‘X-Men Forever 1: Allá donde lo dejamos’, sabor clásico y nostálgico

X-Men Forever

Cuando hace algo más de un año Marvel anunció que Chris Claremont tomaría las riendas de una nueva serie mutante nos pareció una buena noticia. Sobre todo cuando nos dijeron que no iba a ser una serie más sino que empezaría justo donde lo dejó hace casi veinte años a mí me pareció una premisa muy interesante y es que la etapa del Patriarca Mutante a cargo de los mutantes dio mucho de sí.

Así pues hace un año comenzaba ‘X-Men Forever‘ una serie regular y quincenal en el que Chris Claremont tiene la libertad total para contar lo que le plazca sobre los mutantes a partir del mismo momento en el que lo dejó. La serie en EEUU va por su segundo volumen (el primero ha tenido 24 números y dos especiales) y Panini ha publicado este mes el primer tomo de la serie, con el primer arco argumental. Pero antes, pongámonos en antecedentes.

Anteriormente en ‘X-Men’

En 1975 un jovencito Chris Claremont, que trabajaba como guionista de ‘Iron Fist‘, se encontró con un encargo de Len Wein que cambiaría para siempre la faz de Marvel: relanzar ‘The X-Men‘, serie que desde hacía tiempo estaba abandonada pero que se había decidido otorgar una segunda oportunidad. Len Wein no podría estar al 100% con el relanzamiento, debido a su reciente ascenso a editor, así que Chris Claremont sería el encargado de continuar las aventuras de los mutantes pero con un equipo totalmente renovado en el celebérrimo ‘Giant Size X-Men’.

Así comenzó Claremont una etapa sensacional que duraría hasta 1991, con la publicación de los primeros tres números de ‘X-Men‘, serie hecha para mayor gloria de Jim Lee (aquella época fue pródiga en otorgar series nuevas a los dibujantes estrella) momento en el que, tras un historial de disputas con los editores marvelianos Claremont dejó la editorial hasta 1997 donde volvió como guionista en ‘Los 4 Fantásticos‘ con Salvador Larroca y en 2000 volvería a las tierras mutantes donde estaría de forma intermitente.

X-Men Jim Lee

La verdad es que, personalmente, considero todo un acierto el comenzar ‘X-Men Forever’ con la reedición de aquel primer arco argumental de ‘X-Men’ en el que los mutantes se enfrentaban al renovado Magneto en el Asteroide M. El acierto, más allá de la calidad de la historia (ya habían perdido mucha magia los mutantes) está en el hecho de ayudar al lector a ponerse en contexto.

No me quiero meter mucho en esta parte del tomo porque se usa meramente como accesorio para introducirnos en la dinámica de ‘X-Men Forever’. Es una buena historia, con el clásico enfrentamiento entre nuestros mutantes y Magneto. Sobre el guión de Claremont decir que llevaba tiempo escribiendo a disgusto en los títulos mutantes y eso se nota. Y sobre el dibujo comentar que, aunque ‘X-Men’ estaba hecho para su uso y disfrute, no es el mejor dibujo de Jim Lee, pero aun así la saga es potable.

‘Amar… ¡Y Perder!’

Y llegamos, tras el dilatado prólogo, a ‘Amar… ¡Y perder!‘ el arco con el que Chris Claremont y Tom Grummett inauguran ‘X-Men Forever’. Tras la caída del Asteroide M (y de Magneto) Nick Furia advierte a Xavier que los días de independencia de su escuela han acabado y que pasan a estar bajo la tutela de SHIELD. Mientras el equipo está en España siguiendo el rastro de Fabián Cortez, el acólito de Magneto… y, aunque ya está avisado en el post, a partir de aquí spoilers.

Tras el problemático encuentro con Cortez los mutantes vuelven a casa, esa misma noche Logan abandona la mansión en una misión en solitario en la que encontrará la muerte. Sí, señor, Claremont comienza la colección cumpliendo uno de sus objetivos “de toda la vida” y que nunca le dejaron hacer en su etapa como Patriarca Mutante.

X-Men - Lobezno

Aquí ya demuestra Claremont que esta es su colección y él se la “folla” como quiere, y no será lo único de sus planes que irá haciendo a lo largo de la colección (a pesar de que muchas de las ideas de Claremont fueron recicladas posteriormente) pero centrémonos en este tomo. La revelación de Tormenta como la asesina es cuanto menos sorprendente y el hecho de que regrese la Tormenta niña lo es todavía más. Recordemos que Tormenta se convirtió en niña tras su paso por El Lugar Peligroso y que tras su reclusión en Genosha en ‘Proyecto Exterminio’ recuperaría su forma adulta. Por lo que, y en atención a los nuevos villanos de esta etapa, “El Consorcio“, no hace falta que explique por donde puede explicar Claremont esto.

Ya he hablado por encima del guión de Claremont, que recupera el espíritu (que no la magia) de antaño realizando una serie llena de acción y cuyo interés no decae ni por un momento. El problema es que esa época está ya superada por lo que cuesta entrar al trapo. Tom Grummett por su parte realiza una magnífica labor ilustrando la historia. Su dibujo es sensacional en la línea del “clasicismo” que se busca con esta serie y su narrativa es impecable.

‘X-Men Forever’ hay que leerlo como lo que es, un ‘What if’ gigantesco que toma como punto de partida el final de la etapa de Chris Claremont en 1991. Este primer tomo es prometedor, no es excelente pero cuenta con una buena historia y un dibujo a su altura, con ese sabor a los mutantes de los ochenta que hacen de esta serie un must read para los nostálgicos. Espero que la serie no se desinfle y podamos disfrutar de una buena colección.

Ficha técnica

Review X-Men Forever

  • Título: X-Men Forever 1: Allá donde lo dejamos
  • Incluye: X-Men 1-3, X-Men Forever Alpha y X-Men Forever #1-5
  • Guión: Chris Claremont y Jim Lee
  • Dibujo: Jim Lee y Tom Grummett
  • Editorial USA: Marvel
  • Editorial España: Panini
  • Formato: Rústica // Color // 224 páginas
  • Precio: 18,00 euros

Etiquetas

Albertini @Albertini

Cómics, libros y televisión es de lo único que practico diariamente. Si el tiempo me deja, de eso me gusta hablar en todos los sitios donde les convenza de que tengo criterio cuando en realidad no.

Compartir este Artículo en