‘Suero’, melancolía

Primer trabajo de Cyril Pedrosa en que el artista francés deposita en otras manos la labor de encajar en viñetas la historia, ‘Suero’ es, ante todo, un hijo de nuestro tiempo. Un tiempo que costaría definir por lo caleidoscópico de su talante pero que, sin lugar a dudas, cabría ser tachado de honestamente mentiroso: el poder de las redes sociales y los medios de comunicación para contarnos la verdad sin ambages se ve constantemente empañado por el uso indiscriminado de la mentira y la hipocresía, y asomarse a cualquiera de los dos ámbitos es un deporte de riesgo en el que hay que inmersionar con la cabeza muy bien amueblada sabedores de que, probablemente, un 80% de lo que nos vamos a encontrar huye de la veracidad en aras del sensacionalismo.

Es esa verdad la que, a modo de McGuffin, sirve a Pedrosa para hilvanar un retrato gris y melancólico de un futuro no muy lejano —la acción se sitúa en el año 2050— en el que un suero psicoactivo, que se administró a un nutrido grupo de insurgentes contra el status quo, les impide mentir. Uno de ellos, el protagonista, trata de vivir aislado de la sociedad y no mantiene contacto con casi nadie consciente de que, ante cualquier pregunta que pudiera comprometerle, no tendría otra que decir lo que piensa tal y como lo piensa. Inmerso pues en una soledad impuesta, Kader se verá envuelto en una serie de acontecimientos que le harán salir de su cueva de ermitaño para enfrentarse a un mundo que quiere y debe cambiar.

Escalofriante por lo auténtico y estremecedor por su capacidad de anticipar una realidad que se antoja de todo menos lejana y ficticia, el relato de Pedrosa es un pequeño compendio de diversos hallazgos entre los que cabe destacar la intensa forma en la que el guionista consigue atenazar al lector y hacerle partícipe de esa profunda melancolía que dimana del rostro de su protagonista en particular, y de ese futuro en general. Un futuro deshumanizado que juega a placer con la ironía y el sarcasmo —esa página final— y que queda representado a la perfección en sus tonalidades grisáceas y plomizas por la paleta de colores elegida por Nicolas Gaignard, cuyo trazo, que recuerda vagamente al de Frederik Peeters, es perfecto para dar las últimas puntadas al sólido argumentario que esgrime ‘Suero’.

Suero

  • Autores: Cyril Pedrosa y Nicolas Gaignard
  • Editorial: Norma
  • Encuadernación: Cartoné
  • Páginas: 152 páginas
  • Precio: 30,40 euros en Amazon

Etiquetas

Sergio Benítez @fancueva

Lector voraz. Cinéfilo empedernido. “Seriófilo” de pro. Jugador (que no ludópata, cuidado) impenitente. Melómano desde la cuna. Arquitecto de carrera. Profesor por vocación. Gaditano de nacimiento. Sevillano de corazón. Cuarentón recalcitrante y compulsivo "opinador" acerca de todo aquello que es pasión personal.

Compartir este Artículo en

Deja un Comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.