Albornoces y sacos de dormir para ZonaFandomeros: La Frikada de la Semana

Albornoces comiqueros

Hoy traemos frikadas por partida doble, porque en esta carrera entre nosotros publicándolas, y el universo creandolas cada vez mejores, vamos siempre con retraso. Para la frikada de esta semana, hemos pensado en cómo ponernos cómodos para ir a la cama con estilo.

Para empezar, tras una reparadora ducha, lo mejor es ponerse uno de estos albornoces que hemos encontrado en enROLados. Tenemos el modelo Supermán, el modelo Batman, el modelo Wonderwoman y, bueno, si no eres de comics, quizás te valga el de Rocky Balboa. Salen por unos 40 euros, en talla única de adulto, claro, porque un niño no podría disfrutarlos en todas sus facetas.

¿Y si vamos de acampada? ¿No sería adecuado que durmieras con estilo, presumiendo de frikez y de sobrado conocimiento subcultural a la vez? Creo que es el mejor objeto de merchandising de Star Wars que veo desde el R2D2 proyector de DVDs. Se trata de un saco de dormir modelo Tauntaun… que conmemora una de las escenas más conocidas de Star Wars, ese duro momento de camaradería y supervivencia en la superficie helada de Hoth:

Saco de dormir TaunTaun

¿Es bueno o no es bueno? Hasta tiene pintadas las viscerillas por dentro, qué gozada…

EDITADO: Como bien comentó Jokin González, el saco de dormir fue la broma del April’s Fool de ThinkGeek. No obstante, tras las peticiones de los fans, afirman que van a estudiar la posibilidad de obtener una licencia para fabricarlo.

Sitio oficial | Albornoces en ThingsOnline, Saco en ThinkGeek
Vía | Albornoces en enROLados, saco vía RobertoPastor vía Microsiervos
En ZonaFandom | La Frikada de la Semana

Etiquetas

Alkar @bidorto

Vivo en las afueras de Málaga. El tiempo que me deja libre mi trabajo como analista acústico me gusta dedicarlo a la subcultura. No recuerdo cuando empecé a leer cómics pero por casa, en Jerez, siempre hubo tomos de Asterix y grapas de Mortadelo. Lo que realmente me abrió a la cultura alternativa fue una partida de Star Wars d6. Al poco estaba en la reunión inaugural del Club Dragom, en Jerez. Gracias a este grupo montamos varias jornadas y pude probar de todo: MERP, Rolemaster, Ragnarok, Runequest, AD&D, La Llamada de Cthulhu, Cyberpunk, Vampiro, Lobo, Mago, Fanhunter, Shadowrun, Mutantes en la sombra, Magic, Battletech, Mechwarrior, Warhammer… hasta ¡Niños!, El Juego de Rol de los Niños de Goma. En esa época me volví irremediablemente Tolkiendili, y adicto a la literatura épica y fantástica. Poco antes de mudarme a Málaga me presentaron a Pratchett, y comenzó la caza de ejemplares descatalogados en ferias de ocasión. Increíblemente, encontré a una malagueña que, sin ser rolera, comparte muchos de mis gustos y hace chistes sobre la Patrulla X. Aceptó casarse conmigo, aunque no me dejó cortar la tarta con Nársil. “Mola, pero es un muy grande. Quizás un sable de luz…”

Compartir este Artículo en