‘Ultimate comics Spiderman. El fin’, «chin pum»

Ultimate. El fin

Resulta curioso echarle un vistazo a la introducción que Julián M.Clemente ha escrito para este último volumen del coleccionable Ultimate que Panini iniciara —si mal no recuerdo— hace cinco años y ver como las reflexiones que uno ha hecho a lo largo de los tres últimos lustros sobre el Universo Ultimate no son para nada un hecho aislado. De entre las muchas cosas que podrían afirmarse sobre aquél experimento iniciado por Joe Quesada y Bill Jemas allá por 2001, dos son aquellas sobre las que más se ha insistido con el transcurrir de los años. Una, la gélida acogida que la iniciativa de los dos capitostes de La Casa de las Ideas tuvo entre los lectores de siempre, esos que veíamos en la maniobra editorial la clara vocación comercial que parecía impulsarla y que no aceptábamos como excusa el «acercar los personajes de siempre a las nuevas generaciones». Y dos, cómo dos nombres, los de Brian Michael Bendis y Mark Millar, y dos colecciones, ‘Ultimate Spiderman’ y ‘Ultimates’, demostraron que dicha excusa se podía aprovechar para lanzar las mejores versiones jamás leídas del hombre araña y los Vengadores.

Convulsionado una y otra vez y sujeto a los mismos caprichos y megaeventos que el resto del Universo Marvel, no cabe duda de que la versión Ultimate de los héroes de la editorial ha tenido como mejor y más continuo valedor a lo largo de sus quince años de vida al trabajo que Bendis, Mark Bagley, Stuart Immonen, Mark Brooks, David Lafuente, Sara Pichelli y David Marquez han realizado al frente de la que, como indicaba en el párrafo anterior, muchos consideramos como la MEJOR serie que se haya publicado jamás sobre Peter Parker y su alter ego. Lo es por infinitas razones que, por no extenderme más de lo estrictamente necesario condensaré en una sola: la inagotable capacidad que Bendis ha sabido demostrar a lo largo de tres lustros para reinventarse una y otra vez e insuflar nueva vida a ideas que parecían que ya estaban gastadas por su uso.

Y es que si hubiera que destacar una única sensación por encima de otras cuando nos acercamos a ‘Ultimate Spiderman’ esa es el tener claro que lo que vamos a leer combina con una habilidad máxima personalidades tan antitéticas como las que se derivan del claro regusto clásico que se confiere a las aventuras del Peter Parker «ultimatizado» —o, por supuesto, a las de ese inmenso sucesor que resulta ser Miles Morales— y la constante renovación que el genial escritor imprime a unas historias que no podrían ser más contemporáneas y actuales: combinación precisa de ambos factores, afirmar que resulta una gozada perpetua acercarse a las páginas de los 39 volúmenes en los que ha quedado recogida la serie por parte de Panini es, quizás, quedarse muy corto por cuanto, insisto, dichas páginas se alzan como una de las más grandes series que Marvel ha puesto en circulación en las últimas seis décadas.

Ultimate. El fin-interior

Pero, ay, todo tiene que llegar a su fin, y tras años de dimes y diretes en los que la sombra del cierre se cernía sobre el Universo Ultimate, será el macroevento de reestructuración de toda La Casa de las Ideas que fue durante 2015 ‘Secret Wars’ el que Marvel aproveche para, ahora sí, dar por concluida una trayectoria que encuentra en el primer tramo de las páginas de este ‘El Fin’, el mejor ejemplo de la altura a la que han rayado las peripecias de esta singular versión de Spiderman. Concluyendo tramas de cara a dejarlo todo preparado para el cruce entre Universos que supondrá la miniserie que da título al tomo, los últimos números de ‘Miles Morales: Ultimate Spider-man’ encuentran en la extraordinaria labor de David Marquez motivo para constante asombro por parte de un redactor que considera al artista como uno de los mayores descubrimientos que Marvel ha hecho en lo que llevamos de siglo: quiénes crean que es una exageración dados los nombres que la editorial ha barajado en estos dieciséis años, es que no se ha acercado a cualquiera de las páginas que el dibujante ha concretado y, por tanto, no ha tenido la oportunidad de dar cuenta de su espectacular narrativa o de la grandeza que esconden sus personajes.

Cerrando su aportación a la historia del trepamuros con la doble página que podéis ver más arriba, Marquez da paso al colega de profesión que con su estancia en la serie marcó un hito de permanencia ininterrumpida en la historia de la editorial. Mark Bagley vuelve para despedir a aquello que había ayudado a parir y lo hace a través de cinco números que son un claro ejemplo de sus capacidades, para bien o para mal. Porque, seamos francos, Bagley es uno de esos artistas que con un estilo perfectamente identificable, se ha labrado un nombre a base de tesón y no precisamente por ser poseedor de la espectacularidad y superlativa calidad que ostentan apellidos como los de Immonen o Marquez.

En lo que a la miniserie respecta, y considerando que está completamente volcada a servir de complemento a las ‘Secret Wars’, se nota en las páginas de ‘El Fin’ que el tener que adaptarse al crossover planeado por Hickman no es del agrado de un Bendis que si de algo ha disfrutado a lo largo de todos estos años ha sido de una libertad absoluta para hacer y deshacer lo que le ha venido en gana con la cabecera. Sin poder pues estar a sus anchas, el trabajo del escritor en los cinco números que cierran el Universo Ultimate es meramente funcional y carece del relumbre que se puede encontrar en cualquiera de las decenas de ejemplares que conforman ‘Ultimate Spiderman’ en sus diversas iteraciones. Resultado directo de ello es el regusto algo amargo que nos deja, tanto por ser el final como por qué tipo de final es, un relato que debería haber resonado con mayor fuerza y que, al no hacerlo, desmerece el fantástico recorrido realizado por el escritor a lo largo de los quince años en los que se prolongó el que, con muchos altibajos, ya podemos considerar como uno de los claros hitos que jalonarán la historia de la Marvel.

Nuff’ said!!!!

Ultimate comics Spiderman. El fin1

  • Autores: Brian Michael Bendis, David Marquez y Mark Bagley
  • Editorial: Panini
  • Encuadernación: Rústica con guardas
  • Páginas: 240 páginas
  • Precio: 9,49 euros en Amazon

Etiquetas

Sergio Benítez @fancueva

Lector voraz. Cinéfilo empedernido. “Seriófilo” de pro. Jugador (que no ludópata, cuidado) impenitente. Melómano desde la cuna. Arquitecto de carrera. Profesor por vocación. Gaditano de nacimiento. Sevillano de corazón. Cuarentón recalcitrante y compulsivo "opinador" acerca de todo aquello que es pasión personal.

Compartir este Artículo en

Deja un Comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.