‘Valois 1. El espejismo italiano’, visualmente asombrosa

Moviéndose por similares disquisiciones a las que hicimos hace casi dos años cuando hablamos por aquí del segundo volumen de ‘Los caminos del señor’, este primer álbum de ‘Valois’, la serie que ha vuelto a reunir a Thierry Gloris con el talentazo que es nuestro Jaime Calderón después de lo que ambos nos ofrecieron con ‘Isabel: la loba de Francia’, ofrece experiencias bien distintas si lo que hemos de valorar es lo que da de sí el guión del primero o, por otra parte, lo que ofrece el segundo en lo que supone un nuevo y espectacular despliegue que, cuidado, supera con mucho a lo que le habíamos visto al artista catalán.

Decíamos entonces que “el exhaustivo y complejo trabajo de documentación al que seguro habrá que tenido que someterse Calderón da la cara en cada viñeta y acotación visual de las mismas, y todo en ellas grita coherencia y precisión histórica”; y también que “la narrativa del barcelonés no se ata al estatismo que en otro dibujante menos hábil habría hecho presa de tan trabajadas ilustraciones”. Y ambas cualidades son las que, aumentadas unos cuantos enteros, podemos encontrar en ‘Valois’: la precisión en ese traslado a otra época sigue siendo tan inequívoca como entonces, pero es apreciable un salto cualitativo en lo que a la expresividad y caracterización de personajes se refiere, y resulta casi imposible no quedarse boquiabiertos ante la personalidad casi hiperrealista de algunas de las viñetas que aquí podemos contemplar.

La enorme altura a la que rayan las planchas de Calderón vuelven a provocar, como ya pasara en sus trabajos anteriores —y de ahí el comentario del primer párrafo—, que las innecesarias complejidades por las que se mueve la historia, y los intrincados vericuetos por los que puntualmente avanzan, se antojen muy pequeños en comparación a la grandeza y sublime belleza del dibujo del español —coloreado de forma soberbia, todo hay que decirlo, por Felideus—: no es que el relato que nos plantea Gloris carezca de interés; antes bien, todo lo que concierne a sus jóvenes protagonistas principales es fuente de constante atracción para el lector. El problema es que al querer contextualizarlo de manera tan vehemente con los personajes históricos de la Francia de 1494, el conjunto queda muy desequilibrado y la sensación de estar perdiéndose es una molestia difícil de espantar. Con todo, una lectura interesante que, insisto, es una gozada para nuestra vista.

Yo, robot

  • Autores: Thierry Gloris & Jaime Calderón
  • Editorial: Yermo ediciones
  • Encuadernación: Cartoné
  • Páginas: 48 páginas
  • Precio: 15,20 euros enAmazon

Etiquetas

Sergio Benítez @fancueva

Lector voraz. Cinéfilo empedernido. “Seriófilo” de pro. Jugador (que no ludópata, cuidado) impenitente. Melómano desde la cuna. Arquitecto de carrera. Profesor por vocación. Gaditano de nacimiento. Sevillano de corazón. Cuarentón recalcitrante y compulsivo "opinador" acerca de todo aquello que es pasión personal.

Compartir este Artículo en

Deja un Comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.