La Frikada de la Semana: Pociones revitalizantes

Health Energy Potion

Si hace unas semanas os presentamos el Zumo de Tentáculo, muy indicadas para otakus extremos, hoy os traemos otras pociones orientadas al rolero que va por la vida tomando decisiones lanzando dados.

La primera es la ‘Health Potion Energy Drink‘, perfecta para esos estados carenciales de salud, esos momentos de bajón en los que sientes que alguien te ha dado una puñalada trapera por la espalda. Vitaminas, cafeína, afrutado con un regusto a cítrico amargo… te servirá para recuperarte de la batalla.

La otra es la ‘Mana Energy Potion‘, pensada para esos momentos en los que no te quedan fuerzas ni para el más mísero cantrip. Promete subir tus puntos de magia hasta los 160 (afirman que un humano normal tiene 100), sólo con un trago, para prepararte para la batalla.

Maa Energy Potion

Se trata de bebidas energéticas muy concentradas, que con un buche prometen ofrecer el mismo chute que una bebida energética normal. Por ahora sólo están disponibles en Estados Unidos. Si alguien las prueba, que avise.

Vía | La Marca del Este
Sitio oficial | Mana Potions
En ZonaFandom | La Frikada de la Semana, Zumo de Tentáculo

Etiquetas

Alkar @bidorto

Vivo en las afueras de Málaga. El tiempo que me deja libre mi trabajo como analista acústico me gusta dedicarlo a la subcultura. No recuerdo cuando empecé a leer cómics pero por casa, en Jerez, siempre hubo tomos de Asterix y grapas de Mortadelo. Lo que realmente me abrió a la cultura alternativa fue una partida de Star Wars d6. Al poco estaba en la reunión inaugural del Club Dragom, en Jerez. Gracias a este grupo montamos varias jornadas y pude probar de todo: MERP, Rolemaster, Ragnarok, Runequest, AD&D, La Llamada de Cthulhu, Cyberpunk, Vampiro, Lobo, Mago, Fanhunter, Shadowrun, Mutantes en la sombra, Magic, Battletech, Mechwarrior, Warhammer… hasta ¡Niños!, El Juego de Rol de los Niños de Goma. En esa época me volví irremediablemente Tolkiendili, y adicto a la literatura épica y fantástica. Poco antes de mudarme a Málaga me presentaron a Pratchett, y comenzó la caza de ejemplares descatalogados en ferias de ocasión. Increíblemente, encontré a una malagueña que, sin ser rolera, comparte muchos de mis gustos y hace chistes sobre la Patrulla X. Aceptó casarse conmigo, aunque no me dejó cortar la tarta con Nársil. “Mola, pero es un muy grande. Quizás un sable de luz…”

Compartir este Artículo en