Ediciones Irreverentes publica la antología ‘250 años de terror’

250terror.jpgLa editorial madrileña Ediciones Irreverentes acaba de publicar una antología que sin duda gustará a los amantes del terror, pero que yo veo sobre todo como un buen punto de partida para introducirse en el género. Como bien dice el título, ‘250 años de terror’ recopila diversos relatos de escritores que han cultivado el terror desde finales del siglo XVIII hasta la actualidad.

Muchos de estos autores no se adscriben únicamente al género de terror. Por ejemplo, encontramos textos firmados por gente como Chéjov o Maupassant, que aunque son reconocidos por otra clase de narraciones, también han aportado su granito de arena al campo de lo sobrenatural. La obra comienza con una introducción escrita por Vera Kukharava, una de las editoras de la compañía, en la que repasa brevemente la trayectoria de este género literario.

Después nos encontramos con autores de diferentes épocas y lugares, entre los que destacan Heinrih Von Kleist, Alexandre Dumas, H.P. Lovecraft y Horacio Quiroga. También hay un hueco para la literatura nacional, representada por autores clásicos (Gustavo Adolfo Bécquer) y contemporáneos (José Enrique Canabal).

Aunque se pueda echar en falta la presencia de escritores consagrados como Poe o Le Fanu, considero que es una antología bastante completa, que sobre todo tiene el interés de descubrirnos autores menos conocidos que quizá se conviertan en los nuevos compañeros de nuestras noches en vela. También me parece muy interesante que dedique un espacio a la literatura de terror actual que se está escribiendo en nuestro país, ya que ando un poco descolgado de ella y esta es una buena oportunidad para ponernos al día.

‘250 años de terror’ cuenta con un total de 23 autores y otros tantos relatos, repartidos en 332 páginas. El libro, que ya podéis encontrar en las librerías, tendrá un precio de 20 euros.

Vía | Fantasymundo
Más información | Ediciones Irreverentes

Etiquetas

Jaime Valero @jvalerolife

Nací en el año de las inquietantes profecías literarias de Orwell. No traje ningún tebeo bajo el brazo pero en cuanto alcancé el uso de la razón el cómic se convirtió en una de mis máximas prioridades. Combino las viñetas y bocadillos con otras muchas pasiones delirantes e intento que todas ellas convivan en mi carrera como periodista y traductor. Mi cuartel general se encuentra radicado en Madrid.

Compartir este Artículo en