‘The Art of Harvey Kurtzman’, el genio loco de los cómics

kurtzman01.jpg

Es posible que el nombre de Harvey Kurtzman no os suene demasiado, pero si os digo que es el fundador y principal artífice de la mítica revista ‘MAD’, seguro que sabéis por dónde van los tiros. Kurtzman nació en Brooklyn en 1924, y hasta su muerte en 1993 se dedicó por completo al cómic, en una carrera llena de altibajos que queda perfectamente reflejada en este libro, escrito por Denis Kitchen y Paul Buhle.

Kurtzman estudió en el High School of Music and Art de Nueva York, en donde además de conocer a otros jóvenes que soñaban con triunfar en el mundo del 9º arte, adquirió sus primeras tablas para empezar a trabajar de forma profesional. Lo interesante de este libro es que no sólo asistimos a la evolución de Kurtzman como artista, sino también a la del propio cómic americano. Por sus páginas pasan nombres tan reconocibles como el de Stan Lee, con quien trabajó Harvey durante el periodo pre-Marvel en que la editorial se llamaba Timely Comics.

Stan Lee dirigía con mano de hierro a los autores, aunque Kurtzman disfrutó de cierta libertad al encargarse de páginas de relleno con la que sería su primera gran obra de humor surrealista: ‘Hey Look!’. Una serie que realizó durante la segunda mitad de la década de los 40, hasta que optó por hacer las maletas y mudarse a otra editorial, E. C. Comics, en lo que sería el punto álgido de su carrera.

kurtzman06.jpg

Hasta esas fechas, E. C. era conocida como Educational Comics, hasta que el hijo del dueño original decidió darle un giro absoluto a la línea editorial para crear cómics dirigidos fundamentalmente al entretenimiento. Así nacieron cabeceras dedicadas al terror, la ciencia-ficción o el género bélico, como ‘Tales from the Crypt’, ‘Weird Science’ y ‘Two-Fisted Tales’. Kurtzman participó activamente en buena parte de ellas, especialmente en las de contenido bélico. Su intención era acabar con la imagen adulterada y patriotista de la guerra, para mostrar sus miserias y sus efectos sobre el ser humano. Su actividad en estas publicaciones coincidió con el estallido de la guerra de Corea, por lo que su trabajo no podía estar más de actualidad.

Pero lo mejor que hizo Kurtzman para E. C. fue crear ‘MAD’ en 1952, el mayor referente del cómic humorístico del pasado siglo. Su decisión de volver al cómic humorístico tras las historias bélicas y de terror que había realizado, se basó en el agotamiento del autor por la cantidad de documentación y de trabajo que suponía hacer esas páginas, que apenas le permitían ganar lo suficiente para vivir.

kurtzman05.jpg

En los primeros números de ‘MAD’, Kurtzman escribió todas las historias, realizó los bocetos preliminares e incluso ilustró algunas de ellas. En las que no, contó con antiguos compañeros suyos en otras publicaciones, todos de enorme talento, entre los que se contaban Will Elder, Jack Davis y Wally Wood. El resultado fueron historias que parodiaban desde los géneros más populares del cómic, hasta la actualidad política, pasando por una experimentación con las portadas inédita hasta la fecha. Lamentablemente, Kurtzman decidió abandonar la revista en 1955, para emprender nuevas empresas que no terminaron de cuajar.

Para no extenderme demasiado, ya que no podré contarlo mejor que en este libro, sólo diré que Kurtzman probó suerte con nuevas publicaciones humorísticas (‘Trump’, ‘Help!’) que no dieron el resultado esperado, y dejaron al autor en serias dificultades económicas. Su carrera remontó a principios de los 60 con un encargo para la revista ‘Playboy’ (Kurtzman ya había trabajado con Hugh Hefner en alguna ocasión), la serie ‘Little Annie Fanny’, que realizó en colaboración con Will Elder durante veintiséis años. La obra le reportó grandes beneficios económicos, pero para buena parte de sus fans significó un paso atrás en su carrera. Sí, la serie era divertida y Kurtzman tenía cierta libertad para tratar los temas que le interesaban, pero la limitación del personaje y el hecho de que al final de cada historia tuviera que terminar sí o sí en pelotas, redujeron mucho sus posibilidades.

kurtzman07.jpg

Toda esta trayectoria que apenas he apuntado aquí, queda explicada a la perfección en las páginas de este libro. Además, se incluye un montón de material gráfico de todas sus etapas, incluyendo bastantes páginas e ilustraciones inéditas. Kurtzman fue un autor con un magnífico sentido del humor y bastante buena mano para el dibujo. Sus decisiones editoriales no siempre fueron las mejores, pero cierto es que el tener que deambular de un lado a otro en busca de trabajo le obligó a experimentar y probar nuevas fórmulas para explotar su vena artística.

Entre sus grandes logros en el mundo del cómic, además de fundar ‘MAD’ y de ayudar a remontar a la hoy recordada E. C. Cómics, Kurtzman también dio sus primeros trabajos a artistas hoy de sobra conocidos en sus respectivas disciplinas. Entre ellos encontramos a dos maestros del cómic underground como Robert Crumb y Gilbert Shelton, y a dos futuros Monty Python: Terry Gilliam y John Cleese. Además, su nombre ha dado lugar a los importantísimos Premios Harvey de cómic. Sin duda, un autor para descubrir o recordar, y para ello, nada mejor que asomarse a estas páginas.

Ficha Técnica

kurtzmanreview.jpg

* Título: The Art of Harvey Kurtzman
* Autores: Denis Kitchen y Paul Buhle
* Editorial: HNA
* Formato: Libro apaisado tapa dura // 244 páginas // color
* Precio: 40 dólares

Etiquetas

Jaime Valero @jvalerolife

Nací en el año de las inquietantes profecías literarias de Orwell. No traje ningún tebeo bajo el brazo pero en cuanto alcancé el uso de la razón el cómic se convirtió en una de mis máximas prioridades. Combino las viñetas y bocadillos con otras muchas pasiones delirantes e intento que todas ellas convivan en mi carrera como periodista y traductor. Mi cuartel general se encuentra radicado en Madrid.

Compartir este Artículo en