‘WE3’, unos Morrison y Quitely desatados

WE3

Uno de los tomos con los que nos ha sorprendido ECC Ediciones en su debut como editora de DC en España ha sido la «edición de lujo» de ‘WE3‘. Un libro en tapa dura con sobrecubiertas que reúne los tres números de esta miniserie que Grant Morrison y Frank Quitely realizaron para Vertigo y un buen puñado de extras con varios bocetos, «cómo se hizo» y varios diseños para justificar esta edición.

‘WE3’ es un cómic de acción bastante crudo que narra la historia de tres animales domésticos, un perro, un gato y un conejo que forman parte de un programa militar. Son biorgs, máquinas letales usados en operaciones clandestinas enfundados en armaduras, drogados, programados y controlados a distancia. Tras haber realizado unas cuantas operaciones se decide pasar a la siguiente fase, lo que incluye sacrificar a los tres miembros de Arma Animal 3. Estos animales, conscientes de que su final está cerca escapan, comenzando una persecución trepidante.

Un buen Morrison…

we3-0126.jpg

La verdad es que siempre es difícil abordar un cómic de Grant Morrison, es un guionista que suelta tantos conceptos en cada historia que impone. Menos mal que este es (como reza una de las críticas de contra portada) una de las historias más accesibles de Morrison: tres números repletos de acción en torno a uno de los temas que más obsesionan al autor, la experimentación con animales. Tema que ya vimos a lo largo de su ‘Animal Man‘.

‘WE3’, en ese sentido, no es un cómic fácil de digerir. Se lee fácil y rápido, pero te deja con un poco de mal cuerpo viendo esa cruenta persecución entre los militares y estos tres animales que solo quieren vivir en paz. Es un cómic contundente aunque sin excesos (miedo me daría Mark Millar con esta premisa) con un guión que te atrapa desde la primera página y no te suelta hasta la última.

… y un Quitely que se sale

we3-0210.jpg

Si el cómic te atrapa es, además, mérito de Frank Quitely. El dibujante pone toda la carne en el asador aprovechando lo lineal de la trama. Es, por encima de todo, un cómic de acción y Grant Morrison y Frank Quitely decidieron aprovechar esto para crear una historia muy visual con recursos artísticos bastante rompedores respecto a las convenciones comiqueras de esta época. Y solo hace falta ver dichas escenas de acción para darse cuenta: primero de que Quitely es el concepto de narrativa hecho hombre y segundo de que en ‘WE3’ el dibujante estaba especialmente inspirado.

Si de «normal» Quitely es magnífico aquí está para quitarse el sombrero en según qué páginas. Toda una delicia orgásmica para los ojos que no tiene nada que envidiar a las grande escenas del cine (de hecho el cómic tiene un ritmo bastante dinámico y semejante al cinematográfico). Un trabajo el de Quitely que aprecias todavía más cuando repasas las casi treinta páginas de extras de esta edición de lujo de ‘WE3’ en la que ves cómo se van plasmando las ideas de Morrison y Quitely paso a paso y nos hacen un «cómo se hizo» en las escenas más llamativas del cómic.

En definitiva ‘WE3’ es una delicia de cómic. No es, desde luego, lo mejor de este equipo creativo (para mí el culmen es ‘All Star Superman‘) y creo que tampoco es el mejor cómic de Morrison, pero tampoco lo intenta. Morrison ha querido hacer un cómic sin demasiadas complicaciones, una historia muy lineal, directa y contundente algo de consumo rápido (casi diría que «palomitero») y eso es lo que ha conseguido, un cómic muy recomendable que no me canso de leer.

FICHA TÉCNICA: WE3: Edición de lujo
* Autores: Grant Morrison y Frank Quitely
* Editorial: ECC Ediciones – Vertigo
* Formato: Cartoné con Sobrecubiertas // Color // 152 págs
* Precio: 17,95 euros
We3

PD. Dudaba de si merecía la pena hacerse con esta edición «de lujo» teniendo alguna edición anterior pero después de ver los extras creo que es una buena inversión.

Etiquetas

Albertini @Albertini

Cómics, libros y televisión es de lo único que practico diariamente. Si el tiempo me deja, de eso me gusta hablar en todos los sitios donde les convenza de que tengo criterio cuando en realidad no.

Compartir este Artículo en