‘Thor: Relatos de Asgard’, magia hecha viñetas

Parece que Panini se ha posicionado como una de las editoriales que más cuida el aspecto de algunas de las obras residentes en su casa vez más extenso catálogo. Y no lo decimos de manera gratuita ya que, desde hace ya algunos años, selecciona historias representativas de sus personajes estrella y las envuelve en un formato bonito, espectacular y que se salga un poco de “lo normal”. Lo ha hecho con la obra de Frank Miller, con la remozada línea de Novelas Gráficas Marvel y, de golpe y porrazo, cogiendo a todo el mundo por sorpresa, con este maravilloso y delicioso ‘Thor: Relatos de Asgard’. Una serie de historias protagonizadas por el Dios del Trueno que nos llega en un formato espectacular, una edición de la que hablaremos después pero que, una vez que la tenemos en las manos, nos damos cuenta del cariño y el cuidado que han puesto en la elaboración del libro.

Para ponernos un poco en situación, habría que hablar de la cabecera “Journey Into Mystery” de Atlas que arranca allá por el año 1952 y donde tenía cabida todo tipo de historias cortas, géneros de todas clases (terror, ciencia ficción, fantasía) se aglutinaban para entretenimiento de la muchachada de la época. Cada vez había más superhéroes pululando por las páginas de los comics, poco a poco habían hecho su presentación Los Cuatro Fantásticos, Hulk o Spiderman y llegaba el momento de sacarse de la chistera a alguien que fuera mucho más poderoso que el humano más fuerte. ¿Cómo se hace esto? Pues siendo el elegido un dios. Así de fácil. La historia a partir de aquí es de sobras conocida por todos, un Thor, hijo de Odín, que terminaría adueñándose de la mencionada serie y cuyas raíces e inspiración nórdica lo auparía como uno de los mayores aciertos del bueno de Stan.

Aunque de comienzos algo titubeantes (esa influencia de la mitología nórdica era apreciable en algunos de los personajes utilizados y poco más), rápidamente Marvel movió ficha y se percató que se estaba desaprovechando un producto que podía dar mucho más de sí. Los dioses que se dejaban ver por la colección durante su primer año de vida, protagonista principal incluido, no podían ser más planos, una superficialidad que no salvaba no siquiera las ideas que se habían tomado prestadas de las Eddas (textos mitológicos, religiosos y heroicos que se conservan desde el siglo XIII gracias a la tradición oral y que versan sobre nuestros amigos los dioses nórdicos). Sería en la entrega número 97 de la colección en la que, tras la presentación de Thor y sus inanes aventuras, aparecería el complemento “Tales of Asgard”, cinco páginas por grapa donde se introducirían muchos conceptos mitológicos: Surtur, los Gigantes de Hielo, Yggdrasil o los Aesir.

Sin prisa pero sin pausa, la pareja formada por Stan Lee y Jack Kirby van adaptando muchas de las situaciones aparecidas en las mencionadas Eddas (en la prosaica y en la poética) y no será hasta la centenaria entrega que veremos al propio Thor, y lo hará como un niño, tejiendo de esta manera el pasado del personaje. Lo que empieza como historias autoconclusivas de extensión más bien corta, irá mutando hasta formar arcos argumentales más largos, con tramas algo más elaboradas y complejas donde la aventura brilla como el elemento principal de cada uno de los relatos. Como jugada extra, muchas de esas tramas mitológicas darían el salto desde el complemento hasta la serie madre, siendo introducidas de manera muy inteligente para que aportarán más trasfondo al personaje. Bien es cierto que muchos de estos episodios tendrían que ser “adaptados” para que aparecieran en un tebeo puesto que los originales podían ser demasiado duros para los tiernos infantes lectores (echen un vistazo al encarcelamiento de Loki si quieren salir de dudas).

Todo se resume en un “sense of wonder” que hacen de este material algo muy querido por los aficionados, una lectura muy entretenida en la que encontraron todo lo que, quizás, se esperaba de la cabecera principal. Bien es cierto que los guiones de Lee cuentan con el apoyo de un material ya existente pero a nadie se le puede pasar por alto el gran trabajo de adaptación que realiza en estos Relatos de Asgard. Vamos a saber mucho más de la niñez y de la juventud de Thor, su relación con Odín y con Loki, los Tres Guerreros, el Valhala, Hercules, reyes convertidos en dragones, combates épicos, traiciones  y mucho más se dan la mano en una serie de historias memorables.

Por su parte, el Rey, realiza uno de los trabajos más acertados de su carrera, sus páginas están llenas de fuerza y vida, el dinamismo de las escenas de acción suele ser apabullante, los momentos de “tranquilidad” se resuelven perfectamente. Para ello, y aunque nunca solemos mencionar el trabajo del entintador, tendrá como compañero de armas a un Vince Colletta que nunca fue del gusto de muchos aficionados. Sus pinceles de gran sencillez sirven de gran complemento a los lápices de Kirby, dando como resultado un trabajo que está a la altura y no decepciona en absoluto. Muchos de los modelos y situaciones que nos vamos a encontrar en este compendio serán utilizados años más tarde en una de las etapas más laureadas de todos los tiempos, la firmada por Walter Simonson, una auténtica obra maestra del Noveno Arte que sigue siendo fuente de inspiración para muchos autores.

En cuanto a la edición que se ha marcado Panini, no podemos decir nada negativo. Uno de los libros más bonitos que reposan en mis estanterías. Un volumen que cuenta con una encuadernación holandesa, portadas acolchadas y con relieves simulando un libro antiguo, incluso las páginas han sido guillotinadas de manera “artesanal”, mostrando un corte irregular bastante llamativo y atractivo. Tampoco podemos pasar por alto la labor de uno de esos eruditos del comic clásico como es Raimon Fonseca, que gracias a sus textos podemos saber más sobre el contexto de muchos de los relatos contenidos en este volumen y la relevancia que tendrían con el paso de los años. Y poco más que añadir sobre un comic y una edición única. Esperemos que la cosa no pare aquí y podamos disfrutar de más “experimentos” editoriales como este.

[Grade — 10.00]

  • Autores: Stan Lee y Jack Kirby
  • Editorial: Panini
  • Encuadernación: Cartoné
  • Páginas: 264
  • Precio: 40 euros

Etiquetas

Mario de Olivera @fancueva

No sé si el médico que ayudó a mi madre a traerme al mundo me dio un cate en el culo o directamente me arrimó un Spiderman. Lo que sí tengo claro es que desde que tengo uso de razón siempre he tenido un tebeo entre las manos. Por el camino se fueron añadiendo más aficiones que me convierten en un devorador de series, películas y algún que otro libro. Jugador “devezencuandero” a lo que me pongan por delante, siempre y cuando medie el machacamiento de zombies o de ejércitos plagados de magos y orcos, intento estar siempre liado con cualquier actividad lúdico-frikoidal que haga mi existencia sevillana algo más agradable y entretenida. Oh yeah!

Compartir este Artículo en

Deja un Comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.