‘Transmetropolitan Libro 1’, no se preocupen, Ellis hace el trabajo sucio

La reciente cancelación del sello Vertigo nos deja un poco huérfanos de obras distintas al resto, esas que mirabas de reojo y no te atrevías a darle una oportunidad. Tan solo con ver su inconfundible logo podíamos hacernos una idea de lo que nos esperaba dentro del tebeo en cuestión, algo que nos iba a volar la cabeza con ideas retorcidas y originales hasta decir basta. Pero también era sinónimo de calidad, muchas son las obras que han salido de la casa adulta de DC Comics para alcanzar el estatus de clásico inconmensurable, convirtiéndose de esta manera en títulos básicos para comprender el comic moderno. Desde “La Cosa del Pantano” de Alan Moore hasta “Sandman” de Neil Gaiman, pasando por “Predicador” de Garth Ennis o “Y, el Último Hombre” de Brian K. Vaughan. Sí, títulos referenciales por muchos años que pasen, un listado largo que se completa con un puñado de series más entre las que cabría destacar la recuperada por ECC Ediciones recientemente, ‘Transmetropolitan’.

La obra firmada por Warren Ellis y Darick Robertson no tuvo una trayectoria, llamémosla, “normal” ya que sus primeras entregas aparecieron bajo el sello Helix, uno de esos inventos de DC que suelen durar lo que un caramelo en la puerta de un colegio y que surgen de manera inexplicable. Digan ustedes, ¿para qué crear una línea editorial nueva cuando ya cuentas con Vertigo? La finalidad era muy parecida en ambos casos, tanto, que al cierre de Helix, las colecciones más salvables terminaron siendo absorbidas por…¿lo adivinan? Si nos ponemos poco profundos podríamos definir ‘Transmetropolitan’ como la historia de un periodista llamado Spider Jerusalem, un análisis demasiado breve e injusto si atendemos a la importancia y profundidad que podemos encontrar a lo largo de los sesenta y tres números que la conforman. Sabiendo el guionista que se encuentra tras la obra, ya sabemos qué carácter tendrá nuestro protagonista: malhablado, humor de perros, violento, adicto a un sinfín de sustancias y lenguaraz, cualidad por la que todo el mundo encuentra bastantes similitudes con Hunter S. Thompson, creador de la vertiente gonzo del Periodismo.

El amigo Spider no dudará ni un solo segundo a la hora de buscar la verdad de cualquier asunto y poder contarla a través del medio que mayor difusión tenga. Sí, hay mucha crítica social en «Transmetropolitan«, pero siempre disfrazada de ciencia ficción de la buena. No importa el tiempo que haya pasado, en la sociedad siguen mandando los mismos miserables, gente sin escrúpulos que lo único que buscan es el beneficio personal, haciendo gala de una falta total de valores, de un racismo exacerbado y un nivel de manipulación que llega a asustar al más valiente. Nos encontramos en el siglo XXIII y la evolución de la raza humana ha cogida de la mano de las mejoras tecnológicas, un dato que nosotros mismos podemos confirmar con la experiencia propia de cada uno. A nadie se le escapa que la sociedad actual poco o nada tiene que ver con la que existía hace dos décadas: internet, teléfonos móviles, poderosos ordenadores… Usando todos estos elementos, Ellis, nos propone una serie de cuestiones para que estemos pensando un buen rato en las consecuencias. Claro, viendo el panorama de hoy en día, ¿qué nos depara el futuro más cercano?

Inteligencia artificial jamás imaginada por el hombre, un culto al cuerpo que llevará al ser humano a cometer auténticas atrocidades y, sobre todo y más preocupante, la total y absoluta falta de moralidad a todos los niveles, convirtiendo a la sociedad en una jungla en la que solo el más fuerte y poderoso podrá salir airoso de cualquier envite. ‘Transmetropolitan’ no es una obra fácil, sobre todo por los guiones de un Ellis en estado de gracia. No por la complejidad en sí que utiliza el guionista de Essex, pero sí por la cantidad de información que nos vamos a encontrar por página. Un torrente de detalles a todos los niveles y al que aporta mucho Darick Robertson, un dibujante que aprovecha al máximo la página y que nos va a desquiciar con su estilo “horror vacui”, dejándonos mirando el tebeo embobados durante un buen rato, buscando todo tipo de mensajes ocultos. Y estamos solo ante la primera entrega, ¿se imaginan lo que nos queda por delante? Un viaje que nadie debe perderse.

[Grade — 10.00]

Transmetropolitan Libro 1

  • Autores: Warren Ellis y Darick Robertson
  • Editorial: ECC Ediciones
  • Encuadernación: Cartoné
  • Páginas: 336 páginas
  • Precio: 31,50 euros

Etiquetas

Mario de Olivera @fancueva

No sé si el médico que ayudó a mi madre a traerme al mundo me dio un cate en el culo o directamente me arrimó un Spiderman. Lo que sí tengo claro es que desde que tengo uso de razón siempre he tenido un tebeo entre las manos. Por el camino se fueron añadiendo más aficiones que me convierten en un devorador de series, películas y algún que otro libro. Jugador “devezencuandero” a lo que me pongan por delante, siempre y cuando medie el machacamiento de zombies o de ejércitos plagados de magos y orcos, intento estar siempre liado con cualquier actividad lúdico-frikoidal que haga mi existencia sevillana algo más agradable y entretenida. Oh yeah!

Compartir este Artículo en

Deja un Comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.