Construye tu R2-D2 sin morir en el intento

Vivimos en un tiempo curioso para los fans de Star Wars. A pesar de los últimos tropiezos de Disney, el universo creado por George Lucas sigue más vivo que nunca, con una vibrante comunidad de aficionados y una oferta interminable de artículos de todo tipo que cubre todo el espectro de precios. Pero los fans más acérrimos seguimos sin embargo con varias espinas clavadas en lo que podríamos denominar, la máxima expresión del coleccionismo: réplicas realistas y de calidad de los principales iconos de la saga.

Y es que camisetas, artículos de decoración, utensilios de cocina y LEGOs, todos los que queráis, pero réplicas decentes, salvando las armaduras y cascos de Anovos, poca cosa. La única opción a día de hoy si quieres un sable de luz o un droide astromecánico como Obi-Wan manda sigue siendo fabricártelo tú mismo… y claro, no se trata de una tarea sencilla ni económica.

Justo en este punto es donde entra Altaya ModelSpace, una división de Planeta DeAgostini especializada en modelismo que ofrece una ventaja sobre los tradicionales coleccionables, y es que muchas de sus maquetas se pueden recibir de una sola vez sin esperar a cada entrega, o en el peor de los casos, con colecciones ya cerradas, sabiendo exactamente cuantas entregas serán, qué incluirá cada una y cuanto te costará la broma.

Hablamos de un Halcón Milenario a escala 1:1 (de la maqueta original, no pensaríais que ibais a necesitar un hangar para montarlo, ¿verdad?) por 1099 euros (o 99,90 € durante 12 meses o 49,90 durante 24), o el que verdaderamente ha llamado mi atención: un R2-D2 a escala 1:2 por 49,90 euros durante 24 meses, por los que recibirías una entrega cada semana. Son cerca de 1200 euros, pero claro, comparad eso con 7000 que costó en su día la réplica de Sideshow Collectibles que hacía poco más que mover la cabeza o los 150 euros del Sphero R2-D2, muy chulo, pero realmente diminuto.

Escala 1:2 y abundantes piezas de metal

Lo que ModelSpace nos trae aquí es un R2-D2 que construiremos con nuestras propias manos, pero para el que no necesitaremos impresoras 3D ni cazar piezas sueltas por Internet. Un modelo con un armazón y abundantes piezas de metal pero un tamaño contenido; electrónica como para que te convaliden alguna asignatura en la carrera, pero explicada al detalle para que puedas limitarse a unir los puntos.

El resultado final será una maqueta dotada de proyector, movimiento y sensores para evitar obstáculos, cámara de fotos y vídeo, brazos extensibles, micrófono y altavoz, efectos de luz y sonido idénticos a los de nuestro amigo arturito… todo ello capaz de funcionar de forma autónoma o controlada a través de una app para iOS y Android vía Wifi.

En los fascículos, junto a las instrucciones, encontramos una recopilación de todo lo que se puede decir sobre R2-D2 desde su concepto original a manos de Ralph McQuarrie y desarrollo por Industrial Light & Magic y Elstree Studios, a todo el lore explorado en la saga. Pero la información va más allá, y ya desde la primeras entregas se profundiza en otros droides menos famosos del universo de Lucas.

Si sentís curiosidad os recomiendo que consultéis para salir de dudas el foro de ModelSpace Reino Unido donde han publicado un diario oficial de construcción en el que podéis ver paso a paso todo el proceso de principio a fin.

ModelSpace Construye tu R2-D2 (Código FACU50 para un 50% de descuento en el primer kit)

Etiquetas

Miguel Michán @miguelmichan

He visto más películas de ciencia ficción y terror de las que mis padres deberían haber permitido. He pasado noches en vela encarnando a un poderoso mago neutral malvado. He llorado con algún que otro juego de Square. Y hasta llegué a convertir mi pasión por el manganime y la cultura japonesa en una forma de ganarme la vida cuando, en Noviembre de 2000, creé Shirase, una revista especializada que dirigí durante tres años mientras colaboraba en las revistas Dokan y Minami. Así que sí, puede decirse que llevo con orgullo eso de ser un friki como la copa de un pino. ¡A mucha honra!

Compartir este Artículo en

Deja un Comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.