‘X-Men: Magneto Testamento’, un vistazo al cruel pasado del personaje

magneto01.jpg

Durante su etapa al frente de los X-Men, el guionista Chris Claremont decidió darle una nueva dimensión a Magneto al desvelar su cruento pasado en el campo de concentración de Auschwitz durante la 2ª Guerra Mundial. De esta forma, se desdibujaba la figura del malo malísimo cuya única motivación parece ser la de hacerle la puñeta a los héroes de turno. Magneto conoce perfectamente el sufrimiento y sabe lo que significa pertenecer a un colectivo oprimido y perseguido por la sociedad. De ahí su afán por impedir que volviera a repetirse con los mutantes lo que ya pasó con el pueblo judío.

Eso no quita que sus actos se volvieran desmedidos con el tiempo, y que pasara de ser víctima a verdugo, un cambio de papeles que también hemos podido ver en el mundo real. No obstante, no es este el tema que se trata en ‘X-Men: Magneto Testamento’, la miniserie escrita por Greg Pak e ilustrada por Carmine Di Giandomenico. La intención de los autores era recopilar en una sola historia todos los retazos del pasado de Magneto que se han ido dispersando por los tebeos mutis, tratando de bucear un poco más en el apartado psicológico del personaje, así como retratar por enésima vez los horrores del Holocausto.

La obra parte de una cuidadosa documentación histórica que ha permitido situar al joven Magneto (por entonces, llamado sencillamente Max Eisenhardt) en algunos acontecimientos clave como La Noche de los Cristales Rotos o el exilio de los judíos alemanes a Varsovia. El hecho de abarcar el periodo que transcurre entre los últimos años de la década de los 30 y el final de la guerra en 1945, hace que la historia parezca un tanto acelerada en ciertos pasajes, lo cual, sin desmerecerla demasiado, sí que supone uno de sus mayores defectos.

magneto03.jpg

Los mejores momentos de la miniserie se producen precisamente en los momentos en los que los autores han tenido oportunidad de detenerse más. Esto es, las vivencias de Max en el colegio, cuando empieza a notar el rechazo por parte de compañeros y profesores debido a su condición de judío; y la estancia en Auschwitz, en la que sólo su ingenio le ayudará a sobrevivir. Un guiño que me ha gustado mucho de esta historia es que, aunque Max no haga un uso evidente de sus poderes mutantes (como cabría esperar), sí se sirve del metal más precioso, el oro, para conseguir muchos de sus objetivos. También es memorable la escena en la que se encuentra con el inmenso montón de gafas metálicas que pertenecían a los judíos ya ejecutados.

Otro punto importante en la historia del joven Magneto es su amor por una chica gitana llamada Magda. La joven termina en el sector gitano de Auschwitz, que históricamente estuvo bajo el mando del tristemente célebre Dr. Mengele. Quizá por falta de páginas, su romance no termina de salirse de los tópicos de esta clase de narraciones bélicas, pero no hay duda de que ayuda a enriquecer un poco más las motivaciones del protagonista.

magneto02.jpg

La historia de la 2ª Guerra Mundial y del nazismo me atraen mucho, y puede que por ello me acercara con muchas ganas a este cómic (y también con unas expectativas algo elevadas que, a pesar de la calidad de la miniserie, no terminaron de cumplirse del todo). Si uno lo piensa bien, la figura de Magneto no pega un cambio radical a partir de esta obra como pudo hacerlo cuando cayó en manos de Claremont, pero sí ha servido para dejarnos una historia emotiva, interesante y digna de leer. Cierto es que después de encontrar obras tan magníficas sobre esta época de la Historia como el ‘Maus’ de Art Spiegelman y el ‘Adolf’ de Osamu Tezuka, uno ya no se lleva demasiadas sorpresas. Pero más que compararlas, cosa que no tiene demasiado sentido teniendo en cuenta las diferencias en su extensión y sus objetivos, lo mejor es disfrutar de ellas en conjunto para enriquecer nuestros conocimientos sobre uno de los episodios negros de la humanidad.

Como colofón, al final de la edición publicada por Panini se incluye una breve historieta, dibujada por Neal Adams y entintada por Joe Kubert, que nos cuenta la historia de Dina Babbitt, una joven artista que fue recluida en Auschwitz y que consiguió sobrevivir gracias, precisamente, a sus dibujos. Un hecho poco conocido que justifica más aún la compra de este volumen.

Ficha Técnica

magnetoreview.jpg

  • Título: X-Men: Magneto Testamento
  • Contiene: X-Men: Magneto Testament #1-5 (noviembre de 2008 a marzo de 2009)
  • Editorial: Panini
  • Editorial USA: Marvel
  • Formato: Rústica con solapas // 128 páginas // color
  • Precio: 11 euros

Etiquetas

Jaime Valero @jvalerolife

Nací en el año de las inquietantes profecías literarias de Orwell. No traje ningún tebeo bajo el brazo pero en cuanto alcancé el uso de la razón el cómic se convirtió en una de mis máximas prioridades. Combino las viñetas y bocadillos con otras muchas pasiones delirantes e intento que todas ellas convivan en mi carrera como periodista y traductor. Mi cuartel general se encuentra radicado en Madrid.

Compartir este Artículo en