez. Gracias a este grupo montamos varias jornadas y pude probar de todo: MERP, Rolemaster, Ragnarok, Runequest, AD&D, La Llamada de Cthulhu, Cyberpunk, Vampiro, Lobo, Mago, Fanhunter, Shadowrun, Mutantes en la sombra, Magic, Battletech, Mechwarrior, Warhammer… hasta ¡Niños!, El Juego de Rol de los Niños de Goma. En esa época me volví irremediablemente Tolkiendili, y adicto a la literatura épica y fantástica. Poco antes de mudarme a Málaga me presentaron a Pratchett, y comenzó la caza de ejemplares descatalogados en ferias de ocasión. Increíblemente, encontré a una malagueña que, sin ser rolera, comparte muchos de mis gustos y hace chistes sobre la Patrulla X. Aceptó casarse conmigo, aunque no me dejó cortar la tarta con Nársil. “Mola, pero es un muy grande. Quizás un sable de luz…”

Compartir este Artículo en