‘V de Vendetta’, incunable del cómic

V de Vendetta contraportada absolute planeta dc

Buenas noches Londres. Son las nueve y les habla la Voz del Destino retransmitiendo desde el 275 y 285 de la Onda Media. Hoy es 5 de Noviembre de 1997.

Así arranca una de los mejores comics de la historia. ‘V de Vendetta‘, una historieta distópica realizada con maestría por un Alan Moore (’Watchmen‘, por ejemplo) en su mejor momento y un David Lloyd (‘Doctor Who’) simplemente sublime. Y es que ocurre pocas veces que haya tanta complicidad a la hora de crear esta historia en la que se implican hasta el fondo guionista y dibujante sin que, más de veinte años después, no sepamos realmente donde acababa el trabajo de uno y comenzaba el del otro.

¿Pero qué es ‘V de Vendetta’ que tantas alabanzas merece? Pues si exponemos y simplificamos mucho el argumento nos encontramos con una historia ambientada en una Inglaterra distópica. Ha habido una gran guerra y en el poder se ha instalado un regimen totalitario y fascista en el que todo está controlado. Evey es una joven obrera que decide ejercer la prostitución con tan mala suerte que al primero al que se aproxima es un dedo, es decir, policía. Él y sus secuaces deciden darle su castigo in situ y en ese momento surge V un personaje ágil que de un plumazo liquidan a los dedos y salva a la chica. V se muestra como un rebelde, revolucionario y libre pensador dispuesto primero a ejecutar su venganza y segundo a liberar a los ingleses de la cárcel en la que están.

Guy Fawkes en la génesis de ‘V de Vendetta’

gunpowderplot.gif

Recuerda, recuerda el 5 de noviembre, el complot de la pólvora y la traición. No existe el motivo para el olvido de la polvora y la traición.

Este misterioso héroe oculta su rostro con una máscara de Guy Fawkes, haciendo homenaje al complot de la pólvora en la que un grupo de católicos trazó un complot para volar el parlamente e intentar asesinar al rey Jaime I de Inglaterra en 1605 en una época en que ellos, como católicos, estaban siendo perseguidos en una Inglaterra que había creado su propia rama del cristianismo, el anglicanismo. El propio Jaime I denunció en 1604 a la Iglesia Católica y decidió expulsar a todos los sacerdotes del país y a multar a todo aquel que no asistía a los diferentes servicios de la Iglesia de Inglaterra.

Guy Fawkes se convirtió en el símbolo de un complot para terminar con esta situación al ser arrestado mientras custodiaba multitud de barriles de pólvora puestos debajo de la Cámara de los Lores. Desde entonces se conmemora el día quemando un muñeco de Guy Fawkes y lanzando fuegos artificiales. Según cuenta Alan Moore cuando a David Lloyd se le ocurrió usar a dicho personaje pensó que Lloyd no estaba tan cuerdo como pensaba. Sin embargo aceptó de inmediato ya que ¿por qué no ensalzar a alguien que intentó volar el parlamento en pro de la libertad?

Y básicamente creo que es una de esas ideas que hacen a ‘V de Vendetta‘ un cómic único.

‘V de Vendetta’: no apta para desenfadados

V de Vendetta portada

Comenta David Lloyd en la introducción a ‘V de Vendetta’ una anécdota sobre lo que se veía en la tele de un pub al que iba, como cuando aparecían las noticias quitaban la tele. Y es curiosa porque no es un caso aislado ya que es una praxis común en todo comercio. Las noticias son contraproducentes para los negocios. La gente que va a consumir prefiere no preocuparse del mañana y ser alegre y desenfadada mientras consume al ritmo de una música suave y ligera. Y termina avisando que esta obra está hecha para gente que no quita las noticias.

Y la verdad es que no puedo estar más de acuerdo con él. ‘V de Vendetta’ es un relato rudo que al más puro estilo de George Orwell nos recrea un escenario distópico creado a partir de la sociedad contemporánea. No olvidemos que ‘V de Vendetta’ nace durante la presidencia de Margaret Thatcher con todo lo que ello conlleva. Aunque en general los años ochenta fue una época bastante convulsa en lo político y en lo social.

Así pues la distopía que presenta ‘V de Vendetta’ es completamente factible. La subida del poder del Partido no es un caso aislado en la historia del mundo como tampoco lo son sus métodos. Alan Moore y David Lloyd logran plasmar tan bien el escenario de la obra que todo parece real y desolador haciendo que conectes a la perfección con la obra, con V, con Evey, con Rosemary y con el resto de personajes. En ‘V de Vendetta’ nos encontramos, principalmente, con un debate político con el anarquismo contra el fascismo, con la libertad contra la opresión.

‘V de Vendetta’ y su adaptación edulcorada

V for vendetta pelicla

En 2006 Warner Bros estrenó la adaptación cinematográfica de ‘V de Vendetta’ con guión de los Hermanos Wachowsky y dirigida por James McTeigue, discípulo de estos (de hecho es asistente de dirección de ‘Matrix’). A pesar de tratar el mismo tema el argumento sufrió cambios mayores para hacer la cinta muchísimo más comercial y ¿por qué no? palomitera. Eliminó de un plumazo las tramas secundarias del cómic (Rosemary, Helen…) e incluso se cambió bastante el origen de Eve (Natalie Portman) y el desarrollo de los acontecimientos que convirtieron a Inglaterra en la distopía férrea que es, manteniendo solamente lo básico y un poco el discurso.

La película es, pues, una adaptación edulcorada y no me hubiera extrañado que le hubieran dado el título de ‘V for Vendetta for Dummies‘ al simplificarlo todo mucho. Sin embargo, si la consideramos independientemente del cómic en el que está basado reconozco que nos encontramos ante una muy buena cinta, emocionante y digna de ver.

Conclusión

En definitiva ‘V de Vendetta’ es una joya. Alan Moore y David Lloyd hacen un trabajo sublime en el que cada página, cada viñeta habla por sí misma con una claridad brutal e insólita. Una obra con tantas lecturas que cada vez que se lee le puedo sacar un nuevo matiz o un nuevo aspecto que hasta entonces no habías sacado. Es una obra que te llena de arriba abajo lo que le convierte, a parte de en obra maestra, en incunable del cómic.

Ficha Técnica

V de Vendetta

  • Título: V de Vendetta (Absolute)
  • Guión y Dibujo: Alan Moore y David Lloyd
  • Editorial: Planeta de Agostini
  • Editorial USA: DC (Vertigo)
  • Formato: Absolute // 400 paginas // color
  • Precio: 35 euros

En Zona Fandom | El Decálogo de Alan Moore

Etiquetas

Albertini @Albertini

Cómics, libros y televisión es de lo único que practico diariamente. Si el tiempo me deja, de eso me gusta hablar en todos los sitios donde les convenza de que tengo criterio cuando en realidad no.

Compartir este Artículo en