‘Transformers Clásicos USA Volumen 4’, con cuerda para rato

Echando la vista atrás (y oteando un poco en el horizonte) cuesta creer la lejos que llegaron estas aventuras protagonizadas por robots que se terminaban transformando en coches, armas o dinosaurios. Ya ven, un batiburrillo en el que tenía cabida todo tipo de estrategias argumentales con tal de engatusar a la juventud de aquellos días. Sí, en eso consistían los tebeos de los Transformers que La Casa de las Ideas publicaba mes tras mes, unos relatos cuya misión principal, y aquí es donde la cosa se ponía interesante, era potenciar la venta de los muñecos que se vendían en las jugueterías de todo el mundo. Curioso, ¿no? Pues más llamativo resulta aún el ver que contaron hasta con una división británica (también publicada por Planeta Comic para goce de muchos aficionados). ¡Qué tiempos aquellos! Nosotros tampoco podemos quejarnos mucho ya que la revisión que hace algunos años la editorial IDW hacía de los Autobots y los Decepticons conseguía ser aclamada por crítica y público.

Unos tebeos, los más recientes, que distan bastante de los contenidos en este ‘Transformers Clásicos USA Volumen 4’ ya que las motivaciones (y exigencias) son de otro tipo. Ahora la prioridad no es vender juguetes sino conseguir que un público adulto se interese por la interminable guerra en la que dos bandos capitaneados por un camión y una pistola no dejan de zurrarse a base de bien. Pero tampoco hay que ser injustos con las series originales ya que consiguieron crear una base sin la cual, el actual producto, no habría llegado hasta donde lo ha hecho. Una cuarta entrega que sigue su curso y no se aleja demasiado de lo expuesto anteriormente, cambiando continuamente de escenario y dándole cierta cuota de página a personajes humanos que añadían elementos más que interesantes para que la calidad de las tramas subiera enteros. Y eso que el bueno de Bob Budiansky supo sacar el máximo provecho  al “ahora estoy vivo, ahora estoy muerto” de cabezas de cártel como Optimus y Megatron, así que poco podemos echarle en cara.

Esta cuarta entrega atesora momentos bastante dignos, incluyendo la que puede ser una de las aventuras  más conocidas de toda la etapa USA, “La Saga de la Subbase”, un relato que cierra por todo lo alto el volumen y que viene cargado de pura exquisitez cósmica. No faltan los personajes humanos en esta trama (ya se advirtió un poco más arriba) dejando bien claro que, a pesar de toda la tecnología y carga sci-fi de la serie, lo más interesante acaba ocurriendo en la Tierra. Pero no se crean que ahí acaban las sorpresas de este tomo, para nada. Por aquí se van a dejar ver los Roadjammers, unos simpáticos cazarrecompensas que atacarán a Autobots y Decepticons por igual. ¿Quieren más? Pues nada, tomen nota: los Witwicky, Fortress Maximus, Scorponok, Galvatron, Rodimus Prime y mucha, mucha acción, toda la que los guionistas Bob Budiansky y Ralph Macchio eran capaces de meter en cada una de las páginas que escribían mensualmente y que tan bien ilustraban gente como Alan Kupperberg, Frank Springer o el incombustible José Delbo. Algo deben tener estos tebeos puesto que pasan los años y estos cacharros metálicos nos siguen embelesando como el primer día. Sí, la maldita (y tan mencionada) nostalgia debe tener algo que ver pero aquí seguimos (sigo) disfrutando como un niño con algunas transformaciones imposibles.

[Grade — 7.50]

Transformers Clásicos USA Volumen 4

  • Autores: V.V.A.A.
  • Editorial: Planeta Comic
  • Encuadernación: Cartoné
  • Páginas: 304 páginas
  • Precio: 30.00 euros

Etiquetas

Mario de Olivera @fancueva

No sé si el médico que ayudó a mi madre a traerme al mundo me dio un cate en el culo o directamente me arrimó un Spiderman. Lo que sí tengo claro es que desde que tengo uso de razón siempre he tenido un tebeo entre las manos. Por el camino se fueron añadiendo más aficiones que me convierten en un devorador de series, películas y algún que otro libro. Jugador “devezencuandero” a lo que me pongan por delante, siempre y cuando medie el machacamiento de zombies o de ejércitos plagados de magos y orcos, intento estar siempre liado con cualquier actividad lúdico-frikoidal que haga mi existencia sevillana algo más agradable y entretenida. Oh yeah!

Compartir este Artículo en

Deja un Comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.