‘Tebori vol.3’, magnífico ¿punto y seguido?

Si Robledo y Toledano no patinan en la conclusión de ‘Tebori’ que, suponemos, verá la luz en algún momento indefinido del próximo año, estaremos en disposición de hablar de la nueva trilogía de los autores como aquella que logró algo que parecía imposible a priori: superar a la superlativa ‘Ken Games’.

Con estas líneas comenzaba servidor hace cosa de un año la entrada correspondiente al segundo volumen de ‘Tebori’ vaticinando que, de seguir a tal escala de calidad, lo que José Robledo y Marcial Toledano tenían en su mano era colocar a su nueva trilogía por delante de aquella con la que se dieron a conocer. Doce meses más tarde nos encontramos en posición de afirmar que, si bien la percepción final sobre la misma es que se queda a escasos pasos de lo que los autores consiguieran con ‘Ken Games’, este tercer volumen de ‘Tebori’ no sólo corona otra saga asombrosa, sino que se coloca por derecho entre las mejores lecturas de 2017, algo que, por otra parte, casi podíamos prever de antemano dado lo que hasta ahora habíamos leído y considerando la plena confianza que, al menos este redactor, tiene depositada en dos nombres que ya forman parte inherente de lo mejor que es capaz de ofrecer el tebeo español.

Cerrando la totalidad de las tramas abiertas —bueno, casi la totallidad…y hasta aquí puedo leer— en esta historia de tatuajes, yakuzas e intrigas policíacas, el guión de José Robledo nunca se siente precipitado ni da la sensación de que, con tal de dejarlo todo atado, el escritor haya reducido sus intenciones para aquello que quería contar. Dicho de otra forma, si bien es muy común encontrarse con que, al desarrollar una historia, ésta pide más extensión de la que finalmente atesora, no sucede ésto con el guión de ‘Tebori’, una sensación que si algo ayuda a transmitir es lo controlado que Robledo tiene todo el conjunto desde la primera página del primer álbum y la precisión con la que va haciendo discurrir un relato que funciona como un mecanismo de relojería suiza.

No faltando ni sobrando nada en la forma en la que ‘Tebori’ nos agarra por las gónadas para soltarnos tras 48 intensísimas páginas —y atención a lo que sucede en el clímax de este tercer álbum, que trasciende lo sorprendente sin despeinarse—, es de nuevo el arte de Marcial Toledano, como ya pasara en las dos entregas previas, el que eleva la lectura a cotas que continúan dejándonos completamente epatados. Y si la totalidad del volumen responde de forma categórica a dicha cualidad, es en esas páginas que conforman el culmen de la acción donde el artista da un do de pecho digno del mayor tenor, cuajando unas planchas —lo de la doble splash es de quedarse con los ojos como platos— que siguen dando claras señales del afán de superación del de Talavera de la Reina. ‘Tebori’ cumple, cumple con holgura y, por si eso no fuera premio suficiente, deja la puerta muy abierta a que, en un futuro indefinido, Robledo y Toledano vuelvan sobre las aventuras del maestro tatuador Yoshi. ¿Nuestra petición? Puff, difícil de concretar. Nos encantaría ver ya qué tienen en mente para dar continuidad a la historia —si es que esa es su intención, claro— pero también disfrutaríamos sobremanera con una nueva propuesta de los artistas. Sea como sea, lo que es seguro es que aquí estaremos para dar buena cuenta de ella.

Tebori vol.3

  • Autores: José Robledo y Marcial Toledano
  • Editorial: Diábolo Ediciones
  • Encuadernación: Cartoné
  • Páginas: 48 páginas
  • Precio: 15,15 euros en Amazon

Etiquetas

Sergio Benítez @fancueva

Lector voraz. Cinéfilo empedernido. “Seriófilo” de pro. Jugador (que no ludópata, cuidado) impenitente. Melómano desde la cuna. Arquitecto de carrera. Profesor por vocación. Gaditano de nacimiento. Sevillano de corazón. Cuarentón recalcitrante y compulsivo "opinador" acerca de todo aquello que es pasión personal.

Compartir este Artículo en

Deja un Comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.