‘Fuck Me, Ray Bradbury’, o como matar de la impresión a un pobre anciano.

Os presento a Rachel Bloom, la simpática protagonista de este videoclip, que es también la guionista del mismo. No me queda muy claro si la humorista estadounidense quería hacerle un homenaje a Bradbury o causarle un infarto, porque a sus 90 años no está el hombre como para que le den estos «sustos». Sea como sea el resultado es este genial y divertido videoclip.

Sin prisa pero sin pausa, Ray Bradbury no ha dejado de escribir desde que en 1950 publicara ‘Crónicas marcianas’, su primera recopilación de relatos. A pesar de su avanzada edad, esta leyenda viva de la ciencia ficción publicó en 2009 su última novela, ‘Ahora y siempre’, ni más ni menos que 56 años despues de escribir su primera novela: ‘Fahrenheit 451’ (1953).

Cuando una buena mañana John Landis vio el videoclip ‘Fuck Me, Ray Bradbury’, no dudó un momento en llamar a Ray Harryhausen para que lo viera y avisara a su amigo Ray Bradbury. Pero este evento requería una cobertura digna, así que antes de ponerle el videoclip a Ray dispusieron las camaras para inmortalizar la reacción del mítico escritor. A continuación os dejo una foto del mágico momento.

Fuck me, Ray Bradbury

Sitio oficial | Ray Bradbury
Sitio oficial | Rachel Bloom

Etiquetas

Adrik @adrikable

Adri Ortiz, el autor con aires de grandeza y ansias de poder (y de fama y gloria también), inicia su carrera friki en 1998 publicando junto a Antonio Jiménez un fanzine plagiario de nefasta calidad llamado ‘Fanjanter: El Plagio Definitivo’. Esta parodia del ‘Fanhunter’ de Cels Piñol tiene bastante existo y Adrik (nombre artístico del autor en homenaje a su ascendencia rusa) acaba uniéndose a David Llort para crear las tiras cómicas de ‘Fan Hell’, que serán la carta de presentación de este duo para entrar en Planeta y realizar los dos número de ‘Fanhunter: La Batalla de Montjuïc Redux’, allá por 2003. Cansados de ser viejas glorias, Adrik y Llort vuelven a la escena comiquera en 2010 rescatando las tiras de ’Fan Hell’. Gracias a esto el autor sevillano acabó metido de rebote en Zona Fandom y posteriormente en la Fancueva, donde da rienda suelta a sus conocimientos subculturales.

Compartir este Artículo en