Especial Terry Pratchett: La Saga de Rincewind

Rincewind y Eric

Rincewind es uno de los personajes a los que más cariño tengo, y junto con el resto de magos de la Universidad Invisible, son los protagonistas de las aventuras gráficas que se han publicado sobre el Mundodisco (cada una era una combinación de varias novelas). Teniendo ‘El Color de la Magia‘ como protagonista a Rincewind y siendo la primera novela del Mundodisco, debería ser el punto de partida lógico, pero no recomiendo empezar por aquí debido a que el estilo de Pratchett aún necesitaba pulirse un poco. Además, el final se queda probablemente en el mayor “cliffhanger” (literalmente) que se haya escrito, y no se resuelve hasta ‘La Luz Fantástica‘.

Es difícil llamar mago a Rincewind. Cuando nació, la media de magia por persona bajó un poquito. Incluso en su gorro de mago pone “Echizero”, como prueba de que ni siquiera sabe deletrear la palabra hechicero. Pero tiene habilidades que le hacen especial… Tiene un talento innato para estar en el lugar equivocado en el peor momento. No es muy rápido corriendo, pero nadie huye antes que él. Y sabe gritar “ay” en decenas de idiomas.

Pero lo que no puede hacer es magia, lo cual le ha causado muchos problemas en la Universidad Invisible, el mayor centro de hechicería y gastronomía de todo el Disco. La culpa puede ser de un pequeño encontronazo con uno de los ocho hechizos del Octavo, el grimorio donde viven los sortilegios con los que los dioses crearon el mundo. Ese hechizo, el más poderoso de los Ocho, ha decido esconderse en la cabeza de Rincewind, y ningún otro hechizo menor quiere quedarse en ella porque le tienen miedo (al hechizo, no a Rincewind). Y en estas estamos cuando Dos Flores, el primer turista del Mundodisco, llega a Ankh Morpork y le toma cariño (esta vez sí es a Rincewind, aunque parezca mentira). El Patricio Havelock Vetinari recomienda a Rincewind que le sirva de guía turístico, no sólo para garantizar la llegada de nuevos visitantes a la ciudad, sino también para seguir sin conocer el color de su propio hígado.

Mientras tanto, la Universidad Invisible sigue en su habitual estado de complot permanente, puesto que la forma más rápida de ascender en los escalafones mágicos es asesinando a uno de los magos del escalafón superior. Por eso los mejores magos no son los que mejores bolas de fuego lanzan, sino los que tienen un mejor arsenal defensivo y mejores reflejos. Pero esta vez, el complot puede poner en peligro la existencia misma del Mundodisco

En ‘Rechicero’, Pratchett nos explica porqué un mago jamás debe tener hijos (¿alguien se acuerda del glosario de hechiceros?). El octavo hijo siempre tiene un talento innato para ser mago. Pero el octavo hijo de un octavo hijo… su poder bebería de las fuentes mismas de la magia: sería un rechicero (source + sorceror = sourceror en el original). Y el poder de un rechicero puede desestabilizar el tejido de la realidad, y cuando el mundo es un disco plano soportado por cuatro elefantes a lomos de una tortuga, está claro que ahí el tejido de la realidad ya es bastante endeblito.

Eric‘ es, probablemente, la peor novela del Mundodisco que he leído, porque es lineal y muy floja. En cambio, ‘Tiempos Interesantes‘ es genial, y vuelve como protagonista otro de los personajes claves de esta saga, Cohen el Bárbaro, junto con la Horda Plateada, formada por el grupo de héroes octogenarios de leyenda más disparatados. Además, está plagada de filosofía oriental, lo que atraerá a los otakus de ZonaFandom.

En ‘El País del Fin del Mundo‘, Rincewind pasa de la sartén al fuego, y aparece en XXXX, un continente que, pese a que no es Australia, resulta ser bastante australiano: todos los bichos que no son venenosos son ponzoñosos, y el calor ahoga… Por último, ‘The Last Hero‘ es una novela gráfica con Cohen El Bárbaro como protagonista, pero aún no he podido hacerme con ella.

* Lo mejor: La saga de los magos al completo es, en realidad, el eje central de las historias del Mundodisco. El Equipaje es uno de los mejores y más expresivos personajes que se hayan creado jamás, a pesar de ser un baúl de peral sabio con cientos de patitas.
* Lo peor: ‘El Color de la Magia’ es la única novela del Mundodisco que no tiene un final, que se deja para ‘La Luz Fantástica’. Pratchett aún tenía que pulir algunos aspectos que no están bien definidos y que, en casos como el de La Muerte, llegan a ser incoherentes con el resto de novelas. No es una novela mala, en absoluto, pero el comienzo de esta saga puede disuadir a los no iniciados.

En ZonaFandom | Especial Terry Pratchett

Etiquetas

Alkar @bidorto

Vivo en las afueras de Málaga. El tiempo que me deja libre mi trabajo como analista acústico me gusta dedicarlo a la subcultura. No recuerdo cuando empecé a leer cómics pero por casa, en Jerez, siempre hubo tomos de Asterix y grapas de Mortadelo. Lo que realmente me abrió a la cultura alternativa fue una partida de Star Wars d6. Al poco estaba en la reunión inaugural del Club Dragom, en Jerez. Gracias a este grupo montamos varias jornadas y pude probar de todo: MERP, Rolemaster, Ragnarok, Runequest, AD&D, La Llamada de Cthulhu, Cyberpunk, Vampiro, Lobo, Mago, Fanhunter, Shadowrun, Mutantes en la sombra, Magic, Battletech, Mechwarrior, Warhammer… hasta ¡Niños!, El Juego de Rol de los Niños de Goma. En esa época me volví irremediablemente Tolkiendili, y adicto a la literatura épica y fantástica. Poco antes de mudarme a Málaga me presentaron a Pratchett, y comenzó la caza de ejemplares descatalogados en ferias de ocasión. Increíblemente, encontré a una malagueña que, sin ser rolera, comparte muchos de mis gustos y hace chistes sobre la Patrulla X. Aceptó casarse conmigo, aunque no me dejó cortar la tarta con Nársil. “Mola, pero es un muy grande. Quizás un sable de luz…”

Compartir este Artículo en