‘Thorgal’, Hijo de la Tormenta

Salvo algunas excepciones fantasía épica de los años 70 y 80 del siglo pasado no destacó por su calidad, por ese motivo, a pesar de su fama, me introduje en el mundo de Thorgal con ciertas reservas. Es posible que esto sucediese debido a que el género aún se encontraba dando sus primeros pasos, o a una falta de audacia de los autores y editores para distanciarse de las estructuras y los roles que había creado Tolkien, o que los lectores no se planteasen que la fantasía épica podía ser mucho más rica y diferente de aquello que se ponía a su disposición, o quizás una mezcla de todos estos factores. El hecho es que durante estas décadas por lo general los personajes fueron calcados unos de otros hasta convertirse en clichés utilizados hasta la extenuación, con un anciano maestro que guiaba al joven protagonista granjero o mozo de cocinas y unas tramas en las que el héroe debía asumir su destino que siempre consistía en salvar el mundo y cuyo desenlace era el de enfrentarse a un señor oscuro.

Sin duda las décadas de los años 70 y 80 no fueron las mejores para el género de la fantasía épica con la salvedad de algunas obras destacadas, por fortuna Thorgal es una de ellas. El guionista Jean Van Hamme y el dibujante Grzegorz Rosinski dieron a luz en 1977 esta serie de la que aún se siguen publicando nuevos pasajes tras más de cuarenta años de existencia. Esta saga vivió en sus primeros años toda suerte de vicisitudes muy peculiares para su publicación en la revista Tintín que debieron sortear los autores, ya que Rosinski vivía tras el Telón de acero y los guiones debían esquivar la censura de la Polonia comunista y las páginas ya dibujadas, que se enviaban una a una cada día, debían hacer lo propio para llegar a Francia. A pesar de estas circunstancias adversas los guiones y el dibujo están muy bien realizados, algo que es digno de admirar.

Los relatos que componen este tomo forman una crónica de la vida de Thorgal Aegirsson, que fue encontrado en el mar durante una tormenta por los vikingos y educado como si fuese uno de ellos. A menudo a Thorgal se le compara con Conan y es algo en cierto modo comprensible dado que ambos cómics surgieron con pocos años de diferencia, pertenecen al subgénero de espada y brujería y están protagonizados por dos guerreros hábiles con las espadas, sin embargo son dos personajes muy diferentes: mientras Conan se lanza a la aventura por fama y fortuna y resuelve las situaciones mediante su espada y su arrojo, Thorgal sólo desea vivir en paz junto a su amada Aaricia y resuelve sus problemas mediante el ingenio y la astucia, por lo que el personaje en realidad tiene más en común con Ulises, el rey en Ítaca, que desea volver a su hogar para reencontrarse con su esposa e hijo. Si bien este héroe clásico vive sus aventuras durante su regreso de la guerra de Troya tras provocar la cólera de Poseidón, Thorgal se ve inmerso en sus desventuras por causa de las mujeres, al menos en los relatos recopilados en este tomo, y también son las mujeres las que le ayudan a resolver los problemas que se encuentra a su paso.

Van Hamme construye de forma eficiente cada una de las tramas ya que, entre otras cuestiones, a pesar de tratarse de fantasía épica, los distintos elementos bien hilvanados de los relatos no amenazan en ningún momento la suspensión de incredulidad del lector. Los personajes se encuentran bien definidos y se nos muestran sus motivaciones y deseos, dejando constancia de las causas de sus acciones. El único pero que se le puede achacar en cuanto al guión son los diálogos, ya se trate un vikingo, un salvaje de las montañas o un guerrero de dos metros y medio, todos los personajes que aparecen no tiene diferencias entre su forma de hablar y sus expresiones, haciendo gala de un dominio del idioma que sería la envidia de muchos estudiantes universitarios.

En cuanto al dibujo, Rosinski nos ofrece una excelente narrativa gráfica que incluso hace uso de las formas de las viñetas para remarcar la acción o para acompañar a la rotulación. Sus figuras y fondos ofrecen gran detalle y dinamismo con un diseño bien documentado que sumerge al lector en el siglo IX de nuestra era. Llama la atención de la mejoría que manifiesta el dibujo con el paso de los capítulos de este tomo, algo que no suele suceder en la mayoría de los cómics; sin embargo, no es de extrañar si tenemos en cuenta que entre la publicación de las primeras páginas y las últimas hubo un lapso de más de cuatro años.

Más allá de las cualidades narrativas y artísticas, este tomo integral como objeto de colección es una auténtica maravilla gracias a la magnífica edición que ha realizado la editorial Norma, que ha aprendido que una bella edición junto con un precio ajustado vende. Sin la conjunción de estos factores es más que probable que muchos lectores no se hubiesen decidido a comprar este tomo de tamaño de álbum europeo, con encuadernación holandesa de tela gris, con la numeración y los autores estampados sobre la tela, el título de portada realizado con vinilo de corte en color negro, las portadas originales de cada álbum, las guardas en color sepia con dos drakkars llegando a puerto, un papel de buen gramaje, etc.; y una profusión de extras que comprenden textos sobre la obra y sus autores, preciosas ilustraciones realizadas por Rosinski, diseños y esbozos de personajes y por último una maravillosa lámina protegida en un sobre de plástico transparente.

Teniendo en cuenta la ostensible mejora que acontece con el paso de las páginas de este tomo, sin duda su calidad continuará ascendiendo con los siguientes integrales que es muy posible que conformen una colección de diez tomos en total. En definitiva este tomo, que si bien no es perfecto, es muy recomendable para todos los lectores de fantasía épica, una fantasía épica que por su fecha de publicación se podría considerar clásica pero que, no obstante, no sufre de la mayoría de defectos que posee ésta y que se distancia aún más dado que Thorgal atesora ciertas pinceladas de ciencia ficción.

Thorgal. Integral 1

  • Autores: Jean Van Hamme y Grzegorz Rosinski
  • Editorial: Norma Editorial
  • Encuadernación: Cartoné
  • Páginas: 216 páginas
  • Precio: 33,25 euros en Amazon

Etiquetas

Fran Padilla @

Compartir este Artículo en

Deja un Comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.