‘Transformers: Robots In Disguise Vol.1’, un paso firme hacia delante

TransPortada
Transformers siempre ha sido una franquicia tan simple como atractiva pata todo el público. Robots buenos contra robots malos, no hay más. Bueno, sí, se convierten en coches, pistolas gigantes, aviones, dinosaurios…y cada bando cuenta con un líder de esos que se quedan en la memoria colectiva del respetable. Megatron y Optimus Prime. Eso era así hasta que los comics basados en estos personajes empezaron a evolucionar hasta convertirse en una de esas lecturas más o menos sesudas que esconden mucho más de lo que aparentan. Aún hay peleas espectaculares, pero también podemos encontrar conspiraciones, traiciones y “politiqueo” interno en cada facción. ¿Quién se podría imaginar algo así cuando veíamos la serie de dibujos animados que hace años se emitía por televisión?

El guionista John Barber es el máximo responsable de la evolución que la franquicia ha experimentado en los últimos tiempos. Las colecciones More Than Meets The Eye y Robots In Disguise revolucionaron unos conceptos bastante manidos y pusieron en el ojo del huracán a nuestros metálicos amigos. Y lo hizo con un sencillo movimiento argumental, algo que siempre suele funcionar en este tipo de historias: imprimir ciertos matices. Se acabaron los malos malísimos y la bondad infinita de los buenos. Ahora nos encontraríamos con personajes cuyo comportamiento sería una incógnita así que las sorpresas estaban a la orden del día. Si a esto sumamos la guerra en Cybertron y todo el clima social postbélico, nos encontramos con una lectura que exige al lector estar atento a cada detalle.

Nos encontraremos con caras conocidas como las de Prowl, Ironhide, Starscream, Wheeljack o Bumblebee. Personajes que ya sabemos cómo son y que se comportan de manera distinta a la esperada (¿Autobots con poder?) pero que las circunstancias han hecho que cambien su manera de apreciar algunas cosas. Pero que nadie se vaya a equivocar, Transformers sigue siendo una serie de acción, mejorada, pero cargada de escenas de combates bastante espectaculares. Andrew Griffith es el responsable de manejar como nadie a todo el elenco de robots con un estilo y un buen gusto sobresalientes (no resulta nada fácil ilustrar a estos gigantes metálicos). El resultado es un volumen exquisito al que no le falta nada, una aventura en la que hay muchos frentes abiertos y que cada vez se está haciendo más grande e interesante. Esperemos que la gente deje los prejuicios a un lado y disfrute de un gran tebeo como este.
[Grade — 8.50]

Transformers: Robots in Disguise vol.1

  • Autores: John Barber y Andrew Griffith
  • Editorial: Random House Mondadori
  • Encuadernación: Rústica
  • Páginas: 208
  • Precio: 18,95 euros

Etiquetas

Mario de Olivera @fancueva

No sé si el médico que ayudó a mi madre a traerme al mundo me dio un cate en el culo o directamente me arrimó un Spiderman. Lo que sí tengo claro es que desde que tengo uso de razón siempre he tenido un tebeo entre las manos. Por el camino se fueron añadiendo más aficiones que me convierten en un devorador de series, películas y algún que otro libro. Jugador “devezencuandero” a lo que me pongan por delante, siempre y cuando medie el machacamiento de zombies o de ejércitos plagados de magos y orcos, intento estar siempre liado con cualquier actividad lúdico-frikoidal que haga mi existencia sevillana algo más agradable y entretenida. Oh yeah!

Compartir este Artículo en

1 Comentario

  1. Leí por recomendación vuestra todo lo anterior (desde Infiltration hasta la muerte de optimus prime) y me pareció sublime. Lioso, a veces denso y complicado, pero sublime. More than meets the eye se me hizo un poco más pesada. Demasiadas “coñitas” y líneas argumentales poco claras. Eso sí, cuando explicaron la forma en la que se reproducen los transformers y sus consecuencias sociales me pareció bestial. Me queda pendiente esta parte que entiendo que va en paralelo con la otra. A ver si saco un rato, pero es que no da la vida para todo.

Deja un Comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.