Tres mutantes que morirían sin sus poderes

Tumbas

Hoy me he levantado algo sádico. Me he duchado, he desayunado, he ido a cortarme el pelo y por mi cabeza ha venido un pensamiento cruel y lleno de sadismo. Han entrado ganas de ver morir a personajes de ficción de la forma más insidiosa y agónica posible… pero además sin ser violenta, es decir haciendo solo un clic, apretando un botón que causara esta condena de muerte.

Hace diez años un Alan Davis en horas algo bajas realizó, con Kavanagh ayudando en el guión una saga en ‘Uncanny X-Men‘ y ‘X-Men‘ interesante, por lo menos para mí. Oficiosamente la saga se llamó ‘Mundo sin mutantes’ y ocurría después del evento ‘Las Eras de Apocalipsis’, que aprovechaba el final de ‘Apocalipsis: Los Doce’ para celebrar el quinto aniversario de aquel maravilloso evento que fue ‘La Era de Apocalipsis’.

Esta saga contaba la historia de cómo en un momento dado El Gran Evolucionador se harta del Homo Superior y, de algún modo, apaga el gen-x, despojando a todos los mutantes de sus poderes (esta situación desencadenó a su vez la guerra contra los Neox). El recuerdo me ha inspirado en cierta medida para relataros cómo una situación así mataría a tres mutantes de sobra conocidos. Son, en definitiva tres mutantes que dependen de sus poderes para vivir.

Apocalipsis

Apocalipsis

Sería irónico que el mutante más antiguo del mundo muriese porque alguien pudiera neutralizar su gen mutante. Pero sin embargo lo haría. ¿Cual es el poder mutante de Apocalipsis? aquí está la pregunta del millón Apocalipsis es probablemente el mutante más poderoso y versátil que existe con un buen puñado de poderes y tras más de veinte años desde que se creó cuesta distinguir cuales son mutantes y cuales no… pero el que nos interesan son dos: completo autocontrol molecular e inmortalidad.

Si le quitas solo la inmortalidad dudo mucho que En-Sabah-Nur acabe muriendo algún día (salvo que sea asesinado). De hecho ese completo control que tiene sobre todas y cada una de las celulas de su cuerpo le hace practicamente invulnerable a la enfermedad y al paso del tiempo. Pero quítale ese control… probablemente su corazón de 5000 años no aguante mucho, es más, pronostico un fallo total del organismo.

Cable

cable.jpg

Pasamos ahora a Nathan Christopher Summers, Cable. En un plan típico de un megalómano sádico como Apocalipsis (quizás solo superable por Siniestro) el villano infectó al hijo de Cíclope con un virus tecnoorgánico. Si Nathan sobrevivía al virus sería digno. El hecho de que la vida del bebé pendiese de un hilo sobrepasó a los buenos y Jean y Cíclope tomaron la decisión de confiarlo en manos de los Askani, organización fundada por Rachel Summers en un futuro dominado por Apocalipsis. Rachel Summers fue la primera en ayudar a que el virus no avanzase, habilidad que pronto desarrollaría Nathan gracias a su telekinesis.

Cable es un mutante muy poderoso, su poder estaría a la par que el de Nate Grey, su versión (creada genéticamente por Bestia y Siniestro) de la Era de Apocalipsis. De hecho, buena porción de su telekinesia está dedicada a detener el avance del virus tecnoorgánico, de hecho ha habido ocasiones en las que ha podido hacer retroceder el virus bastante. Debido a los últimos hechos ocurridos en Estados Unidos (desde ‘Complejo de Mesías’, basicamente), Cable ha visto diezmados sus poderes, conservando un atisbo de telepatía y la telekinesia necesaria para detener el avance del dichoso tecnovirus.

Ya podeis imaginar qué pasa si despojamos a Cable de su telekinesia… la muerte por sepsis. Con todo el organismo infectado se produciría un colapso total del sistema.

Lobezno

lobezno.jpg

Llegamos a una de mis muertes favoritas. La muerte de James Logan, Lobezno. Creo que sobran presentaciones para el personaje más conocido (y molón) de todos los mutantes. Lobezno tiene una mutación, un poder mutante y una “mejora”. La mutación son sus garras de hueso, garras sacadas de la manga por la Oficina-X en pleno epílogo de ‘Atracciones Fatales‘ que presentaba el regreso de Magneto por la puerta grande. En una demostración de poder arrancó el adamantium (la “mejora”) de los huesos de Lobezno, garras incluídas. Lobezno casi no lo cuenta, sobrevivió gracias a su poder mutante, su factor de curación, y la inestimable ayuda de Jean Grey.

Años después Apocalipsis convirtió a Lobezno en Muerte, Jinete del Apocalipsis, mientras un skrull sustituía a Logan en sus labores como X-Men (sí, no hay nada nuevo bajo el sol). En esta conversión Apocalipsis devolvió el adamantium, material que no es precisamente inocuo, a los huesos de Lobezno. Si despojamos a Lobezno de su preciado factor de curación, el mutante favorito de todos moriría por envenenamiento por adamantium. Una muerte lenta y dolorosa.

Tres mutantes que sin sus poderes morirían en un lapso de tiempo. Evidentemente hay algún que otro mutante (y otros seres superpoderosos) más que moriría por la misma razón ¿cuales se os ocurren a vosotros? Recordad, el requisito es que sea el quitarle su poder el causante de su muerte, no valen respuestas del tipo “apago el sol y le pego un hachazo a Superman”, que nos conocemos.

Etiquetas

Albertini @Albertini

Cómics, libros y televisión es de lo único que practico diariamente. Si el tiempo me deja, de eso me gusta hablar en todos los sitios donde les convenza de que tengo criterio cuando en realidad no.

Compartir este Artículo en