Los cuartos frikis de los usuarios de 2ch

¿Conocéis el sitio 4chan y las barbaridades que nacen de entre sus foros? Pues entonces probablemente también sepáis de la existencia de 2chan (o 2ch), el foro japonés en el que se inspiró moot, el fundador de 4chan; y si el sitio americano es famoso por sus fechorías, el japonés, como no, lo es por sus otakus.

Son de los más activos de la red y pueden alcanzar niveles tan enfermizos como para analizar con un increíble detalle la calidad de emisión de las diferentes cadenas donde se emite el anime Kannagi a través de los labios de Nagi, una de sus protagonistas.

Así que cuando me encontré con esta recopilación de fotografías de los cuartos de algunos de sus foreros no pude resistirme a enseñárosla. Hay de todo: desde alguno que muestra la más absoluta pobreza de su propietario hasta otros que bien podrían servir como centro de control de misión de la NASA. ¿Se parece alguno a vuestro cuarto o aún no habéis llegado tan lejos?

Galería de fotos

(Haz click en una imagen para ampliarla)

2ch-otaku-rooms-001.jpg
2ch-otaku-rooms-003.jpg
2ch-otaku-rooms-004.jpg
2ch-otaku-rooms-005.jpg
2ch-otaku-rooms-007.jpg
2ch-otaku-rooms-008.jpg
2ch-otaku-rooms-009.jpg
2ch-otaku-rooms-011.jpg
2ch-otaku-rooms-012.jpg
2ch-otaku-rooms-013.jpg
2ch-otaku-rooms-014.jpg
2ch-otaku-rooms-017.jpg
2ch-otaku-rooms-019.jpg
2ch-otaku-rooms-022.jpg
2ch-otaku-rooms-024.jpg
2ch-otaku-rooms-036.jpg
2ch-otaku-rooms-045.jpg
2ch-otaku-rooms-046.jpg
2ch-otaku-rooms-047.jpg
2ch-otaku-rooms-048.jpg
melonpan-mai-room-otaku-heaven-1.jpg
otaku-heaven-or-hell-1.jpg

Vía | Sankaku Complex

Etiquetas

Miguel Michán @miguelmichan

He visto más películas de ciencia ficción y terror de las que mis padres deberían haber permitido. He pasado noches en vela encarnando a un poderoso mago neutral malvado. He llorado con algún que otro juego de Square. Y hasta llegué a convertir mi pasión por el manganime y la cultura japonesa en una forma de ganarme la vida cuando, en Noviembre de 2000, creé Shirase, una revista especializada que dirigí durante tres años mientras colaboraba en las revistas Dokan y Minami. Así que sí, puede decirse que llevo con orgullo eso de ser un friki como la copa de un pino. ¡A mucha honra!

Compartir este Artículo en