‘Dibujar los sonidos’: Cels Piñol se inspira en Cels Piñol

'Dibujar los sonidos', de Cels Piñol¿Cómo combinan la madurez, la formación de una familia, y el nacimiento de una hija, con una vida llena de comics, películas de animación, dados, juegos y figuritas coleccionables? Cels Piñol, probablemente el autor más apreciado del panorama fandom nacional, nos muestra en ‘Dibujar los sonidos’ su particular visión sobre el tema. Y como no podía ser de otra forma, el bueno de Cels ambienta esta especie de guía para fans padres en un escenario post apocalíptico, distópico y épico-decadente, donde Jiménez Losantos es inquisidor y Boris Izaguirre uno de los presidentes del gobierno.

Autoproclamado como ‘El Dibujante sin Pulso’, Piñol se inspira en su propia vida para relatar a su modo la dificultad de la paternidad en un entorno hostil, pero con su toque particular, mezclando fantasía y realidad, situando la acción en un escenario de post-guerra irreal pero cercano. Si conoces su obra, sabrás de antemano que el mayor fallo del libro es que te lo vas a beber en cuestión de horas, y que si lo lees en el autobús todo el mundo va a mirarte porque no podrás controlar la risa. Está claro que la paternidad le ha marcado, y necesita expresarlo de la mejor forma que sabe: en novelas y también en sus tiras.

En la ambientación del libro está muy presente el universo Fanhunter. ¿A alguien de la sala no le suena Fanhunter? Pues es imprescindible para fanáticos de los comics y para roleros, pero eso tiene arreglo, porque Cels dice que va a dar un nuevo impulso a la saga y en ZonaFandom estaremos atentos a las novedades. Ah, el libro lo publica Planeta, y sale por 11.95€.

A petición popular, haremos una reseña en los próximos días del juego de rol más épico-decadente jamás publicado. Os dejo una de sus viñetas sobre conflictos fan-parentales tras el salto…

Vía | Covman
Más información | Blog de Cels Piñol

Viñeta de Cels Piñol

Etiquetas

Alkar @bidorto

Vivo en las afueras de Málaga. El tiempo que me deja libre mi trabajo como analista acústico me gusta dedicarlo a la subcultura. No recuerdo cuando empecé a leer cómics pero por casa, en Jerez, siempre hubo tomos de Asterix y grapas de Mortadelo. Lo que realmente me abrió a la cultura alternativa fue una partida de Star Wars d6. Al poco estaba en la reunión inaugural del Club Dragom, en Jerez. Gracias a este grupo montamos varias jornadas y pude probar de todo: MERP, Rolemaster, Ragnarok, Runequest, AD&D, La Llamada de Cthulhu, Cyberpunk, Vampiro, Lobo, Mago, Fanhunter, Shadowrun, Mutantes en la sombra, Magic, Battletech, Mechwarrior, Warhammer… hasta ¡Niños!, El Juego de Rol de los Niños de Goma. En esa época me volví irremediablemente Tolkiendili, y adicto a la literatura épica y fantástica. Poco antes de mudarme a Málaga me presentaron a Pratchett, y comenzó la caza de ejemplares descatalogados en ferias de ocasión. Increíblemente, encontré a una malagueña que, sin ser rolera, comparte muchos de mis gustos y hace chistes sobre la Patrulla X. Aceptó casarse conmigo, aunque no me dejó cortar la tarta con Nársil. “Mola, pero es un muy grande. Quizás un sable de luz…”

Compartir este Artículo en