‘La chica del átomo dorado’, recuperando un clásico de la ciencia ficción

La Chica del Átomo Dorado*’La chica del átomo dorado’* es una curiosa novela de ciencia ficción de *Ray Cummings*, que ha sido elegida como carta de presentación de la recién nacida *Ediciones Nalvay*. Se trata de una obra de 1929 que hasta el momento no había sido publicada en castellano de forma íntegra, tan sólo en una edición temprana en la que apenas llegaba a novela corta, e incluida dentro de algún recopilatorio.

La historia que nos narra ‘La chica del átomo dorado’ ha de ser entendida dentro de la época en la que fue escrita, en la que *la física atómica apenas estaba naciendo*, había revolucionado todos los aspectos de la ciencia, y sus límites apenas podían vislumbrarse.

Esto, lejos de ensombrecer la novela, la inunda con sabor inocente, casi naif, y la convierte en una historia de ciencia ficción muy diferente a lo que hoy en día se estila, que *a más de uno le sabrá a H.G. Wells*, con el que Cummings fue muy comparado en su época. Camino de cumplir los 100 años, y la obra se conserva en un excelente estado.

Experimentando con un microscopio de gran precisión, *el Químico* descubre algo que le cambia la vida: si el universo es infinitamente grande, tampoco hay límites en lo infinitamente pequeño. En su búsqueda del elemento básico de la materia, encuentra en lo infinitamente pequeño *todo un mundo existiendo en un átomo de un anillo de oro*.

Tras una dura investigación, presenta su descubrimiento a sus amigos el Doctor, el Joven, el Gran hombre de negocios y el Banquero (durante buena parte de la novela ni siquiera se llegan a mencionar sus verdaderos nombres), junto con el resultado de sus experimentos: dos *fármacos capaces de reducir y aumentar a una persona* en tamaño.

Con las dosis adecuadas, el Químico emprende un viaje hacia el átomo dorado, en busca de una obsesión: una atractiva muchacha que fue su primera visión de este mundo atómico.

Cummings aprovecha este viaje para presentarnos *una sociedad utópica con todo detalle*, en un momento de tensión a nivel mundial entre Gran Guerra y Gran Guerra. Utopía que, por otra parte, el lector no tarda en entender *que tiene fecha de caducidad*, y que los protagonistas, en su inocencia, no son capaces de ver.

Quizás el mayor problema de la novela es precisamente esa inocencia de los personajes, que a menudo toman decisiones que el lector considera como estúpidas o infantiles, completamente desacertadas. Pero ellos no lo ven… y a veces al otro lado del libro uno se siente frustrado.

Toda la novela demuestra la fascinación de Cummings por la ciencia. No en vano, llegó a trabajar en el laboratorio de Thomas Edison, y este interés por la vía empírica la traslada a su obra. *Una pequeña gran novela, rescatada del olvido.*

Ah, un consejo a la hora de leerla. La editorial ha decidido añadir algunas (cinco) ilustraciones de Juan Bauty en la obra, realmente buenas, pero situadas estratégicamente para ver lo que va a pasar antes de que tengas tiempo de leerlo… así que tratad de tapar las imágenes hasta leer el texto. ‘La chica del átomo dorado’ se lleva un buen puñado de estrellitas post-apocalípticas.

FICHA TÉCNICA

Review de La Chica del Átomo Dorado
* Título: La Chica del Átomo Dorado
* Autor: Ray Cummings
* Editorial: Ediciones Nalvay
* Formato: Rústica sin solapas // 272 páginas
* Precio: 16 euros

*Actualizado*: se me había escapado mencionar que Juan Bauty es el autor de las preciosas ilustraciones que acompañan la novela. Apunta maneras.

Etiquetas

Alkar @bidorto

Vivo en las afueras de Málaga. El tiempo que me deja libre mi trabajo como analista acústico me gusta dedicarlo a la subcultura. No recuerdo cuando empecé a leer cómics pero por casa, en Jerez, siempre hubo tomos de Asterix y grapas de Mortadelo. Lo que realmente me abrió a la cultura alternativa fue una partida de Star Wars d6. Al poco estaba en la reunión inaugural del Club Dragom, en Jerez. Gracias a este grupo montamos varias jornadas y pude probar de todo: MERP, Rolemaster, Ragnarok, Runequest, AD&D, La Llamada de Cthulhu, Cyberpunk, Vampiro, Lobo, Mago, Fanhunter, Shadowrun, Mutantes en la sombra, Magic, Battletech, Mechwarrior, Warhammer… hasta ¡Niños!, El Juego de Rol de los Niños de Goma. En esa época me volví irremediablemente Tolkiendili, y adicto a la literatura épica y fantástica. Poco antes de mudarme a Málaga me presentaron a Pratchett, y comenzó la caza de ejemplares descatalogados en ferias de ocasión. Increíblemente, encontré a una malagueña que, sin ser rolera, comparte muchos de mis gustos y hace chistes sobre la Patrulla X. Aceptó casarse conmigo, aunque no me dejó cortar la tarta con Nársil. “Mola, pero es un muy grande. Quizás un sable de luz…”

Compartir este Artículo en