Entrevista a Pedro Jorge Romero (II)

Pjorge

Pedro Jorge Romero (Lanzarote, 1967) es un traductor y escritor de ciencia ficción español. Ha traducido al español varias obras de ciencia ficción, siendo quizás las más populares sus traducciones de Neal Stephenson. En su faceta de autor ha publicado varias obras; entre ellas, ‘El otoño de las estrellas’ (2001), junto a Miquel Barceló. También ha publicado en Internet dos breves cuentos de ciencia ficción ‘Lo que un hombre debe hacer’, y ‘El día que hicimos la transición’ con Ricard de la Casa. Su blog, de gran diversidad de contenido y bastante repercusión, es Pjorge.

(continuación de la entrevista)

ZonaFandom: Gracias al cine (o por culpa de él), el público empieza a tener muy claro los temas clave que trata la ciencia-ficción, y se tiende a pensar que «ciencia-ficción es una historia que se ambienta en el futuro», sobretodo una distopía o un thriller convencional pero cuarenta años en el futuro como escenario. No sé si ha leído la excelente novela ‘Flores para Algernón’, que está en el umbral del género. ¿Lo considera ciencia-ficción? ¿Por qué?

Pedro Jorge Romero: Los puntos en la frontera siempre son problemáticos y claramente «Flores para Algernon» es uno de esos libros que cabalgan entres dos mundos. En ese caso, yo aplico el simple criterio de como el libro explora el tema que está tratando y creo que «Flores» es claramente ciencia ficción. El libro emplea un dispositivo que no existe para observar el desarrollo y la pérdida de la inteligencia, intentando pasar con lógica de un punto al siguiente. Explora una posibilidad que todavía no existe planteándoselo desde el punto de vista de sus riesgos y beneficios. Digamos que aspira a explorar una posibilidad novedosa desde un punto de vista científico, o intelectual.

ZF: Hablando ya de cine, ¿qué le parece la nueva saga que está construyendo Christopher Nolan alrededor de Batman? ¿Ha visto ya ‘El Caballero Oscuro’?

PJ: No, no la he visto. Vi la primera y me gustó mucho. Me parece que Christopher Nolan es un tipo inteligente capaz de dar vida a una piedra. Si lograba que el Espantapájaros diese miedo, puede hacer lo que quiera.

ZF: Y para el año que viene se prepara una nueva versión cinematográfica de ‘Fahrenheit 451’. ¿Debemos ilusionarnos o tener miedo?

PJ: No sé, depende. A mí la primera versión me da más risa que otra cosa. Yo la mística de los libros y de lo maravillosas y grandes personas que somos por leer no la comparto. Me parece que hay personas maravillosa e inteligentes que no han leído un libro en su vida ni les ha hecho falta. Por tanto, el mensaje de la película –no recuerdo si la novela era también así- no me llama. ¿Una nueva versión? Pues no sé, depende de quién la haga y de lo que decida cambiar. Por el momento, me deja indiferente.

ZF: Efectivamente, también el mensaje de la novela era el de que los personajes principales eran «salvadores de los libros», y por tanto, más morales, por así decirlo. La versión la hace Frank Darabont, responsable de ‘Cadena Perpetua’ o ‘La Milla Verde’. Usted, sin embargo, se propone, desde su blog, leer 50 libros en un año. ¿Es consciente de que pocas personas leen tan siquiera tres libros en un año?

PJ: Sí. Pero hay gente que corre un maratón una vez al año y yo no correré uno en toda mi vida. Simplemente hay gente a la que le gusta hacer unas cosas y a otras personas otras. A mí me gusta leer y me fastidia no leer. No por nada, no porque crea que me hace mejor o más listo. Simplemente me gusta descubrir lo que pone en los libros y leer sobre temas que me llaman la atención. Como me fastidia no leer, el reto de los 50 libros me recuerda que es algo que me gusta hacer. Y como pasa con todo lo que te gusta hacer, es bueno encontrarle tiempo para hacerlo porque en caso contrario lo olvidarás. Por suerte, he desarrollado la habilidad de leer en las condiciones más adversas y eso me ayuda mucho.
Este año, por cierto, ya he llegado a los cincuenta. Cuando alcanzo la cifra siempre bromeo diciendo que ya puedo dejar de leer durante el resto del año. Sin embargo, insisto, no lo hago por ninguna razón mística. Si me gustase ir en bicicleta, también me plantearía hacer cierto número de kilómetros por semana. Se trata de garantizar que mantienes el ritmo.
Y estoy muy contento de haberme planteado el resto. Creo que leo más y mejor desde que lo hago. Es más, creo que también recuerdo mejor lo que leo. Tener un propósito, por tonto que sea, siempre ayuda.

ZF: Supongo que entre los libros que leerá este año se encuentra ‘After Dark’, la nueva novela de Haruki Murakami. ¿Qué encontraremos en ella? ¿Satisfará nuestras (hablo de usted y de mí) expectativas?

PJ: Lo leí en inglés el año pasado y espero leer la traducción este año. Es un libro muy curioso, casi poético, porque es como si alguien hubiese cogido una novela de Murakami y hubiese eliminado la novela, dejando los personajes y sus circunstancias. El hecho de que sea un libro delimitado –transcurre entre cierta hora de la noche y cierta hora de la madrugada- ayuda también a crear esa sensación poética. Más que contar, fluye. Produce un efecto muy curioso.
Me gustó bastante, la verdad. Es uno de los libros de Murakami que más me ha gustado.

ZF: Me alegro de oír eso. Y hablemos de otro tipo de literatura. Antes se le llamaba cómic, ahora novela gráfica, ¿cuál es el futuro de este género?

PJ: Creo que el futuro del cómic es brillante. Sobre todo hoy en día, cuando se publican cómics de los lugares más lejanos sin ningún problema –da la impresión de que se publican más cómics coreanos que novelas coreanas- permitiendo acercarse a sensibilidades muy diferentes. El juego de influencias no puede sino enriquecer la creación. Vamos, yo disfruto mucho más ahora del cómic que cuando tenía quince años. La variedad que tenemos ahora es espectacular.

ZF: Estoy de acuerdo. Por último, imagínese ahora a un joven escritor al que una editorial le ha echado para atrás su primera novela, en la que tenía depositadas grandes expectativas. ¿Qué le diría? ¿Qué le aconsejaría?

PJ: Que a nadie le gusta el rechazo y por tanto, es comprensible que se sienta mal. Pero a continuación, debe plantearse por qué escribe. Si le gusta publicar o le gusta escribir. Si lo que le gusta es escribir, pues en realidad no ha pasado nada y debería seguir si eso es lo que le apetece. Y como ya comentamos antes, hoy en día hay muchas formas de acercarse a los lectores.

Blog de Pedro Jorge Romero | Pjorge

Etiquetas

HAL 9000 @

Compartir este Artículo en