Wonder Woman: El ataque de las amazonas

Amazonas, wonder womanNo pasa la serie de Wonder Woman por su mejor momento y después del muy discutible tomo dedicado a Un año después, ahora llega el primero de los que narrarán El ataque de las amazonas, un crossover entre varias series de DC que tiene a Diana como principal protagonista. Y las sensaciones no vuelven a ser buenas.

Es más, lo que se nos viene encima no tiene nombre. Alguien en lo más alto de DC debería plantearse seriamente si se están tomando a uno de sus principales personajes en serio. A tenor de todo lo ocurrido tras el relanzamiento posterior a Crisis Infinita, parece claro que no.

El tomo, que incluye los números del 5 al 8 de la serie original USA, sufre de una alarmante falta de interés en cada una de las historias que cuenta. El fill-in de Wil Pfeifer, por ejemplo, ronda lo ridículo en muchas de sus páginas y no consigue ni elevar a Wonder Woman a la categoría de símbolo femenino (que es lo que pretende) ni sensibilizar sobre la violencia machista. Una lástima, porque Pfeifer baja aquí mucho el listón respecto a lo que está haciendo en Catwoman.

Pero después lega lo peor: la escritora Jodi Picoult se estrena en el mundo de los cómics con una saga que, supuestamente, debe redefinir el personaje de la princesa Diana y su relación con sus compañeras de Isla Paraíso. Sin embargo, la trama avanza muy lentamente, con momentos de gran confusión, una tensión sexual no resuelta tan tópica como plana y personajes que parecen creer tener más carisma del que en realidad tienen.

Lo que presenta el primer número de El ataque de las amazonas es sólo una muestra de lo que vamos a ver a lo largo de todo el crossover. Poco a poco, Picoult va a demostrar su incapacidad para hacer algo no ya coherente, sino mínimamente divertido con un personaje como Wonder Woman. Y los lápices, a cargo de Drew Johnson y Terry Dodson están correctos, pero no pueden levantar por sí solos este gigante con pies de barro. Hay tantos vacíos en el guión de Picoult que uno se pregunta qué méritos le hicieron llegar hasta este encargo.

Sí, después de Un año después se podía hacer peor. Al lado de esto, hasta la etapa de Rucka parece decente. Recomendado sólo para completistas (o ni para ellos, que ya tienen internet).

Etiquetas

Roberto Jimenez @fancueva

Compartir este Artículo en