La Guía de Autoestopista Galáctico crece a sus 30 años

Eoin Colfer (el de enmedio) junto a la portada de 'And Another Thing'
Bueno, no es totalmente cierto que cumpla 30 años. La ‘Guía del Autoestopista Galáctico’ se publicó en Octubre de 1979, pero un años antes de eso ya existía como serial radiofónico. Creo que hemos dejado claro que en ZonaFandom somos fans de la saga de Douglas Adams, o al menos yo.

Coincidiendo con el aniversario, la saga crece. Como ya anunciamos aquí, se ha publicado ‘And Another Thing…’, sexta entrega oficial de la saga. Por desgracia no se trata de una obra póstuma de Douglas Adams. Esta novela ha sido escrita por Eoin Colfer, conocido por ser el autor de la saga Artemis Fowl. La iniciativa parte de la viuda de Adams, que quería que se cumplieran los proyectos que Adams dejó abiertos tras su repentino fallecimiento en 2001:

And Another Thing, sexta novela de la trilogía de la Guía del Autoestopista Galáctico

Sospecho que en el futuro escribiré un sexto libro del Autoestopista… La gente ha dicho, y con bastante acierto, que ‘Fundamentalmente inofensiva’ es un libro muy triste. Y era un libro muy triste. Me gustaría acabar el Autoestopista de una forma un poco más optimista, así que cinco parece ser un número equivocado, seis es un número mejor

Por ahora, la mayor parte de las reseñas son positivas, para los que como yo estén nerviosos. Comparto con Douglas la opinión de que ‘Fundamentalmente inofensiva’ suponía un cierre muy triste para la saga. Desde su primera página, contrarrestaba todo el optimismo con el que acababa ‘Hasta luego, y gracias por el pescado’. Por cierto, creo que sería buena cosa hacer una reseña más detallada de cada una de las novelas de la saga, como pequeño homenaje a Douglas, ¿qué os parece?

Vía | Microsiervos
Imagen | The Penguin Blog
En ZonaFandom | Douglas Adams

Etiquetas

Alkar @bidorto

Vivo en las afueras de Málaga. El tiempo que me deja libre mi trabajo como analista acústico me gusta dedicarlo a la subcultura. No recuerdo cuando empecé a leer cómics pero por casa, en Jerez, siempre hubo tomos de Asterix y grapas de Mortadelo. Lo que realmente me abrió a la cultura alternativa fue una partida de Star Wars d6. Al poco estaba en la reunión inaugural del Club Dragom, en Jerez. Gracias a este grupo montamos varias jornadas y pude probar de todo: MERP, Rolemaster, Ragnarok, Runequest, AD&D, La Llamada de Cthulhu, Cyberpunk, Vampiro, Lobo, Mago, Fanhunter, Shadowrun, Mutantes en la sombra, Magic, Battletech, Mechwarrior, Warhammer… hasta ¡Niños!, El Juego de Rol de los Niños de Goma. En esa época me volví irremediablemente Tolkiendili, y adicto a la literatura épica y fantástica. Poco antes de mudarme a Málaga me presentaron a Pratchett, y comenzó la caza de ejemplares descatalogados en ferias de ocasión. Increíblemente, encontré a una malagueña que, sin ser rolera, comparte muchos de mis gustos y hace chistes sobre la Patrulla X. Aceptó casarse conmigo, aunque no me dejó cortar la tarta con Nársil. “Mola, pero es un muy grande. Quizás un sable de luz…”

Compartir este Artículo en