La frikada de la semana: Nymeria Daenerys Cersei

Nymeria Daenerys Cersei y su cruel mamá

En ‘Buenos Presagios’, Terry Pratchett nos presentaba a una niña llamada ‘Pippin Galadriel Hija de la Luna’, y sobre este nombre comentaba que se debía a que él mismo había llegado a dedicar libros a dos Galadrieles, y hasta tres Bilbos. A George R.R. Martin le pasa lo mismo, y además los colecciona. La criaturita de la derecha es Nymeria Daenerys Cersei Smidgrodski, de Charlottesville. La de la izquierda es la atroz responsable del delito.

La joven Nymeria tendrá que vivir toda su vida sabiendo sus padres le pusieron el nombre pensando en una loba de ficción (¡Eso es incluso peor que lo tuyo, Indy!), una princesa errante, y una reina aficionada al incesto y las conspiraciones. Martin dice que la niña “sólo pide por navidad diez mil barcos y Dorne“. Si la chica le pregunta en el futuro a la madre “¿Por qué, mamá?”, lo mejor que podrá decir es que lo de Nymeria era por la reina, no por la loba.

Y esta es sólo una de los ejemplos más graves que el autor de ‘Canción de Hielo y Fuego‘ tiene en su galería. Tenemos a una Arya Marie, una Kaitlyn Aria, una Arya Jade, una Arya Laurel, una Arya Michelle, una Arya Grace, y una Arya Rowan, a un trío de Brans, un Beric Alexander, una Daenerys Auryianna Lousie, una Kaylee Daenerys, y una Daenerys Renee, dos Bryndens, dos Sansas, un Elliot Jorah, dos Catelyns, un Eddard y hasta un Tywin Marshall.

Sitio oficial | George R.R. Martin

Etiquetas

Alkar @bidorto

Vivo en las afueras de Málaga. El tiempo que me deja libre mi trabajo como analista acústico me gusta dedicarlo a la subcultura. No recuerdo cuando empecé a leer cómics pero por casa, en Jerez, siempre hubo tomos de Asterix y grapas de Mortadelo. Lo que realmente me abrió a la cultura alternativa fue una partida de Star Wars d6. Al poco estaba en la reunión inaugural del Club Dragom, en Jerez. Gracias a este grupo montamos varias jornadas y pude probar de todo: MERP, Rolemaster, Ragnarok, Runequest, AD&D, La Llamada de Cthulhu, Cyberpunk, Vampiro, Lobo, Mago, Fanhunter, Shadowrun, Mutantes en la sombra, Magic, Battletech, Mechwarrior, Warhammer… hasta ¡Niños!, El Juego de Rol de los Niños de Goma. En esa época me volví irremediablemente Tolkiendili, y adicto a la literatura épica y fantástica. Poco antes de mudarme a Málaga me presentaron a Pratchett, y comenzó la caza de ejemplares descatalogados en ferias de ocasión. Increíblemente, encontré a una malagueña que, sin ser rolera, comparte muchos de mis gustos y hace chistes sobre la Patrulla X. Aceptó casarse conmigo, aunque no me dejó cortar la tarta con Nársil. “Mola, pero es un muy grande. Quizás un sable de luz…”

Compartir este Artículo en