‘Vicente Segrelles. De oficio: ilustrador’, un libro incomensurable

Pocos argumentos en aras de convenceros a vosotros, queridos lectores, del considerable desembolso que supone ‘Vicente Segrelles. De oficio: ilustrador‘ podrían ser más convincentes que el hecho de que el libro editado de manera superlativa por Ponent Mon tuviera su hueco reservado en la selección de lo mejor que nos llegó el pasado 2017 en español. Podré cargarme de razones en las líneas que siguen, desmenuzando hasta donde se pueden desmenuzar las más de 300 páginas que conforman estas memorias del artista de ‘El mercenario‘, pero por encima de todo lo que pueda decir quedará siempre el hecho de que, antes que otros muchos títulos sobresalientes, y antes que cómics propiamente dichos, este enorme álbum mereció nuestra atención por cuanto, y fue algo que ya dije en las líneas que a él dediqué hace unas semanas, su talante imprescindible venía respaldado por la necesariedad de que se publiquen más ideas como éstas.

Mientras eso ocurre —y esperemos que así sea, pues son los libros teóricos y las aproximaciones a las vidas de los artistas lecturas completamente imprescindibles para todo aquel que ame los tebeos y, llegado el momento, se le queden cortas las viñetas— tenemos en nuestras manos la edición ejemplar de unas memorias en las que Segrelles, con suma cercanía y enorme honestidad, nos abre las puertas de su trayectoria para que tengamos una precisa idea de por dónde transcurrieron sus muchas décadas de oficio; cuáles fueron los momentos más delicados de sus intentos por hacerse un hueco en el panorama tebeístico español; cómo se las ingenio para sortear los obstáculos que fueron asaltándole en el camino en forma de editores poco hábiles o proyectos que habían muerto antes de nacer; de qué manera nació ‘El mercenario‘ y cuántas fueron las vueltas que el personaje llegó a dar antes de encontrar la calma de la autopublicación y con qué se llenan ahora las horas de un artista jubilado a la fuerza que, de no ser por la lamentable política de esta nuestra tierra en cuanto a los autónomos, es indudable que seguiría en activo.

Discurriendo así desde su infancia y la temprana influencia que en ella ejerció la figura de su tío —el afamado pintor José Segrelles— hasta su actual y aún bullente senectud, las páginas de ‘De oficio: ilustrador‘ acercan al lector a la formación de Segrelles como dibujante técnico de ENASA —la Empresa Nacional de Autocamiones—, sus primeras incursiones en el mundo de la ilustración, el salto a la publicidad y a los álbumes de cromos —primer bofetón de nostalgia que nos da el libro—, la oportunidad que le ofreció Selecciones Ilustradas, aquella que encontró de la mano de Tente —segundo y muy sonoro bofetón de nostalgia— o la aparición de Norma y todo lo que en ella llegó a desarrollar.

Profusamente ilustrado —PROFUSAMENTE—, las páginas del libro son una auténtica gozada para todo aquél que haya disfrutado alguna vez con las viñetas de ‘El mercenario‘ y con las asombrosas capacidades de un artista con muy pocos iguales. El realismo de su arte figurativo y la precisión de la que siempre ha hecho gala en la concreción de fondos y de las alucinantes piezas de maquinaria que trufan la singular fantasía de su mayor creación son sólo dos cualidades de las muchas que podemos descubrir a través de las incontables muestras que aquí se recogen; unas muestras en las que, como decía antes, hay cabida para que Segrelles comparta con nosotros sus impresionantes maquetas de aviones y de castillos, o las esculturas de cerámica, “hobbies” todos con los que llena su tiempo hoy en día mientras en su cabeza siguen bullendo ideas para un último álbum de ‘El mercenario‘ o una colección sobre armas que reedite aquella ‘Historia de las armas que conmovieron al mundo‘ que, como otras muchas áreas del libro, nos traslada de manera brillante a tiempos pretéritos. Sólo por eso, la titánica labor de Segrelles merece nuestro más sentido y franco agradecimiento. Así que gracias Vicente, por un libro tan maravilloso.

Vicente Segrelles. De oficio: ilustrador

  • Autores: Vicente Segrelles
  • Editorial: Ponent Mon
  • Encuadernación: Cartoné
  • Páginas: 304 páginas
  • Precio: 43,70 euros en Amazon

Etiquetas

Sergio Benítez @fancueva

Lector apasionado. Cinéfilo empedernido. “Seriófilo” de pro. Jugador (que no ludópata, cuidado) impenitente. Melómano desde la cuna. Arquitecto de carrera. Profesor por vocación. Gaditano de nacimiento. Sevillano de adopción. Treintañero para cuarentón. ¡Ah! y escritor compulsivo tanto aquí como en Blog de cine.

Compartir este Artículo en

Deja un Comentario