Vicente Molina Foix y sus «Dibujos animados»

arrugasmolina.jpg

Antes de ir al meollo de la cuestión presentemos a la persona que protagonizará este artículo: Vicente Molina Foix es un reconocido crítico literario y escritor que entre otras ocupaciones escribe una columna en la revista ‘Tiempo‘. Bien este caballero ha tenido bien en cuenta dedicar su última columna en dicha revista al cómic con el título “Dibujos Animados“.

Eso es comenzar con mal pie un artículo y es que ese título ya nos pone en alerta sobre la opinión que tiene Vicente Molina hacia el noveno arte. Sí, Noveno Arte, el Arte Secuencial, la historieta, el cómic, que desde aquí tanto amamos y recomendamos es denostado sin argumento ni razón alguna por Vicente Molina. Y es que a la gente le puede gustar el cómic o no, no porque no te guste el cómic voy a dejar de ser tu amigo. Pero lo que no puede ser es que un respetado crítico arremeta contra este arte alardeando de una ignorancia máxima. Pero no lo digo yo, es lo que se desprende de su prosa.

(…) y todo coronado por la disparada instauración, hace más de una año, del premio Nacional de Cómic, con el que nuestro Ministerio de Cultura enaltece al dibujante de monigotes con la misma dignidad (y el mismo dinero) que otorga al mejor novelista, poeta o ensayista del año.

Monigotes, ahora resulta que lo que dibujan gente como Max y Paco Roca, ganadores de este “disparatado premio“ son monigotes. Solo le ha faltado decir garabatear en vez de dibujar para redondear la frase. Señor Molina, si existe un Premio Nacional del Cómic es para potenciar y dar a conocer la historieta española, que va más allá de los Mortadelos de turno. Es más, dudo mucho de que se haya leído las dos obras premiadas hasta la fecha. ‘Bardín el Superrealista‘ y ‘Arrugas‘ son obras que demuestran que con el cómic se puede llegar a realizar obras muy profundas a la altura de cualquier “novela seria”. Carlos Giménez presentó la Guerra Civil y la posguerra con un aplomo increíble, así como tantos y tantos grandes historietistas españoles.

Y si nos alejamos al cómic internacional nos encontramos con que Alan Moore tiene, en una sola línea suya, más profundidad que cientos de folletines camuflados de ensayos. Y que ‘Watchmen‘, ‘V de Vendetta’ y otras obras suyas están a la altura de los libros mejor valorados de los últimos años. Y cuando digo Alan Moore, digo docenas de autores desde Richard Corben hasta Neil Gaiman pasando por Daniel Clowes, Moebius, Jodorowski y tantos y tantos autores que se esfuerzan en demostrar que el cómic no es cosa de niños.

Y el resto del artículo no mejora, ya que posteriormente el autor se muestra horrorizado ante la inclusión de una sección de La Mostra de Venezia dedicada, nada más ni nada menos que a la animación. Complementa esta aversión hacia los dibujos animados calificando ‘Up‘ como “chorrada de plastilina“. Además, de refilón también menciona los juegos de mesa como meros entretenimientos infantiles.

Este señor, que se las da de intelectual máximo alega que el cómic es un arte menor, basándose solo en la más triste ignorancia y el recuerdo de sus ‘Mortadelos‘, ‘Zipi y Zape‘, ‘Asterix‘ y ‘Tintín‘, porque vamos, esto todavía lo puede decir algún amigo mío y tal, pero un crítico y escritor no se puede permitir esto. Afortunadamente para todos esta parece ser una voz cada vez más minoritaria.

Para que veais lo ridículo de sus argumentos es como si yo me basara en mis lecturas de pequeño para determinar que la literatura es un arte menor, puesto que yo de pequeño he leído ‘Fray Perico y su borrico‘ y otras obras de colecciones como El Barco de Vapor destinadas a un público infantil. La gente debe de quitarse los prejuicios hacia las artes nuevas de una vez por todas y tomarse en serio su profesión. O por lo menos no meterse en berenjenales.

[Actualizado]: Álvaro Pons responde por alusiones a Molina.

Más Información | Artículo completo de Molina en Es Muy de Cómic

Etiquetas

Albertini @Albertini

Cómics, libros y televisión es de lo único que practico diariamente. Si el tiempo me deja, de eso me gusta hablar en todos los sitios donde les convenza de que tengo criterio cuando en realidad no.

Compartir este Artículo en