‘Ultimate Origins’ #1 y #2, todo preparado para desarmar una buena idea

Ultimate Origins

El Universo Ultimate fue una gran idea de los jefazos de Marvel para a) vender más, b) atraer nuevos lectores, c) dar libertad en el uso de personajes clásicos a varios guionistas. Con la excusa de modernizar sus personajes, las series encuadradas en la línea Ultimate supusieron un soplo de aire fresco para varios emblemas de la editorial. ‘Ultimate Origins’ juega a contar lo que no se había dicho aún de las relaciones entre los personajes de ese universo paralelo.

En teoría, ‘Origins’ narra la subtrama desconocia hasta ahora que servía como motor del Universo Ultimate y pone todas las series a punto de caramelo para ‘Ultimatum’, el «evento que lo cambiará todo». Bendis, como impulsor de la idea original, es el encargado de guionizar también esta historia de paranoia, agencias gubernamentales escondidas y secretos demasiado peligrosos. En teoría, ideal para él, pues siempre se ha movido bien en ese terreno de espionaje y género negro.

Ultimate origins

Sinceramente, el desarrollo es decepcionante. Aunque no soy demasiado fan de Bendis, le reconozco que, cuando quiere, tiene mano. Su problema es que se le nota demasiado cuando hace las cosas con el piloto automático puesto y es lo que ocurre en bastantes páginas de los dos números de ‘Ultimate Origins’ (dos números en su edición española, que recopilan los cinco de la miniserie=.

Si sois seguidores del ‘Ultimate Spiderman’ de Bendis, mala cosa: aquí no hay ni su frescura ni su sentido del humor. Si os fueron los ‘Ultimates’ de Millar, poco que rascar: además de repetir el origen del Capitán América, a ‘Origins’ le falta su mala baba. Y si os fueron los ‘Ultimate X-Men’ antes de que Kirkman decidiera aburrirnos con ellos, tampoco será ‘Origins’ la historia que colme vuestro deseo de espectacularidad superheroica casi cinematográfica.

Ultimate Origins

La trama acumula demasiadas revelaciones supuestamente epatantes que, a la hora de la verdad, tienen la misma explosividad que la gaseosa. El cómic es todo un ejercicio de retrocontinuidad con pasajes acertados (el origen de Hulk), otros muy dudosos (Nick Furia sale perdiendo como personaje), otros que sobran y ya conocíamos (la amistad y posterior lucha entre Magneto y Xavier) y alguno que es directamente contradictorio (especialmente los referidos a mutantes).

ReviewEl dibujo de Guice está bien y se adapta de manera versátil cuando Bendis le pide que recuerde a momentos de la línea Ultimate que fueron dibujados por otros. Sin duda, el buen trabajo del artista ayuda a leer mejor una miniserie que no es mala, pero está muy lejos de ser buena. Es pasable y punto y precisamente por eso, para mis expectativas, decepcionante. Lo mejor de todo, la versión ultimatizada de un importante personaje Marvel, pero eso no os lo descubro, porque sería un spoiler de tomo y lomo.

En Zona Fandom | ‘Ultimate Requiem’ llega el fin del Universo Ultimate (NYCC ‘09)

Etiquetas

Roberto Jimenez @fancueva

Compartir este Artículo en