Lee Moyer presenta ‘Literary Pin-Up Calendar 2013’

La versión de Lee Moyer de los personajes de Pratchett

El ilustrador Lee Moyer ha presentado su ‘Literary Pin-Up Calendar 2013’, un calendario en el que demuestra la calidad de sus lápices y homenajea a grandes obras literarias y fantásticas. En el calendario ha colaborado activamente Patrick Rothfuss. Este año, en sus páginas encontramos a chicas “pin-up” basadas en personajes del propio Rothfuss, George R.R. Martin, Terry Pratchett, Neil Gaiman, Ray Bradbury, Robin Hobb, Jim Butcher, Patricia Briggs, Jacqueline Carey, Charlaine Harris y N.K. Jemisin.

Para ello, Lee Moyer ha recibido la autorización, e incluso la asistencia y aprobación, de algunos de los autores. Por ejemplo, Neil Gaiman ha colaborado hasta tal punto que su esposa, la rockera independiente Amanda “Fucking” Palmer, posó para la chica del mes de enero. Jim Butcher y Patricia Briggs realiaron sugerencias para las suyas. Martin se apuntó al carro en cuanto le llegó la propuesta de ilustración de Moyer. Y Pratchett dio su visto bueno tanto a la ilustración como a la misma modelo, Clare Grant del Team Unicorn.

El calendario está dispone en pre-reserva por 20 dólares en la web The Tinker’s Pack, y tiene una finalidad caritativa: lo recaudado irá a parar a Worldbuilders, la organización benéfica fundada por Patrick Rothfuss.

Os dejo una galería con algunas de las páginas que se han adelantado del calendario, incluyendo las de Neil Gaiman, Pratchett, Patricia Biggs y Jim Butcher. La calidad de las ilustraciones es sencillamente impresionante. El estilo “pin-up” le sienta fenomenal a estos personajes, incluso a esta mezcla de Eskarina y Rincewind que ha dibujado basada en Pratchett.

Galería de fotos

(Haz click en una imagen para ampliarla)

Sitio oficial | Lee Moyer, The Tinker’s Pack
Más información | Reading Realms, Worldbuilders

Etiquetas

Alkar @bidorto

Vivo en las afueras de Málaga. El tiempo que me deja libre mi trabajo como analista acústico me gusta dedicarlo a la subcultura. No recuerdo cuando empecé a leer cómics pero por casa, en Jerez, siempre hubo tomos de Asterix y grapas de Mortadelo. Lo que realmente me abrió a la cultura alternativa fue una partida de Star Wars d6. Al poco estaba en la reunión inaugural del Club Dragom, en Jerez. Gracias a este grupo montamos varias jornadas y pude probar de todo: MERP, Rolemaster, Ragnarok, Runequest, AD&D, La Llamada de Cthulhu, Cyberpunk, Vampiro, Lobo, Mago, Fanhunter, Shadowrun, Mutantes en la sombra, Magic, Battletech, Mechwarrior, Warhammer… hasta ¡Niños!, El Juego de Rol de los Niños de Goma. En esa época me volví irremediablemente Tolkiendili, y adicto a la literatura épica y fantástica. Poco antes de mudarme a Málaga me presentaron a Pratchett, y comenzó la caza de ejemplares descatalogados en ferias de ocasión. Increíblemente, encontré a una malagueña que, sin ser rolera, comparte muchos de mis gustos y hace chistes sobre la Patrulla X. Aceptó casarse conmigo, aunque no me dejó cortar la tarta con Nársil. “Mola, pero es un muy grande. Quizás un sable de luz…”

Compartir este Artículo en