‘The Victories: Marcado’, existencialismo superheroico

The-Victories-01-portada

Nos cuenta Víctor García en la introducción de este volumen que, durante el proceso de creación de esta obra, Michael Avon Oeming pasó por una profunda depresión. A la luz de este hecho, que el propio autor explica en el apartado de extras al final del tomo, la lectura de ‘The Victories’ cobra un matiz diferente. Oeming se planteó la creación de este cómic como una terapia; una manera de mantener la mente ocupada y de canalizar los demonios internos a través del arte. Así, sus miedos e inseguridades cobran vida en el papel a través de la deriva emocional de Fausto, uno de los miembros del grupo superheroico que da nombre a la obra, y a la postre, protagonista absoluto de esta miniserie.

Fausto obtuvo y desarrolló sus poderes siendo adolescente, entrenando junto a su amigo Ataque bajo las órdenes de su maestro, conocido como La Marca. Su amigo, que cayó en desgracia, es solo una de las muchas heridas supurantes que Fausto conserva de su pasado, y que le siguen remordiendo en el presente. Sus noches en vela, su desarraigo, sus dudas sobre cómo debe comportarse un héroe y su falta de autoestima son un reflejo del tortuoso estado mental de Oeming en aquella época, transformando así lo que podría haber sido una simple historia de superhéroes en una especie de slice of life visceral y cargado de emociones, donde la venganza y la búsqueda de uno mismo se tornan en sus principales motores.

Los desvelos de Fausto y sus intentos por ajustar cuentas del pasado se complementan con la presencia de un cruel villano, El Chacal, que intenta atraer a Fausto hacia el lado oscuro, a tomarse la justicia por su mano y perder la poca humanidad que le queda. El Chacal, con sus incisivas líneas de diálogo y sus salvajes métodos, se puede interpretar como el lado más oscuro de la psique humana, el que nos impulsa a seguir nuestros instintos más primarios. El demonio que habita en nosotros y que de vez en cuando despierta.

Pese a que las influencias de autores como Brian Michael Bendis, Grant Morrison o Frank Miller resultan evidentes en ‘The Victories’, Oeming le aporta una personalidad propia a la serie, tanto en el tono de la historia como en su apartado gráfico, que la diferencia de cualquier otra obra suya que hayamos leído con anterioridad. Eso no impide que percibamos los puntos más flojos del relato, entre ellos, un desarrollo un tanto pobre de los personajes secundarios y cierta falta de profundidad en el hilo argumental que explica la relación de Fausto con su amigo Ataque. Por suerte, cabe esperar que esos cabos sueltos se vayan remendando en los números de la serie regular que comenzó a publicarse tras el éxito de la primera miniserie. Mientras tanto, vale la pena acercarnos a ‘The Victories’ para comprobar que, por mucho que nos creamos acostumbrados a leer historias oscuras de superhéroes, aún quedan autores capaces de sorprendernos con la vertiente más tenebrosa y existencial del género.

The Victories: Marcado

  • Autor: Michael Avon Oeming
  • Editorial: Aleta Ediciones
  • Encuadernación: Rústica
  • Páginas: 136
  • Precio: 14,95 euros

Etiquetas

Jaime Valero @jvalerolife

Nací en el año de las inquietantes profecías literarias de Orwell. No traje ningún tebeo bajo el brazo pero en cuanto alcancé el uso de la razón el cómic se convirtió en una de mis máximas prioridades. Combino las viñetas y bocadillos con otras muchas pasiones delirantes e intento que todas ellas convivan en mi carrera como periodista y traductor. Mi cuartel general se encuentra radicado en Madrid.

Compartir este Artículo en

Deja un Comentario