‘Top 10’, tengan cuidado ahí fuera

top_10
Recuerdo la primera vez que leí este relato escrito por Alan Moore, una mezcla del género superheroico con el policiaco. ¿Ein? Una comisaría encargada de luchar contra todo tipo de amenazas en una ciudad donde todo el mundo tiene poderes. ¡Maldito melenudo! Lo ha vuelto a hacer, otra vez se ha sacado de la manga un concepto que, sí, lo voy a decir, revoluciona el comic mainstream. Y no lo hizo una sola vez ya que su línea, America´s Best Comics, nos dio muchas alegrías a los aficionados con títulos como Promethea, Tom Strong o Tomorrow´s Stories.

Moore sabe jugar muy bien sus cartas, no en vano, cada nuevo título que aparece con su firma en los créditos, siempre es motivo de celebración. Cuando esta obra fue publicada, pudimos ver al de Northhampton en plena forma, entregado mes tras mes historias que dejaban en evidencia a la mayoría de sus colegas de profesión, y lo hacía sin demasiada dificultad, parecía ir con el acelerador a medio pisar y, aun así, le sacaba bastante ventaja a su “perseguidor” más cercano. En ‘Top 10’ todo funciona a la perfección, una premisa tan sencilla como la saturación de poderes en una ciudad de lo más peculiar.

¿Quién pondrá algo de orden entre tanto personaje? Los chicos del Distrito 10, una de las zonas más peligrosas de Neópolis, donde los casos más extraordinarios tienen lugar día sí y, al otro, también. Pero claro, todo no se va a resumir en algo tan ¿simple? Para nada. Moore se mueve como pez en el agua a la hora de crear personajes y dotarlos de una historia única a cada uno de ellos. Una caracterización de aúpa que nos hará empatizar con ellos desde la primera viñeta en la que aparezcan. ¿Y qué me dicen de algunas de las amenazas a las que tendrán que enfrentarse?: un gigantesco monstruo ebrio de más de 30 metros, un asesino en serie de gran inteligencia o un acosador sexual invisible que tiene aterrorizadas a todas las mujeres de la ciudad.

Gene Ha fue el elegido para dar brillo y esplendor a la historia. Un dibujante que realiza un trabajo soberbio, donde cada viñeta está “rellena” hasta el último hueco con una eficacia brutal, cada personaje, que no son pocos, está perfectamente diseminado a lo largo del papel. Todo ello sin perder un ápice de narrativa, algo que, teniendo a Moore de director de orquesta, no es nada fácil ya que exige a sus artistas el 200% de su capacidad. Una suerte de “Canción Triste de Hill Street” que marcó un antes y un después en el mundo “viñetil” y que significó otro acierto en la carrero del barbudo escritor. Y ya van…
[Grade — 10.00]

Top 10

  • Autores: Alan Moore y Gene Ha
  • Editorial: ECC Ediciones
  • Encuadernación: Cartoné
  • Páginas: 352
  • Precio: 32,50 euros

Etiquetas

Mario de Olivera @fancueva

No sé si el médico que ayudó a mi madre a traerme al mundo me dio un cate en el culo o directamente me arrimó un Spiderman. Lo que sí tengo claro es que desde que tengo uso de razón siempre he tenido un tebeo entre las manos. Por el camino se fueron añadiendo más aficiones que me convierten en un devorador de series, películas y algún que otro libro. Jugador “devezencuandero” a lo que me pongan por delante, siempre y cuando medie el machacamiento de zombies o de ejércitos plagados de magos y orcos, intento estar siempre liado con cualquier actividad lúdico-frikoidal que haga mi existencia sevillana algo más agradable y entretenida. Oh yeah!

Compartir este Artículo en

Deja un Comentario